Katopodis garantizó que no habrá “discriminación de ningún tipo” en materia de obras públicas

“Cada municipio va a recibir los fondos que le correspondan”, afirmó el ministro ante los diputados. Afirmó que cancelaron unos 35 mil millones de pesos de deuda de la gestión anterior.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, le dio la bienvenida a Katopodis al inicio de la videoconferencia.

El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, participó este jueves de la primera reunión del año de la Comisión de Obras Públicas de la Cámara baja, que preside la diputada Magdalena Sierra, en la que realizó un puntilloso detalle de los ejes de su gestión, como así también lo realizado en los meses que lleva al frente de esa cartera.

En el inicio de su exposición, el ministro señaló que llevaron adelante “la reconstrucción” de un ministerio que se había disuelto como tal durante la gestión Cambiemos. “Tuvimos que volver a crear la estructura orgánica propia del Ministerio de Obras Públicas”, recordó, señalando que “hemos puesto en marcha esa estructura, con un objetivo muy claro que era el de reactivar la cartera de obra pública que estaba en marcha”.

En ese sentido detalló que había alrededor de 280 proyectos en total que habían sido puestos en marcha, y al respecto señaló que “tuvimos que cancelar un conjunto de deudas, muchas estaban paralizadas por problemas de financiamiento, deudas con los contratistas, y ese objetivo se cumplió a lo largo del primer trimestre. Cancelamos unos 35 mil millones de deuda que se habían originado en la gestión anterior, y fue el primer paso para poner en marcha las obras que estaban en ejecución”.

Tras puntualizar que de las obras en ejecución, el 60% estaban “paralizadas”, remarcó que “reiniciamos todos los proyectos de obra e infraestructura sin preguntarle a ninguna ciudad o provincia a quiénes habían votado sus habitantes, convencidos de que la obra pública se tiene que ejecutar con un carácter federal, comprometidos con una convicción planteada por el presidente: terminar con el concepto de que se paralizan las obras porque las inició un gobierno anterior de otro color político”.

Katopodis contó que se ha armado una mesa de trabajo con las 24 jurisdicciones y el objetivo ha sido cancelar todas las deudas y poner en marcha esas obras. “Fue la primer señal con la que queríamos marcar cuál es el espíritu con el que estamos trabajando en este ministerio y la consigna que nos ha dado el presidente”.

A la hora de marcar los objetivos, el ministro señaló que tienen tres agendas de trabajo muy claras. La primera son los grandes proyectos, “la matriz estratégica con la que tenemos que apuntalar la infraestructura social argentina, esas que trascienden gobiernos, ciclos de sentidos partidarios distintos y que son las obras estructurales que necesita la Argentina”.

El segundo punto tiene que ver con “aquellas obras de impacto metropolitano, las rutas, circunvalaciones, sistemas hídricos, cloacas, cuencas, todo lo que hace a la escala metropolitana”. El tercer eje tiene la orientación de desarrollar obra pública en los 2.300 municipios de la Argentina”.

“Los tres ejes cruzados por un mismo propósito -agregó-: generar mano de obra, muy convencidos de que la obra pública es un pilar en la Argentina, más en tiempos de crisis como este”.

Katopodis se manifestó convencido de que la obra pública sirve para poner en movimiento la rueda de la reactivación. “La generación de mano de obra de la mano de estos proyectos se plantea en función de lo que genera cada proyecto, pero también la cadena de construcción de manera indirecta, que moviliza cada eslabón, que es la parte de cumplimiento de un determinado proyecto de infraestructura y obra pública”.

“La agenda de obra pública está además cruzada por decisiones tomadas desde el primer día de gestión: construir un fondo de infraestructura social del cuidado, un objetivo antes de la pandemia y que con la pandemia estamos reafirmando y profundizando”, puntualizó. Luego mencionó tres componentes, y en primer lugar citó el sanitario, mencionando a “los hospitales que hicimos en municipios alineados con el oficialismo y ciudades de la oposición, más de 50 obras que hicimos en todo el país, ampliando hospitales, remodelando terapias, poniendo en valor nuestra red de salud”.

Al respecto señaló que se sumaron 2.500 camas en un lapso muy corto a la red pública de salud para atender la pandemia.

Mencionó también un plan instrumentado con el Ministerio de la Mujer para generar una red de cuidado, y por último atender la infancia, con una red de cuidado infantil.

Habló también del desarrollo de obra pública con perspectiva de género: “Por eso pusimos en marcha esa línea de trabajo que significa poder definir pautas específicas sobre cómo la obra pública al momento del diseño y ejecución esté garantizando esa perspectiva de género, que garantice que la fuerza laboral sea también de paridad”.

“En ese contexto estamos convencidos de que este ministerio tiene que ser más eficiente y transparente, por eso pusimos un programa de calidad institucional, constituyendo el área de transparencia para desarrollar desde allí los acuerdos y normas de integridad para regular la obra pública nacional”, comentó recordando también que este miércoles pusieron en marcha el Observatorio Federal de Obra pública, con la idea de que las universidades públicas y privadas, y ONGs y cámaras hagan un seguimiento con recomendaciones para esos proyectos. Por último, se pondrá en marcha próximamente el mapa federal de obra pública.

Gabriel Katopodis concluyó su exposición señalando que “toda esta agenda de trabajo la estamos ejecutando con total equidad. Cada municipio va a recibir los fondos que le correspondan, según su población, sin discriminación de ningún tipo”.

“Toda la obra pública se está reactivando con protocolos sanitarios, venimos siendo muy cuidadosos con el cumplimiento de esos protocolos”, finalizó el ministro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password