La Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados homenajeó a la COPLA

En el marco de un encuentro del que tomaron parte Daniel Filmus y miembros de la comisión encargada de establecer el nuevo límite exterior de nuestra plataforma continental, detallaron la tarea cumplida durante 20 años y recibieron un merecido reconocimiento.

La Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara baja realizó este jueves una reunión informativa dedicada a detallar la labor llevada a cabo por la Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), de la que tomaron parte el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, y representantes de COPLA.

Y para dejar claro el homenaje que los diputados pretenden dar por la tarea que llevó adelante durante 20 años, trascendiendo gobiernos de distintos signos políticos, y que hoy permiten a la Argentina una nueva demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina.

Así lo estableció en el inicio de la reunión la diputada fueguina Mabel Caparrós (Frente de Todos), quien leyó el texto del proyecto de declaración redactado para hacer “un mínimo reconocimiento a quienes trabajaron tanto”.

Dicho proyecto expresa “beneplácito por el trabajo ininterrumpido durante dos décadas realizado por la Comisión Nacional de Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA) dependiente del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, que ha permitido la demarcación del límite exterior de la plataforma continental de la República Argentina y de esta manera la reafirmación de nuestros derechos de soberanía”.

Participó del encuentro Daniel Filmus, quien al hablar felicitó a todo el equipo de COPLA por tamaña tarea y reconoció también a los legisladores por haber tenido “la voluntad política de que esto se convirtiera en ley”, por cuanto este reconocimiento de Naciones Unidas estaba aprobado allí desde 2017, pero ahora “esto nos da seguridad jurídica”, señaló Filmus.

Filmus reivindicó el trabajo de COPLA, señalando entre otras cosas que se ha demarcado también la parte que corresponde a Malvinas, a pesar de que Naciones Unidas dejó en un compás de espera a las zonas que tienen conflictos territoriales para dirimir. Con todo, “tomamos la decisión soberana de demarcar toda esa zona y por qué no también la plataforma continental que corresponde al Antártida argentina”, señaló.

La voz cantante la llevó durante la reunión Frida Armas Pfirter, coordinadora general COPLA, quien destacó el fruto del trabajo de esa comisión y dio detalles de “la odisea que fue poder demostrar hasta dónde se prolongaba naturalmente el territorio argentino bajo el mar”.

“Se acordó que el límite de la plataforma continental no es una medida fija, sino que para decir hasta donde se extiende hay que demostrar esa prolongación natural de territorio bajo el mar”, comentó la especialista.

Desde 1991 se estableció que la Argentina se extendía hasta el borde exterior del margen continental, lo cual está contenido en la convención de Naciones Unidas de Derecho en el Mar. “Había que demarcar ese límite que no se sabía hasta donde llegaba –comentó Armas Pfirter-. En 1997 se creó COPLA, que estuvo presidida por Cancillería, por ser un límite del país, e integrada por el Servicio de Hidrografía Naval, y el Ministerio de Desarrollo Productivo”.

“En el 97 no sabíamos cómo hacerlo, no lo sabía nadie”, reconoció la coordinadora de COPLA, que recordó que hasta entonces la  plataforma submarina llegaba hasta los 200 metros de profundidad. Ahora se tendrían en cuenta profundidades de más cinco, seis mil metros. “Lo que sí se tuvo en cuenta es que estamos en Argentina: queríamos hacer las cosas lo mejor posible, pero no teníamos todos los recursos”.

Así las cosas, establecieron que en la zona norte, donde hay petróleo, convenía “hacer sísmica”; en otros sectores no convenía. “La Argentina probó en cada sector los dos criterios, las dos formas de determinar el pie del talud y eligió en las dos zonas el límite que más convenía. Nosotros tratamos de trabajar con todo tipo de datos; se hicieron muchas campañas solo para conseguir datos para COPLA”. Y después de la presentación, se siguieron haciendo campañas para buscar datos de confirmación.

En ese marco, Pfirter contó que “se descubrieron muchas formaciones, terrazas, cañones que no se conocían. La Argentina se ha enriquecido muchísimo con todo ese conocimiento de nuestros recursos”, y comentó que la próxima campaña offshore de la Secretaría de Energía va a ser sobre la base de estas informaciones. También los datos obtenidos sirvieron para ser utilizados en la búsqueda del submarino ARA San Juan.

El nuevo límite fue presentado ante Naciones Unidas, “pero lo que todos los estados acordamos es cómo es un límite que tiene que responder a una realidad natural. Se creó un órgano científico integrado por 21 científicos de todos los países que analizan si lo que el Estado presenta se corresponde con las normas internacionales y es cierto”, señaló la coordinadora, remarcando que “la presentación argentina es una de las relevantes”, tal cual reconocieron en Naciones Unidas.

La presentación se hizo en 2009; el análisis de la misma arrancó en 2012 y se analizó durante casi cuatro años. “Todo llevó a que en 2016 u 2017 la comisión nos diera unas recomendaciones muy positivas. Los criterios empleados fueron todos aprobados”.

Por otra parte Pfirter recordó que ese órgano de Naciones Unidas dijo que no tenía competencia para analizar zonas en las que hubiera problemas de límites o hubiera una controversia territorial o marítima. “Nosotros tenemos el problema con el Reino Unido y la zona de la Antártida”, destacó, apuntando que “la comisión reconoció que existía una disputa de soberanía y ese reconocimiento tuvo como consecuencia que en la aplicación de las normas posterga el análisis de los datos presentados en esa zona hasta que se resuelva la disputa”.

De tal manera se formó una subcomisión para esas zonas, pero se instruyó para que no hubiera un pronunciamiento por el momento.

El Reino Unido también presentó sus estudios incluyendo a las islas del Atlántico Sur, pero como la Argentina lo objetó en su totalidad, no formó una subcomisión para hacerlo. En la Antártida, en tanto, se adoptaron tres decisiones: Australia hizo la presentación de la plataforma continental derivada de su sector hasta la Antártida; luego Argentina y después Noruega recibieron las objeciones y nuestro país reconoció que existía una situación especial. Otros estados como Chile, Nueva Zelanda, Francia y el Reino Unido dijeron que iban a presentar sus estudios más adelante.

Luego de Pfirter, expusieron otras personas que trabajaron en COPLA, como el ingeniero Marcelo Paterlini, quien ofició como coordinador científico; Martín De Isasi, del Grupo de Hidrografía; el agrimensor Edgardo Monteros, del equipo de Cartografía y Paula Vernet especialista en Derecho Internacional Público.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password