Los desafíos de regular la Inteligencia Artificial

Fue uno de los temas del webinar organizado por el Círculo de Legisladores, que también comprendió el futuro del trabajo y el debate en la Comunidad Europea.

Continuando con el objetivo de avanzar y realizar un análisis interdisciplinario respecto al conocimiento de Inteligencia Artificial, el Círculo de Legisladores de la Nación y el Instituto de Estudios Estratégicos y de Relaciones Internacionales , llevaron a cabo el webinar “Cambio de Roles 3ra. Edición Inteligencia artificial”, que contó con las exposiciones de Federico Álvarez Larrondo, profesor responsable de la cátedra “Inteligencia Artificial, Tecnología y Derecho” de la Universidad de Mar del Plata (UNMDP) y Marco Patricio Crasso, exinvestigador  del CONICET. La actividad se llevó  a cabo por la plataforma remota YouTube del CLNA, fue presentado por su presidente, Daniel “Chicho” Basile, y actuó como moderadora la secretaria de Interior, la senadora (MC) Liliana Gurdulich. 

Durante el encuentro se trataron temas como el “Nuevo Derecho Artificial, los desafíos de regular la Inteligencia Artificial, el futuro del trabajo y el debate en la comunidad europea”. El Webinar se encuentra en el marco del Programa Simulacro “Cambio de Roles”, una iniciativa coordinada por el Instituto de Estudios Estratégicos y de Relaciones Internacionales del CNA, que preside el diputado de la Nación (MC) Humberto Roggero.

“Seguimos trabajando por el bien común. Hemos impulsado dos proyectos de ley que ya tienen estado parlamentario. Uno es la ley de drones y el otro de criptomonedas. Estamos trabajando con organismos internacionales a través del Instituto de Estudios Estratégicos y Relaciones Internacionales y la Fundación Democracia para tener un estudio profundo sobre el cambio climático y la inteligencia artificial”, dijo a manera de presentación el presidente del Círculo de Legisladores, Daniel “Chicho” Basile.

Agregó que “el 13 de agosto de 1975 se cristaliza esta evolución mediante la sanción de la Ley de la Nación Nro.20.984 que habilita a todos los Parlamentarios, en actividad como a los que  culminaron su mandato, a integrarse como miembros de la entidad. Dentro de los 46 mil parlamentarios que existen en el mundo, somos los únicos reconocidos por ley”. Basile recordó  que el Círculo que preside “promueve una política plu partidaria buscando el mayor de los consensos, el bien común para nuestra sociedad”.

Marco Crasso señaló que “la Inteligencia Artificial no es la síntesis de nuestro cerebro. Hoy se habla de entre 8 y 40 tipos de inteligencia humana. Definió a la Inteligencia Artificial como “la habilidad para absorber información del ambiente, construir modelos sobre qué ocurrirá luego, predecir y entonces ejecutar acciones que ayuden a alcanzar objetivos”.

El exinvestigador  del CONICET afirmó que “hay distintos tipos de Inteligencia Artificial: acotada (ambientes acciones y objetivos acotados), Amplia (múltiples fuentes de información) y General (acciones y objetivos infinitos). Respecto al mercado laboral, Crasso dijo que “es intenso y que las entrevistas se dan al revés. Los candidatos eligen en qué lugar trabajar. Es una tarea complicada poder legislar porque tiene una alta rotación con sueldos muy bien pagos que muchas veces superan a lo que gana un juez en EE.UU”. Puso como ejemplo los empleados de Facebook que tiene un promedio de duración de 5 años y un mes.

“Para entender la Inteligencia Artificial es necesario saber que es una revolución que va a una velocidad exponencial. Desde el punto de vista humano tenemos que entender que la Inteligencia Artificial es multicultural que está distribuida con una alta rotación. También que hay algorítmicos determinísticos y no determinísticos, supervisado, redes y sensores que permiten conectar piezas y por último, datos que no no sabemos de quiénes son, cómo se transportan, donde se guardan, si se pueden borrar, si están en nuestro país etc”, dijo Crasso, quien pronosticó hacia el 2050 la llegada de la Inteligencia Artificial  al 100%.

A su turno, Federico  Alvarez Larrondo, habló de “los grandes desafíos que se vienen para el Derecho, y no en los próximos años, sino ahora. Estamos tratando la temática del impacto de las nuevas tecnologías, y cómo la inteligencia artificial incide en las distintas profesiones”.

Sobre las temáticas puntuales que expuso, el especialista explicó que “hablamos sobre la Inteligencia Artificial, los debates que hay hoy en el mundo respecto al impacto de estas tecnologías en el mercado del trabajo, y la necesidad de comenzar a pensar en políticas de Estado para ciertos sectores que van a ser reemplazados por las máquinas, y que, por  lo tanto, tendrán que ser reeducados para volver a insertarlos en el sistema”.

El especialista habló, asimismo, de los vacíos legales que pueden llegar a existir teniendo en cuenta estos nuevos panoramas, indicando que “planteamos la necesidad de que Argentina establezca regulaciones, que tienen que ser de avanzada y acompañar a los creativos, ingenieros y diseñadores de programas con una visión humanista, porque tiene que haber un límite. Hay desafíos muy drásticos que se dan y que nos llevan a preguntarnos sobre el propio concepto de lo que es un ser humano. En este sentido, tiene que haber marcos regulatorios, ya que las discusiones legislativas que se están dando hoy por hoy están mirando más hacia el Siglo XX que al Siglo XXI y creo que tenemos que hacer un recambio y empezar a pensar, incluso, en contar con capacitar a jóvenes”.

Respecto al mercado laboral, Álvarez Larrondo, habló de los próximos desafíos que se vienen para el sector sindical. “Habrá  que crear figuras legales para defender a los futuros trabajadores”. Puso como ejemplo la ley de teletrabajo, aprobada recientemente en nuestro país y de “la figura de un delegado gremial” que defienda sus intereses respecto a remuneración, elementos de trabajo, igualdad, compensación de gastos, voluntariedad, reversibilidad capacitación, entre otros.

Álvarez Larrondo se preguntó sobre las implicancias jurídicas del futuro respecto de la Inteligencia Artificial y trajo como ejemplo “la recomendación 59 del Parlamento Europeo sobre la posibilidad de reparar daños que puedan causar las personas electrónicas. Habla de las responsabilidad del propio robot, el cual podría llevar a cabo una reparación in natura o en su caso una indemnización por equivalencia. Este último caso sería el elemento más interesante de vincular con el Derecho Romano, a saber, la posibilidad de que el robot posea un pequeño patrimonio o peculio, fruto de la concesión del propietario o de una actuación lucrativa del roto”.

“El ejemplo prototípico sería el de los coches autónomos de alquiler en tiempo de desuso que funcionarían como vehículos a disposición de terceros en régimen semejante a un taxi. Las ganancias obtenidas por el mismo servirían para conformar un capital mínimo de peculio con el que poder responder de los posibles daños que se causen”, dijo el especialista en Inteligencia artificial de la Universidad de Mar del Plata.

Respecto a las previsiones en el ámbito de la formación y empleo “hay que considerar los efectos que el desarrollo de la Inteligencia artificial, podrían tener en el empleo y por ende en la viabilidad de la Seguridad social de los países. Hay que empezar hablar del derecho artificial. Hoy tenemos a la persona humana, la jurídica y en el futuro deberíamos hablar de la persona electrónica. En un futuro no muy lejano la Inteligencia artificial traerá aparejado problemas en la seguridad social de los países. Debemos empezar a pensar en cobrarle un impuesto a todas aquellas empresas que reemplacen un puesto de trabajo humano por una máquina”, dijo Álvarez Larrondo quien agregó “debería examinarse la necesidad de exigir a las empresas que informen acerca de en qué medida y proporción la robótica y la inteligencia artificial contribuyen a sus resultados económicos a efectos de fiscalidad y del cálculo de las cotizaciones de la seguridad social”.

Por último, Álvarez Larrondo habló de la ética aplicada a la Inteligencia Artificial y volvió a citar la recomendación del Parlamento Europeo “como un marco integral de valores, principios y acciones, tomando la dignidad el bienestar humano como brújula para enfrentar de manera responsable los efectos conocidos y desconocidos de la Inteligencia Artificial, en sus interacción con los seres humanos y su entorno”.

Cambio de Roles ha sido un producto que fue desarrollado por el Instituto de Estudios Estratégicos y de Relaciones Internacionales (IEERI). El objeto tiende a acercar tanto al Congreso de la Nación como a sus tareas legislativas hacia el mundo académico, mediante la implementación de diversos mecanismos pedagógicos enmarcados bajo la modalidad de “simulación de roles”. Está destinado enteramente a jóvenes universitarios puedan comprender y experimentar la complejidad del proceso legislativo y la importancia del mismo, generando un nexo más profundo entre esta parte de la sociedad argentina con las instituciones democráticas.

Recordamos que Cambio de Roles fue una actividad realizada por primera vez el 8 de junio del 2018 en las dependencias del Congreso Nacional donde se trabajó un proyecto sobre la regulación de drones. El 6 y 7 de junio de 2019 se realizó la segunda edición en la que participaron más de 200 estudiantes de 9 universidades nacionales de todo el país para finalmente aprobar por unanimidad el proyecto que regula el uso de las criptomonedas. Participaron del webinar los diputados de la nación (MC) Domingo Vitali, José “Conde” Ramos, Osvaldo Nemirovsci, el vicepresidente del Círculo de Legisladores, Horacio Pernasetti, el director administrativo del CLNA, Marcelo Muscillo y la diputada de la nación (MC) Fernanda Bendinelli y la actual legisladora nacional Liliana Schwindt. Además, alumnos y profesores de distintas universidades nacionales del país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password