Sin tregua por la vida

Por Raúl Magnasco. A dos años del rechazo del proyecto de legalización del aborto, el presidente de la Fundación Más sostiene que “no se detendrán en la lucha”.

Hace muy poco festejamos el segundo aniversario de una fecha histórica, el “Día de la Lucha Provida”, recordando aquella jornada épica en la que los senadores rechazaron el proyecto que intentaba despenalizar el aborto, y con ello condenar a muerte a cientos de miles de niños inocentes, pero también exponer a las madres a los peligros del misoprostol, que ya mató a tantas mujeres como Keila Jones, y de los sangrientos abortos quirúrgicos. 

Aquel día ganó la vida, pero también la democracia y la necesaria institucionalidad de la que ésta debe nutrirse. A diferencia de la infame sesión de diputados, en la que vimos dar la vuelta a más de uno, al tiempo que lamentábamos las más pobres excusas de votación basadas en la opinión de alguna sobrina impúber, o en la simple opinión personal, en la Cámara alta la mayoría de los miembros supieron votar a favor de las dos vidas porque caminaron las calles de su pueblo, y entendieron que el rechazo al aborto era un mandato popular. ¿Y qué función debe cumplir un representante sino representar a su pueblo, y obedecer su voluntad más allá de la convicción personal? 

El 8A representó un antes y un después para nuestro país, y para los más de 150 países que no tienen aborto legal, pero que reciben iguales presiones de parte de las cadenas de abortos como la IPPF, que gira millonarias sumas a países como el nuestro para lograr la legislación que les permita expandir sus fronteras comerciales. Aquella jornada memorable dio la vuelta al mundo, cual tsunami celeste, generando el impulso para que tanto mexicanos como colombianos rechazaran legislaciones abortistas locales. 

La Fundación Mas Vida actualmente se encuentra reconocida como una de las más grandes a nivel mundial, y sin dudas la más activa en Argentina, nutrida de la colaboración de cerca de 1.000 organizaciones de todo el país, participando y organizando marchas, seminarios, capacitaciones y campañas gráficas, así como encargada de lanzar el pañuelo celeste, hoy emblema internacional de las dos vidas. A dos años de aquella jornada que unió al pueblo argentino detrás de la causa más noble, la defensa de los más inocentes, festejamos con una maratón en vivo en su página de Facebook, de la que participaron decenas de referentes nacionales y extranjeros.  

Sin embargo, el festejo no nos detiene en la lucha, ya que sabemos que las cadenas de aborto no dan tregua en su intención de alcanzar un encuadre permisivo de su delictual negocio. Intentarán nuevamente despenalizar el aborto en nuestro país, pero estaremos cada vez más preparados, generando conciencia para que el aborto sea simplemente impensable. Que el futuro nos encuentre unidos, pero, ante todo, vivos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password