Massa denunció ante la Justicia amenazas de muerte

Las recibió en su teléfono celular, tal cual había anticipado durante la polémica sesión del martes. Este jueves ampliará la denuncia, según anticiparon allegados al presidente de la Cámara baja.

Promediando la sesión del martes, cuando los diputados de Juntos por el Cambio ya se habían retirado del recinto, el presidente de la Cámara, Sergio Massa, la emprendió contra la oposición denunciando que desde allí habían difundido su celular, el cual estaba siendo objeto de una lluvia de mensajes críticos. Más tarde la vicepresidenta del bloque oficialista, Cecilia Moreau, dijo que los ataques se habían extendido a las redes sociales, incluida una fotografía suya con su familia, incluido su hijo Toto, menor de edad.

En ese marco, Sergio Massa anticipó que este miércoles radicaría la denuncia correspondiente, cosa que hizo por la tarde ante la Fiscalía de Tigre Rincón de Milberg por las amenazas intimidatorias vertidas en su contra y de su entorno familiar. Y ya el tono de la situación se tornó más grave, pues la denuncia fue por amenazas de muerte.

En la denuncia el presidente de la Cámara de Diputados presentó material fotográfico y se anticipó que este jueves aportará material tecnológico adicional. En la recopilación de esos datos estaban trabajando sus equipos.

Algunos de loso mensajes intimidatorios recibidos en el celular de Massa.

Los mensajes durante la sesión

Concluía su discurso la diputada mendocina Marisa Uceda y, como otros compañeros de bancada, le agradeció al presidente de la Cámara por “su paciencia”. Sergio Massa aprovechó la referencia para hacer una revelación: “Además de paciencia, voy a tener que cambiar mi celular, porque se ve que lo repartieron algunos de los que se fueron del recinto y están mandando mensajes”. Hizo una pausa y concluyó: “La verdad… qué nivel bajo de algunos dirigentes”.

Más adelante, justo a las 3.30 de la madrugada volvió a hacer referencia al tema, cuando al concluir su discurso la diputada Lía Caliva, Massa se disculpó porque no le había podido tomar el tiempo pues había recibido “460 mensajes de gente que evidentemente recibió el teléfono de algún dirigente de la oposición”.

“Pero bueno, no me voy a victimizar, voy a hacer la denuncia para que la Justicia investigue y listo”, concluyó.

Y ya a las 4.50, con la sesión cerca del final contó que ya su equipo le había cambiado el teléfono, para decepción de quienes le mandaran mensajes.

Antes del cierre del debate del proyecto de asistencia al turismo, ya bien entrada la madrugada, cuando iba a hablar la entrerriana Mayda Cresto pidió la palabra la secretaria parlamentaria del bloque oficialista, Cecilia Moreau para hacer una seria denuncia: “Mientras nosotros estamos acá, tratando de sancionar una ley de asistencia al turismo después de 20 horas de discutir con alguna gente la nada misma, quiero decir que estamos sesionando con parte de la parte de afuera del Congreso roto. Han venido a hacer destrozos”, denunció, advirtiendo que “mañana seguramente estas fotos no van a estar en los diarios”.

Y agregó: “Como tampoco van a estar en los diarios los mensajes de Twitter que están circulando en este mismo momento en las redes sociales, donde no solo se distribuye el teléfono del presidente de la Cámara, sino además se distribuye una foto donde están sus hijos, uno de ellos menor de edad. Es un gesto antidemocrático, un gesto patoteril, y me parece que lo mínimo que podemos hacer es sacar una declaración de repudio de esta Cámara”.

Cecilia Moreau aclaró que no lo hacía por Sergio Massa: “Los que elegimos la política sabemos lo que significa… Pero lo que le pasó a Florencia (Kirchner) no tiene que haber sido en vano. No le puede pasar a Toto (por el hijo de Massa) lo mismo. No lo podemos permitir con ninguno de nuestros hijos. Así que pido introducir una declaración de repudio a la difusión pública de estas imágenes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password