Cuestión de privilegio contra CFK por haber comparado al cuerpo con “un gallinero”

La presentó la senadora Rodríguez Machado, que reclamó porque no le dieron la palabra la semana pasada, cuando sobre el final se leyó una gran cantidad de modificaciones al dictamen de la reforma judicial.

Previsiblemente el incidente del final de la sesión de la semana pasada, con la lectura durante 14 minutos que hizo la senadora María de los Angeles Sacnun de las correcciones al dictamen de la reforma judicial, tuvo eco en la sesión de este jueves. Encargada de exponer la protesta fue la senadora del Pro Laura Rodríguez Machado.

La senadora cordobesa presentó una cuestión de privilegio contra la presidenta del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner, y la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la senadora Sacnun, por lo sucedido en el final de la sesión anterior. Admitió la senadora que imaginaban que podría haber algunas modificaciones al despacho, pero cuestionó que a último momento los senadores que integran ambas comisiones que manejaron el proyecto en cuestión se enteraron “a último momento” de una serie de cambios que no conocían, cuya lectura demandó “un lapso no menor a 10 minutos”.

Recordó entonces haber pedido hacer uso de la palabra de manera reiterada, sin que la presidenta del cuerpo reparara en ella. Reconoció que por la vía remota puede resultar muy difícil ver quién habla, no se identifica a los senadores que piden hablar, e irónicamente deslizó que “sí ver a quien supuestamente lee, pero no cuando alguien pide uso de la palabra. La pedí en reiteradas oportunidades, y la respuesta (de la presidenta del cuerpo) fue, y voy a ser textual: ‘Por favor’, ‘a ver’, ‘parecemos un gallinero’, ‘les voy a pedir que apaguen sus micrófonos y solamente cuando el secretario les diga los abran’”.

PAE

“No podemos hablar, hacer uso de la palabra… A mi criterio esto amerita una cuestión de privilegio”, apuntó la senadora de Juntos por el Cambio que denunció la utilización de “formas que creía desterradas”. Y agregó: “No poder hacer uso de la palabra e identificarnos como un gallinero es una falta de respeto a los senadores de este cuerpo. Además de conocer a último momento una modificación de este despacho, cuando durante horas estuvimos hablando de otro texto”.

“Esto no puede pasar más, amén del sentido positivo o negativo de este voto: que se nos cercene la palabra, que se nos compare con un gallinero, y no saber lo que se va a votar después”, resumió.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password