El radicalismo porteño busca reducir el uso de plásticos de un solo uso

Los diputados de ese espacio promovieron una iniciativa a través de la cual prevén prohibir la entrega de cubiertos plásticos y fomentar hábitos de consumo responsable.

Al igual que sucedió con los sorbetes y las bolsas plásticas, el bloque UCR-Evolución presentó en la Legislatura porteña un proyecto de ley mediante el cual buscarán reducir la generación de plásticos de un solo uso vinculados al consumo de alimentos, y fomentar hábitos de consumo responsable.

Es así que a través de esta medida, la cual se implementaría de manera progresiva, los legisladores prevén prohibir la entrega, utilización y expendio de cubiertos plásticos de un solo uso. De esta manera, y en caso de que sea aprobada, una vez que la ley entre en vigencia “no se permite ofrecer, o poner a disposición o la vista del cliente, cubiertos plásticos de un solo uso. Tampoco se permite enviarlos con los servicios de reparto a domicilio de sustancias alimenticias”; mientras que a partir de los seis meses se los prohibirá completamente.

El texto plantea que la obligación se haga extensiva a los comercios que expenden y/o fraccionan productos alimenticios; los que elaboran y/o expenden productos alimenticios de venta inmediata; aquellos donde se sirven o expenden comidas; locales para la venta de golosinas envasadas; estaciones de venta ambulante; servicios de alojamiento; shoppings, galerías comerciales y centros comerciales a cielo abierto; locales que posean una concurrencia de más de 100 personas por evento; establecimientos pertenecientes a una cadena comercial, es decir, al conjunto de más de cinco establecimientos que se encuentren identificados bajo una misma marca comercial, sin distinción de su condición individual de sucursal o franquicia; y los servicios de reparto a domicilio de sustancias alimenticias.

También prevé modificar el Régimen de Faltas de la Ciudad para establecer multas para quienes incumplan con la normativa, las cuales irán desde 250 hasta 25 mil unidades fijas, es decir entre 5.350 y 535 mil pesos.

En los fundamentos de la iniciativa, los legisladores explicaron que “la contaminación producida por este tipo de residuos, es considerada un problema mundial que afecta los ecosistemas continentales y marinos, altera los paisajes, y repercute en la calidad de nuestras costas y mares” y aseveraron que “la gran mayoría de los cubiertos plásticos utilizados en establecimientos, actividades o enviados con los servicios de ‘delivery’ de alimentos cumplen con la condición de ser descartables o ‘de un solo uso’, lo cual implica que son utilizados solo una vez, por muy poco tiempo, y luego son descartados”.

“La masividad con la que estos elementos se han insertado en el mercado y en nuestras vidas no fue acompañada de una concientización sobre los impactos negativos que su descarte genera en el ambiente”, señalaron y concluyeron afirmando que “es indispensable tomar medidas que vayan en línea con la generación de hábitos de consumo responsable y que, a la vez, sean herramientas para fomentar una mayor conciencia ambiental en la sociedad”.

La propuesta del radicalismo lleva la firma de Manuela Thourte, María Inés Gorbea, Marcelo Guouman, Leandro Halperín, Juan Francisco Nosiglia, Patricia Vischi y Diego Weck (UCR-Ev).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password