Brenda Austin coincidió con la ministra de Educación porteña

“Hay que devolverles el derecho a las jurisdicciones a que diagramen sus salidas educativas”, expresaron en el marco de un zoom en el que analizaron la cuestión educativa.

La diputada nacional Brenda Austin (UCR-Córdoba) y la ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, coincidieron en la importancia de que, de cara a los próximos meses, cada jurisdicción pueda tener la facultad de gestionar sus sistemas educativos y diagramar un retorno gradual a las clases presenciales tras la suspensión generalizada en todo el país por la pandemia de coronavirus.

Fue en el marco de una charla en la que se analizó el proyecto presentado por Austin en el Congreso nacional para declarar la emergencia educativa en todo el territorio nacional. Se trató de un encuentro impulsado por Gabriel Abrile, candidato a intendente de la ciudad de Río Cuarto por la UCR, quien también destacó “el desafío de trabajar para que la educación vuelva a ser una instancia de igualdad de oportunidades en la Argentina”.

“Lo que está pasando hoy en la educación en la Argentina es absolutamente crítico, porque viene a profundizar un problema que ya sabíamos que teníamos y que es la desigualdad”, señaló Austin y destacó “el esfuerzo que está haciendo la Ciudad de Buenos Aires por recuperar una facultad que es constitucional de la ciudad”, en alusión a los protocolos presentados para crear espacios digitales en las aulas porteñas.

“El Gobierno eligió una estrategia de homogeneizar a todo el país, aunque muchas localidades no tuvieron casos de Covid hasta hace pocas semanas. En todas por igual las escuelas estuvieron con candado. No tuvieron la capacidad de entender que la dinámica de la pandemia es un escenario móvil y flexible y que no tiene una única solución, sino que requiere generar respuestas adaptadas a las necesidades de cada lugar e institución. Y para eso hay que darles voz no sólo a las jurisdicciones educativas sino a las instituciones”, remarcó Austin.

En este sentido, la diputada nacional pidió “devolverles el derecho a las jurisdicciones a que diagramen sus salidas” a la pandemia, en lugar de que tengan que “pedir por favor a la autoridad nacional que centralizó la toma de decisiones” respecto a la educación en todo el país. Para ello, remarcó la importancia de que el Congreso tenga este debate para declarar a la educación como una actividad esencial y, al mismo tiempo, “darles un mandato habilitante a las provincias”.

 “Hay actores invisibilizados. Tenemos que provocar la discusión para que se escuchen esas voces y juntar voluntades entre quieres piensan que éste es un problema para la Argentina que se va a arrastrar en las próximas décadas. No se trata de una vuelta a clases alocada y a cualquier costo, sino pensarlo de modo inteligente y flexible”, remarcó.

Acuña, por su parte, señaló que la pandemia fue entendida rápidamente como una “oportunidad” en su cartera para “llevar adelante muchas transformaciones, como la aceleración de los procesos de modernización de la estructura del Ministerio” y destacó que hacía una década “en la ciudad se venía introduciendo la cultura digital en las escuelas, con la entrega de equipamiento y dando conectividad”.

 “Así como están volviendo la industria, los servicios y el deporte creemos que tienen que volver las instancias de presencialidad. Pero no sólo para los que perdieron contacto con la escuela, que obviamente son los primeros, sino para todos”, destacó Acuña y puso como ejemplo los casos de alumnos de último año del secundario o los del primer ciclo del primario.

Y agregó: “Entendemos que lo epidemiológico es prioritario y hay que cuidar la salud. Pero desde el Gobierno de la Ciudad estamos pidiendo al Ministerio de Educación de la Nación que nos habilite algunas instancias de presencialidad y no nos vamos a dar por vencidos de aquí a fin de año. No nos resignamos a decir que el año está perdido, no nos resignamos a decir que hasta que no esté la vacuna no se puede volver”.

La ministra agregó que en el Gobierno de la Ciudad están “convencidos” de que “cualquier actividad con buenos protocolos se puede realizar” y completó: “Lo que no puede pasar es que haya un capricho de parte del gobierno nacional de decir que la Ciudad de Buenos Aires no vuelve. Eso no lo podemos permitir”.

Desde su mirada municipal, Abrile remarcó “para los gobiernos locales la educación en la pandemia y postpandemia va a ser un desafío muy importante a partir del viraje tan abrupto hacia la conectividad que ha ampliado la brecha entre los alumnos” y destacó que las autoridades municipales de todo el país “se van a tener que comprometer y salir a buscar a los chicos que dejan el colegio”.

“Va a ser una tarea titánica que la educación vuelva a ser una instancia de igualdad de oportunidades”, apuntó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password