Día Internacional de la Democracia en pandemia de Covid-19

Por Silvana Yazbek. La ONU expresa en su mensaje conmemorativo es una oportunidad para recordar que la misma se debe centrar en las personas.

El próximo 15 de setiembre celebramos el Día Internacional de la Democracia, y desde IDEMOE, adherimos al mensaje que para este año nos transmite el secretario General de la ONU, con la alerta puesta en los peligros de la desinformación en la democracia y la libertad de expresión

La crisis sin precedentes causada por la pandemia ha generado importantes desafíos sociales, políticos y legales a nivel mundial. A medida que los estados de todo el mundo adoptan medidas de emergencia para abordar la crisis, es fundamental que sigan defendiendo el estado de derecho, protegiendo y respetando las normas internacionales y los principios básicos de legalidad, así como el derecho a acceder a la justicia, los recursos y los procesos en curso.

En estos momentos en que el mundo se enfrenta a la enfermedad por coronavirus, la democracia es crucial para asegurar el libre flujo de la información, la participación en la toma de decisiones y rendición de cuentas por la respuesta ante la pandemia.

La ONU expresa  en su mensaje conmemorativo, que “Día Internacional de la Democracia” es una oportunidad para recordar que la misma se debe centrar en las personas.

La democracia es tanto un proceso como un objetivo, y sólo con la participación y el apoyo pleno de la comunidad internacional, los gobiernos, las empresas,  la sociedad civil y las personas,  puede disfrutarse. El nexo entre democracia y derechos humanos figura en el artículo 21 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, y establece que:

«La voluntad de la población debe constituir la base de la autoridad de gobierno; ello se expresará en elecciones periódicas y genuinas que serán mediante sufragio universal e igual y se celebrarán por voto secreto o por procedimientos de votación libres equivalentes».

En dicho documento, el secretario General, António Guterres advierte que el aplazamiento de las elecciones, que en algunos casos, plantea graves problemas constitucionales y puede provocar un aumento de las tensiones.

En este sentido, el Instituto de la Democracia y Elecciones IDEMOE, sugiere extremar los recaudos previstos en los protocolos para la realización de elecciones, adecuar los procesos electorales en los tiempos de aislamiento y prórrogas a fin de garantizar las condiciones, para que las elecciones puedan celebrarse minimizando al máximo los riesgos sanitarios y vacios de poder político.

El Mensaje sostiene que en un contexto donde se está reduciendo el espacio cívico, la crisis plantea la cuestión de cuál es la mejor manera de contrarrestar la difusión de noticias falsas, el discurso perjudicial y proteger al mismo tiempo la libertad de expresión. Los intentos generalizados de eliminar la información errónea o la desinformación pueden dar lugar a la censura intencionada o no, que socava la confianza.  Para neutralizarla sugiere que  la respuesta más eficaz es la información precisa, clara y fáctica de fuentes en las que la gente confía. Siendo éste un gran desafío, especialmente en nuestro país,  donde existe “infodemia”, término acuñado por la OMS para referirse al exceso de información falsa o mala “fake news”, su rápida propagación a través de medios y redes,  e influencia en las personas y peligros.

En todo el mundo, las organizaciones de la sociedad civil han respondido al llamamiento a la acción de la ONU para abordar y contrarrestar la amplia gama de formas en que la crisis del COVID-19 puede afectar la democracia y aumentar el autoritarismo en sus formas menos conocidas. Entre ellas cabe destacar:

-El desarrollo de la alfabetización mediática y la seguridad digital

-Luchar contra la desinformación y el discurso de odio, que se han multiplicado durante la crisis.

-Capacitar a los periodistas de forma remota para informar sobre el impacto de la pandemia con una cobertura profunda y real, mientras se mantienen seguros en la primera línea.

Finalmente, observamos que se ha tenido especial atención en vincular la democracia con empoderar a las mujeres contra la violencia de género, que se ha disparado en medio de cierres, cuarentenas y presiones sociales y económicas del Covid-19 como, asimismo,  dar a conocer los desafíos de la desigualdad y la deficiente prestación de servicios agravados por la crisis, con un enfoque específico en las necesidades y derechos de las mujeres, los jóvenes, las minorías y otras poblaciones marginadas, para ayudar a que los gobiernos rindan cuentas.

Tanto el Gobierno nacional, como los gobiernos provinciales en Argentina, están siendo exigidos y destinan sus energías a dar respuesta a tantas incertidumbres que el estado pandémico genera, tratando que las prioridades de atención a las necesidades básicas y urgentes, no esmerilen la democracia alcanzada.  

La desinformación o especulaciones impropias sobre los poderes legítimamente instituidos, no deben amenazar los márgenes de tal legitimidad. Basta con no olvidar que sólo las elecciones íntegras pueden garantizarla, y con ellas asegurarnos la democracia como forma de gobierno.

Ante los fenómenos que presenta la pandemia que estamos atravesando, como institución comprometida con los valores democráticos continuaremos con todas aquellas acciones que sean necesarias para garantizar un el voto informado,  participación cívica plena y procesos electorales limpios

Silvana Yazbek, abogada, Directora Ejecutiva del Instituto de la Democracia y Elecciones IDEMOE

@SilvanaYazbek

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password