El Gobierno envió al Congreso el proyecto Presupuesto 2021

La iniciativa presentada este martes en Mesa de Entradas de la Cámara baja prevé, como se anticipaba, un crecimiento del 5,5% y una inflación del 29%.

En tiempo y forma, el Gobierno nacional envió este martes al Congreso su primer proyecto de ley de presupuesto para el próximo año, con variables que van en consonancia con lo que ya había trascendido, tales como un crecimiento del PBI del 5,5% para el próximo año, una inflación anual del 29% y un dólar previsto rondando $102,4 para el mes de diciembre.

La iniciativa se asienta en dos principios fundamentales: la estabilización macroeconómica y la sostenibilidad fiscal, según se anuncia en el texto. Por el primer punto se buscará “impulsar la recuperación económica con un esquema de política fiscal expansiva y un Estado que cumple un rol fundamental para proteger a los sectores más vulnerables, incentivar el mercado interno y potenciar un crecimiento de la producción y de las exportaciones”, siendo estos los ejes esenciales para sostener el crecimiento.

En cuanto a la sostenibilidad fiscal, se reconoce que “requerirá de esfuerzo consistente para lograr un equilibrio fiscal compatible con un crecimiento inclusivo”.

De hecho, los objetivos estructurales del Gobierno nacional son presentados bajo la condicción de “construir un modelo de desarrollo sustentable en términos económicos, sociales y políticos que reúna en simultáneo cinco condiciones estructurales: inclusión, dinamismo, estabilidad, federalismo y soberanía.

El primer proyecto de Presupuesto elaborado por la administración de Alberto Fernández prevé para el próximo año un creccimiento del consumo privado del 5,5%, en tanto que el consumo público es calculado en 2,0%. Se estima un crecimiento de la inversión de 18,1%, un crecimiento de las exportaciones de 10,2% y de las importaciones de 16,3%.

El saldo comercial estimado para el próximo año es de 15.087 millones de dólares.

En cuanto a las previsiones para el año en curso, el Gobierno estima una caída de la economía de 12,1%, una inflación de 32%, un dólar que en diciembre sea de $81,4 y un saldo comercial favorable de 17.260 millones de dólares.

El proyecto elaborado por la cartera que conduce Martín Guzmán prevé un crecimiento de 4,5 puntos para 2022 y 3,5 puntos para el último año del actual mandato de Alberto Fernández.

En cuanto a la inflación, para 2022 prevén 24% y para 2023 un 20%. ¿El dólar, $124,8 en 2022 y $146,6 en 2023.

En cuanto al déficit primario objetivo, se prevé un 4,5% del PBI, que se considera “un nivel que apunta a garantizar una recuperación sostenible de la actividad y el empleo y un fortalecimiento de la inversión pública en áreas estratégicas”, según expresa el texto, que considera también que es “un nivel adecuado y asequible en términos de financiamiento, compatible con la estabilidad y consistencia macroeconómica”.

“La dinámica de los ingresos y el gasto públicos tenderá a normalizarse respecto a la excepcionalidad de 2020 en el marco de la pandemia Covid-19”, agrega la iniciativa.

En el proyecto se estima que los ingresos púlicos mostrarán una recuperación robusta. Se basan en el hecho de que la recuperación económica ofrece un piso elevado para la recaudación tributaria a nivel nacional. Asimismo sostienen que la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva fue central para que en este 2021 se pueda contar con los recursos necesarios para impulsar la actividad y el empleo.

Se anticipa además que seguirán trabajando en una reforma tributaria que permita mejorar la distribución del ingreso. Dicha reforma no está contemplada en el proyecto de ley de Presupuesto 2021.

Tal cual se viene adelantando, para el Gobierno el Estado tendrá un rol activo en el proceso de reconstrucción. En ese sentido señalan que el gasto primario real crecerá respecto de 2020 sin las erogaciones extraordinarias que demandó el covid-19 (+7,6% i.a. en términos reales) y respecto de 2019 (+10,1% i.a. en términos reales).

El Gobierno apuesta a que la infraestructura sea un motor de la economía, la generación de empleo y la competitividad de las empresas argentinas. “Duplicaremos la inversión real en infraestructura productiva y social respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $835.000 millones o 2,2% del PBI”, se anticipa.

En materia de innovación y desarrollo, el presupuesto prevé para 2021 incrementar en un 160% la inversión real respecto de 2019, a partir de una inversión proyectada en $187.000 millones o 0,5% del PBI que permitirá sostener el nivel de gasto real extraordinario de 2020, según se indica.

En materia de salud pública, se prevé que en 2021 incrementarán en un 49% la inversión real en el área respecto de 2019, a partir de una inversión proyectada en $199.000 millones o 0,5% del PBI.

El proyecto anuncia el intento de volver a cumplir de manera “paulatina y prudente” la Ley de Financiamiento Educativo que busca llevar la inversión en educación nacional y provincial al 6% del PBI. Se prevé para 2021 incrementar en un 11% la inversión real en Educación y Conectividad respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $483.000 millones o 1,3% del PBI.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password