El Senado prorrogó el sistema virtual por 60 días más, sin apoyo de JxC, que se retiró de la sesión

Al comienzo de la sesión de este miércoles, el oficialismo refrendó el decreto firmado por la vicepresidenta Cristina Kirchner. Duras críticas de la oposición a la decisión “unilateral” e “inconsulta”, además de requerir, a su criterio, los dos tercios de los votos.

Foto: Comunicación Senado

Por Melisa Jofré

El Senado refrendó este miércoles el decreto 14/20, firmado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que prorroga por 60 días la realización de sesiones en carácter remoto o virtual mediante videoconferencia en tanto persista la situación de emergencia sanitaria, en el marco de la pandemia de Covid-19.

La medida fue avalada por el Frente de Todos y los aliados Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro) y Magdalena Solari Quintana (Misiones), mientras que Juntos por el Cambio y el interbloque Parlamentario Federal se opusieron y, tras el rechazo, se desconectaron de la sesión. La votación resultó con 41 votos a favor y 28 votos en contra.

En defensa de la prórroga, el chubutense Mario Pais destacó que en medio de la pandemia “el Senado ha seguido funcionando” y el sistema remoto “ha sido un mecanismo virtuoso”. A continuación, repasó el fallo de la Corte Suprema sobre la consulta que hiciera la vicepresidenta en un principio, y mencionó parte de los argumentos del juez Horacio Rosatti, quien sostuvo que el Senado “debe sesionar para cumplir con su rol constitucional”.

“Nosotros no solo podemos, sino que debemos sesionar, porque este es nuestro rol constitucional y nuestro deber”, expresó el legislador del Frente de Todos, que ponderó: “Hemos sancionado leyes, hemos dado acuerdos para personal diplomático y tenemos embajadores, hemos dado media sanción a leyes que están hoy en tratamiento en la Cámara de Diputados. Hemos dado las respuestas que las circunstancias, la Constitución y la ciudadanía nos reclamaban”.

Pais agregó que “más allá de las especulaciones políticas”, el sistema virtual servirá para continuar con “un funcionamiento lo más normal posible, en un marco donde todos tenemos que cuidarnos y dar el ejemplo”.

El oficialista Mario Pais abrió el debate. (Foto: Comunicación Senado).

Con un fuerte rechazo al decreto, la macrista Laura Rodríguez Machado enfatizó: “El reglamento es ley para nosotros y para ser modificado necesita los dos tercios, con lo cual si en esta sesión no votamos con los dos tercios quiere decir que no está aprobado el decreto que usted sacó, presidenta, y habrá que sacar otro”.

La legisladora de Juntos por el Cambio reclamó que “permanentemente se modifica el reglamento” y cuestionó a la vicepresidenta por no convocar a reuniones de Labor Parlamentaria, generando que en las sesiones no haya un plan de labor, como estipula el artículo 188 del reglamento.

A continuación, el radical Martín Lousteau explicó la decisión de Juntos por el Cambio de bajar la sesión que habían solicitado para dos horas antes, argumentando contra “la naturaleza de esa convocatoria” -concedida por un decreto de CFK- donde “estaba citada una norma que todavía no estaba aprobada”.

Al igual que su compañera de interbloque, el porteño recordó que la prórroga del sistema remoto “requiere dos tercios del total de los senadores, porque es una modificación del reglamento en muchas cuestiones”, como los límites al tiempo de sesión y a los minutos que pueden hablar los senadores, y criticó “otra vez la unilateralidad, sin diálogo, de prorrogar el sistema que tenemos”.

Lousteau defendió que desde JxC querían tratar un conjunto de proyectos “que realmente resuelven cosas”, mientras que disparó contra el oficialismo al decir que “con el abuso de la virtualidad están tratando de hacer lo que quieren, lo que se les canta”. “La agenda de esta sesión especial no es la agenda de la gente, del Gobierno nacional, de la Argentina, no. Es la agenda de la presidenta del cuerpo”, dijo, en referencia a los traslados de tres jueces federales.

Martín Lousteau y Laura Rodríguez Machado, vicepresidente y vicepresidenta segunda del cuerpo, respectivamente. (Foto: Comunicación Senado).

Recogió el guante el catamarqueño Dalmacio Mera, quien recordó que “el 17 de diciembre del año pasado, (el jefe del interbloque de JxC en Diputados) Mario Negri decía ‘quieren desguazar el Congreso'”. Sin embargo, “tuvimos más extraordinarias que en cualquiera de los años anteriores”, apuntó.

“Desgraciadamente lo que estamos viviendo acá es una decisión de la oposición, mientras discuten si son halcones o palomas, de plantar palos en la rueda para que el Congreso no sesione”, manifestó y acusó a los opositores de que “no quieren trabajar, pueden edulcorarlo del republicanismo que quieran”.

El oficialista siguió: “Quieren desguazar el Congreso, quieren que no trabajemos, les molesta que a esta altura del año podamos decir que sesionamos más que el año pasado”, añadió. Y los fustigó por la intención de “judicializar” los temas que se vayan a sancionar.

Fue el turno después del jefe del bloque Pro, Humberto Schiavoni, quien subrayó que los dos primeros decretos habían sido consensuados, pero el reciente 14/20 fue firmado “de manera inconsulta”. El macrista afirmó que desde su espacio tienen que “ser coherentes con la defensa de las instituciones y las normas, que es para lo que la gente también nos votó”.

El misionero llamó a “volver” a “encontrar coincidencias y trabajar en conjunto”. “Nosotros siempre vamos a aportar al diálogo”, añadió.

En tanto, el titular del interbloque JxC, Luis Naidenoff valoró que “este Senado en los primeros tiempos dio muestra de madurez”, pero después de unos meses “el oficialismo decidió tomar otro camino e imponer temas que nada tienen que ver con la emergencia”.

“No recuerdo un hecho donde, por la decisión unilateral de quien tienen la pluma de la administración de la casa, nosotros tratemos la renovación de un protocolo sin existir no solo diálogo, sino ni siquiera un llamado”, señaló.

El radical calificó entonces a la decisión como “un acto de imposición” y “de enorme precariedad política”. En respuesta a Mera, indicó que “nadie quiere avanzar en un terreno de judicialización de la política”, pero ante “un acorralamiento” el “único camino que puede tener la oposición para encontrar un canal de racionalidad tiene que ver con la vía judicial”.

“Cuando la agenda en la Argentina pasa por la remoción, por los traslados, por la designación de jueces subrogantes, por la persecución al procurador general, por la destitución abusiva a los miembros del Tribunal de Enjuiciamiento de fiscales, por la pretensión de ir por el Consejo de la Magistratura y de la propia Corte, esa es una agenda que pone en jaque la institucionalidad en Argentina”, sostuvo el formoseño e insistió que “cuando un poder se cree dueño de todos los poderes, cuando un poder se cree que puede arremeter para ser la misma justicia, bueno, será la justicia, senador Mera, la que pondrá las cosas en su lugar”.

Finalmente, el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, lanzó que “cuando se hace un golpe de Estado lo primero que se hace es atacar al Poder Legislativo”. “En el gobierno de Macri el Congreso no funcionó”, exclamó y reclamó que “la minoría” sea “la que dice lo que hay que hacer”.

“Necesitamos seguir trabajando”, dijo y, entre los temas que vienen, habló del Presupuesto, donde se fijarán “las políticas públicas, pero por supuesto hay gente que no está de acuerdo y si no hacemos lo que ellos dicen están dispuestos a cualquier cosa”.

Durante su alocución, Mayans pidió que el secretario parlamentario, Marcelo Fuentes, leyera el artículo 227 del reglamento para sostener que “acá no se está votando ningún cambio al reglamento”, porque para eso “tendríamos que haber presentado un proyecto, tratarlo en comisión, emitir un despacho y votarlo acá en el recinto”.

lousteau rodriguez machado retirandose de la sesion 16 septiembre 2020
Lousteau y Rodríguez Machado retirándose del recinto tras la votación. (Foto: Comunicación Senado).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password