Problemas de equidad y eficiencia

Por Marta Bekerman. La presidenta de la ONG Avanzar sostiene la importancia de realizar cambios estructurales que permitan revertir el sostenido aumento de la pobreza infantil.

Tenemos un 63% de niños bajo la línea de pobreza. Que nuestro país no muestre la capacidad de alimentar a sus niños no es por un problema de recursos sino de inequidad y distribución del ingreso. 

Es un efecto terrible sobre la sociedad porque estamos perdiendo capital humano, capacidad para innovar y de transferir conocimiento. Esto afecta mucho nuestra capacidad de crecimiento futuro. 

Se trata de un problema no solo de equidad sino también de eficiencia en tanto limita nuestras capacidades productivas presentes y futuras. 

Otro efecto es el posible aumento de la criminalidad a partir de niños que pueden caer en manos de la droga. El problema de la pobreza infantil es muy amplio y afecta a toda la sociedad en la medida que no demos oportunidades a todos los seres humanos a poder desarrollarse. 

Necesitamos realizar cambios estructurales que permitan revertir este cuadro porque tenemos que salvar a esos niños desde una edad temprana. Hemos caído en un túnel desde el punto de vista de la perspectiva de la pobreza. 

Porque teníamos niveles muy bajos de pobreza hasta mediados de los años 70. Desde entonces hemos transitado crisis tras crisis que fueron empeorando la situación de los sectores más pobres. 

Tenemos que hacer cambios muy importantes. Se necesitan mecanismos distributivos a nivel productivo generando trabajo para los sectores informales, mejorando la distribución y asegurando el acceso a la vivienda. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password