Funcionarios enfatizaron que el traspaso de la PFA a la Ciudad no contó con informes técnicos y cifras

Miembros del Ministerio de Seguridad afirmaron que en 2016 no se especificó la inversión que demandaba la transferencia. Según estimaron, fueron casi 27 mil millones de pesos.

daniel fihman comision asuntos constitucionales senado
Foto: Comunicación Senado

Funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Nación asistieron este miércoles a una reunión virtual de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda del Senado para exponer sobre el proyecto de ley que busca ratificar el convenio de traspaso de la Policía Federal a la Ciudad, aprobado en 2016, y a su vez volver a 1,4% el coeficiente de coparticipación para el distrito porteño.

En primer lugar, Daniel Fihman, secretario de Coordinación, Bienestar, Control y Transparencia Institucional, se refirió a los 24.500 millones de pesos estimados en el artículo 2 de la iniciativa: “Ese monto no constituye una estimación teórica de lo que podría valer la transferencia de estos servicios, ni tampoco un índice o una fórmula matemática sobre funciones de un presupuesto determinado”.

“El monto por los gastos que efectivamente correspondieron a las consecuencias del convenio suscripto” fue de “8.046.971 millones” de pesos, precisó, de los cuales los gastos en personal fueron de “7.828 millones” de pesos.

El funcionario remarcó que, de acuerdo a información aportada desde la PFA, “del total del estado de bienes inmuebles transferidos a la Ciudad, la valoración es de casi 36 mil millones de dólares”, el total en vehículos unos “2.237 millones de pesos”, entre otros.

“La inversión que en su momento no fue valorizada y que es importante que se conozca alcanza la suma de 26.714.179,47, casi 27 mil millones de pesos”, detalló Fihman.

silvia la ruffa comision asuntos constitucionales senado
Foto: Comunicación Senado

En tanto, Silvia La Ruffa, subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa, recordó que el expediente enviado a la Legislatura porteña -aprobado en enero de 2016- no contó “con un informe técnico que explicite cuáles fueron los criterios que utilizó en ese momento el Gobierno nacional para definir cuáles son las estructuras necesarias”.

“Tampoco estaba el cálculo necesario de recursos para financiar ese compromiso que se asumía con la Ciudad de Buenos Aires, sino probablemente no estaríamos en esta discusión”, añadió y defendió que actualmente, para la elaboración de este proyecto, se contó con “información respaldatoria” que se deriva de “las órdenes de pago” de la Policía Federal.

La funcionaria indicó que “es el propio convenio el que establece que durante 2016 la Nación se va a hacer cargo de la liquidación de los haberes, de la concesión de licencias, del trámite del legajo de los agentes y personal transferido, como así también de la gestión de compra y contrataciones de insumos, del mantenimiento de los bienes muebles e inmuebles”. “Por una cuestión de índole práctica, la Ciudad no podía disponer que su servicio de administración resolviera estas cuestiones”, explicó.

La Ruffa apuntó que, si bien se generó el “aumento de coparticipación de manera diaria” para girar recursos, la Nación gestionó el “paquete de recursos humanos, materiales, inmuebles, y la Ciudad le fue transmitiendo estas órdenes de pago”. “Esta es la única documentación respaldatoria en manos del Poder Ejecutivo que sirve para hacer la evaluación del costo concreto”, reiteró.

Además, leyó una de las cláusulas del convenio donde se deja en claro que “a pesar de que la Ciudad asume todas las funciones y facultades de seguridad en materia no federales, el Gobierno siguió prestando servicios”.

Luego fue el turno de Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal de la Seguridad, quien enfatizó que “existen una cantidad de datos que de ninguna manera tiran para atrás la ratificación del convenio”. Asimismo, destacó el rol de la Policía de la Ciudad en la pandemia: “Tengo el más alto de los respetos por la estructuración y el profesionalismo que se ha construido”.

El exlegislador porteño -que en su momento debatió sobre el convenio en el Parlamento porteño- precisó que “la preexistencia de la Policía Metropolitana era en enero de ese año de aproximadamente 5 mil efectivos” y se traspasaron “19.953 efectivos”, además de 1.800 nuevos cadetes desde ese momento a la actualidad.

“La suma de efectivos no puede estar nunca por debajo de 29 mil y puede estar en 32 mil”, sostuvo y mencionó que las recomendaciones de las Naciones Unidas son de “300 efectivos por 100 mil habitantes”, con lo cual la Ciudad podría “con 9 mil efectivos estar satisfaciendo las necesidades acorde a su territorio de tres millones de habitantes”.

Al igual que La Ruffa, Fuks resaltó que “el Estado Nacional sigue prestando servicios” en barrios populares, “por un total de recursos de 1.811 millones” de pesos. “Estamos ratificando también en este convenio este dato”, dijo.

Volviendo hacia atrás, el funcionario recordó que el expediente del convenio se inició el 4 de enero de 2016 “a las 18 horas, 33 minutos y 41 segundos” y “el 5 de enero se fue a votación” sin “ningún tipo de información contributiva y técnica”.

“Está bien, habían ganado las elecciones hacía muy pocos días, había una capacidad política de imponer agenda. Ahora están reclamando una capacidad de información, que por supuesto estamos aquí para dar, pero que nadie reclamó en ese momento“, completó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password