La Legislatura sancionó una ley de prevención de la ludopatía y modificó los juegos online

La medida fue aprobada con 39 votos a favor, 4 en contra y 17 abstenciones una normativa que busca asistir a quienes padecen de juego patológico y a sus familiares, así como también prevenir el juego.

Durante la sesión ordinaria de este jueves, la Legislatura porteña sancionó con 39 votos positivos, 4 negativos y 17 abstenciones la primera ley de ludopatía de la Ciudad, a través de la cual buscarán prevenir el juego patológico en cualquiera de sus modalidades; así como también concientizar a la sociedad sobre la existencia del juego patológico y evitar sus consecuencias perjudiciales a nivel individual, familiar y social.

La medida contó con el acompañamiento de los bloques GEN, UCR-Ev, VJ, CF y PS, el rechazo de PTS, PO, AyL y FIT, y la abstención del FdT.

La iniciativa recientemente aprobada busca “disminuir la exposición de la población en general y de las personas jugadoras en particular -en especial a aquellos vulnerables, compulsivos y/o problemáticos- a factores, condiciones y situaciones que faciliten el desarrollo del juego patológico” y ofrecerle a los ludópatas y sus familiares “los tratamientos psicológicos, psiquiátricos y/o clínicos que sean eficaces y/o funcionales para reducir los daños, sanar la patología y evitar la reincidencia”.

En lo que respecta a los juegos de apuesta en línea, el texto establece que quienes comercialicen este tipo de actividades deberán proporcionarle al usuario apostador información precisa y completa respecto del tipo de juego, reglas, probabilidad de obtener premio, y demás información relacionada a la operatoria del juego. Así como también “disponer de un perfil de juego que permita al apostador acceder en forma sencilla y en línea a su historial de juego, su comportamiento, brindando información clara que le permita tomar decisiones sobre su conducta”; entre otras cuestiones.

A su vez la medida prohíbe el funcionamiento de cajeros automáticos y/o máquinas expendedoras de dinero, espacios donde se realicen empréstitos o transacciones de idéntica naturaleza mediante entrega de bienes, cheques, documentos u otros valores, o que actúen como casas de empeño en el interior y dentro de un radio de 200 metros de las Salas de Juego.

También prohíbe los medios de pago asociados a cuentas abiertas a solicitud de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) o del ente administrador de los pagos que corresponda, para la acreditación de prestaciones de ayuda social provenientes de programas, entidades o servicios de la Nación, de esta u otras jurisdicciones y/o transferencias de créditos entre apostadores.

Entre otras cuestiones, la normativa establece sanciones económicas de entre 10 mil y 75 mil unidades fijas –es decir, entre 214 mil y 1.605.000 pesos-, así como la suspensión de la actividad durante un lapso de entre 15 y 30 días.

En cuanto al juego online, la Casa autorizó con 27 votos positivos, 5 negativos y 28 abstenciones una resolución de Lotería de la Ciudad Sociedad del Estado (LotBA S.E.), que introduce modificaciones a otra resolución anterior por la cual se reglamentaron las normas y formas de concesión para operar los juegos de azar en línea.

Por otro lado, los legisladores aprobaron con 39 votos a favor, 4 en contra y 17 abstenciones una serie de modificaciones en la Ley de Lotería de la Ciudad, en las que se estableció que los permisos que el distrito capitalino otorgue no sean concedidos a quienes se encuentran en una situación procesal que permita establecer, con certeza suficiente, su participación en los ilícitos penales contra la fe pública, la administración pública, y demás expresiones de la corrupción o de delitos organizados.

También plantea que las restricciones en el otorgamiento de los permisos alcancen también a otros delitos como pueden ser los del Capítulo IV del Código Penal de la Nación respecto de los delitos de estafa y otras defraudaciones y los delitos contra el orden económico o cualquier otro delito, cuando el sujeto pasivo sea la Administración Pública. Estas actividades de defraudación de la administración pública constituyen modalidades delictuales incompatibles tanto como las correspondientes a la corrupción pública.

El debate en el recinto

Al respecto de la iniciativa, la diputada de Vamos Juntos (VJ) Mercedes De Las Casas señaló que esta “es la primera ley sobre una temática compleja y dolorosa como lo es la ludopatía” e insistió en que “estamos generando un marco de juego controlado, cuando el juego no es responsable se convierte en daño y dolor. Es un trastorno compulsivo que afecta a quien lo padece y a su familia y entorno, es una enfermedad silenciosa y difícil de detectar para las familias”

“Esta ley es un gran paso para procurar que los juegos de azar sean responsables, queda mucho por seguir trabajando pero comenzar restringiendo y sancionando es un buen modo de empezar”, destacó.

Asimismo Myriam Bregman (PTS) explicó que “es un debate un tanto llamativo porque últimamente vemos al oficialismo en el Congreso Nacional rasgándose las vestiduras, pero parece que eso no llegó a la Legislatura de la Ciudad” y afirmó que “lejos de tratar cualquier tema vinculado a la pandemia, acá se piensa en lanzar un mega negocio como lo son los juegos online”.

“La pandemia y la crisis económica son un coctel explosivo para que la gente se haga adicta al juego. No es un entretenimiento, no es un juego inocente… estamos hablando de criminales que están haciendo negocio con la desesperación de la gente”, sentenció.

Por su parte la peronista Claudia Neira (FdT) señaló que como bloque se abstuvieron en la votación porque “si bien logramos algunos avances, entendemos que estamos hablando de un conjunto de proyectos que están íntimamente relacionados entre sí” y remarcó que “como oposición responsable estamos acá proyectos de ley que, claramente, no tienen nada que ver con la pandemia pero que sí tienen que ver con la Ciudad; lo que hoy estamos haciendo tiene que ver con la regulación del juego online, hay un interés de parte del Gobierno porteño de avanzar en este sentido”.

“Es lógico querer regular está actividad que existe y está instalada en el mundo, también es importante que se controle y se prevenga la ludopatía. Cuando hablamos de ludopatía estamos hablando de salud, entonces hay que encararlo desde ese lado…”, aseveró y sentenció que “esto es una gran fuente de ingresos para la Ciudad pero sabemos muy bien que es una actividad que le trae muchos problemas a los porteños”.

Mientras que Hernán Reyes (VJ) precisó que “es una decisión difícil y compleja la del juego online, pero ya se ha tomado hace algunos años. Esto va a traer cambios, vamos a tener que medir el impacto en la sociedad y en las nuevas tecnologías” e insistió en que “es necesaria una ley de ludopatía, creemos que tener una a o tenerla porque el Estado tiene que proteger a los ciudadanos”.

A su turno el legislador del GEN Sergio Abrevaya consideró que “si hay algo que alimenta la ludopatía es el juego online, nosotros deberíamos estar eliminando el juego online, no ampliándolo” y subrayó que “el proyecto de la ley de ludopatía está bien, algunas cosas podrían mejorarse”.

Sobre esa misma línea, Marta Martínez (AyL) recordó que como bloque votan “en contra de cualquier proyecto que ponga primero la ganancia empresaria, aún más cuando vaya en detrimento de la salud de la población”.

En contraposición el socialista Roy Cortina (PS) aseguró que “es una ley que le debíamos a la Ciudad, algo por lo cual el PS viene insistiendo desde hace bastantes años” y remarcó que “la ludopatía es un tema del que no se hablaba por allá en el 2000 o 2002, se desconocia… pero hoy entre el 1% y 3% de la población mundial sufre algún tipo de trastorno en relación al juego”.

“No tenemos una ley de ludopatía a nivel nacional, hay solo un puñado de provincias que tienen legislación en este tema aunque no son tan integrales como la que aquí se está tratando”, destacó.

Por otro lado el radical Marcelo Guouman (UCR-Ev) aseveró que “esta ley que acaba de sancionar la Legislatura acuerda un trabajo que tiene más de 10 años de debate parlamentario” e insistió en que “genera un conjunto de regulaciones para el sector del juego y, al mismo tiempo, brinda herramientas desde el Estado para atender a las personas que sufren de juego patológico.

“Se crea un Registro voluntario de exclusión para proteger de los excesos que vuelvan compulsivo el juego”, remarcó y concluyó señalando que está “fundada en los principios de juego responsable, publicidad responsable y responsabilidad social regula la actividad del juego en nuestra Ciudad  y lo controla desde el Estado”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password