Kulfas destacó que se destinarán casi $95.000 millones al financiamiento de la producción

Al exponer sobre el presupuesto asignado a su área, el ministro resaltó que hay “un salto muy significativo en el proceso de inclusión financiera de las pymes”.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó que en el Presupuesto 2021 se destinarán 94.748 millones de pesos al financiamiento de la producción, lo que consideró “un salto muy significativo en el proceso de inclusión financiera de las pymes”.

Así se expresó el funcionario al participar de una nueva reunión de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, que preside Carlos Heller, en el marco del tratamiento de la ley de gastos y recursos para el año próximo.

Kulfas informó que el presupuesto total vigente a 2020 es de 130.991 millones de pesos, mientras que para 2021 el monto será de 129.938 millones, sin el FOGAR (Fondo de Garantías Argentino), destinado a préstamos para pymes.

El funcionario explicó que el principal componente del gasto del Ministerio de Desarrollo Productivo serán las transferencias directas al sector privado y otros, que significan el 89,3% del gasto total.

También destacó el aumento del gasto de capital, que incluye el Programa Global de Crédito acordado con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), el FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo), el desarrollo de proveedores y parques industriales.

Al desagregar el gasto, Kulfas señaló que el financiamiento para la producción será de 94.748 millones de pesos, incluyendo el FOGAR, el FONDEP y el programa del BID, buscando bonificar la tasa a 165.000 empresas -“aproximadamente una de cada cuatro”- y otorgar 140.000 garantías.

“Este es un salto muy significativo en el proceso de inclusión financiera de las pymes, y apunta a masificar el crédito productivo en Argentina”, subrayó.

También se destinan 6.302 millones en herramientas no financieras, esto es, “competitividad y productividad pyme”, con el fin de asistir a 1.350 empresas y  brindar asistencia y capacitación a 15.000 emprendedores.

El Programa de Desarrollo de Proveedores tendrá partidas por 4.760 millones de pesos, y además se destinarán 2.357 millones para parques industriales, 2.204 para desarrollo tecnológico y 1.288 para el impulso de la economía del conocimiento.

Al respecto, el radical Luis Pastori le preguntó a Kulfas si avala las modificaciones que le introdujo el Senado al proyecto de ley, que volvió a Diputados.

“No se ve afectado en absoluto el espíritu de la norma. Es el mismo que se discutió en 2019 y que se discute en 2020: generar un paquete de ayuda y de estímulo para el desarrollo de una actividad central para el presente y el futuro de la Argentina”, respondió el ministro.

“Incentivar las exportaciones industriales”

Al responder preguntas de los diputados, Kulfas rechazó que los anuncios económicos del jueves pasado tuvieran que ver “solamente con los derechos de exportación del complejo sojero”.

Por el contrario, dijo que además de anunciarse la puesta en marcha del fondo de compensación para pequeños productores, se hizo un “planteo integral de los derechos de exportación y los reintegros a las exportaciones de bienes industriales y agroindustriales”, contemplando cerca de 6.000 productos.

“La estrategia de industrialización requiere de estímulos que hagan que sea más conveniente agregar valor y exportar con mayor valor agregado”, sostuvo.

Sin embargo, advirtió que hasta ahora “los principales reintegros al exportador estaban más enfocados en las materias primas industriales que en los insumos intermedios o bienes finales”.

Por eso, se planteó un esquema de reducción del 42% de los derechos de exportación del sector industrial y un aumento promedio del 28% de los reintegros a las exportaciones del sector industrial, con un costo fiscal estimado en 330 millones de dólares, enfatizó Kulfas.

El impacto de la pandemia

Kulfas informó que la asistencia productiva brindada entre abril y septiembre fue equivalente al 3,4% del PBI en lo que hace al ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción), créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos, postergación y reducción de contribuciones patronales, créditos a MiPyMEs y garantías FOGAR, entre otros.

Además, el ministro dijo que se verifica una recuperación de la economía mes a mes desde abril, “el momento más complicado de la pandemia”, y paralelamente se registra una caída de la cantidad de empresas inscriptas en el ATP: en el caso de la industria, hubo un 69% de empresas menos, mientras que en el comercio la reducción fue del 62%.

También resaltó que “la industria ya opera en niveles similares al año pasado”.

Asimismo, explicó que los objetivos del ministerio son los de reactivar la industria nacional, fomentar el crecimiento y la competitividad de pymes y emprendedores, la actividad minera y el mercado interno.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password