Ocaña también manifestó su repudio por la creación del observatorio NODIO

La diputada pidió además citar a la Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Miriam Lewin, ante la Comisión de Libertad de Expresión.

La diputada nacional por Confianza Pública Graciela Ocaña

La diputada nacional por Confianza Pública Graciela Ocaña repudió la creación del “Observatorio contra la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales”, denominado NODIO y pidió citar a la Defensora del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, Miriam Lewin, ante la Comisión de Libertad de Expresión para que responda sobre los objetivos del programa y “el posible avasallamiento sobre la libertad de expresión y libertad de prensa que significaría su implementación”.

Ocaña advirtió que NODIO “tiene como objetivo único controlar de manera enmascarada el contenido que se difunde a través de los medios de comunicación, avasallando la libertad de expresión y la libertad de prensa, vulnerando los principios y derechos fundamentales reconocidos por la Constitución Nacional y las Convenciones Internacionales de Derechos Humanos”.

A través de dos proyectos de resolución y declaración, acompañados por los diputados de Juntos por el Cambio María Luján Rey, Dina Rezinovsky, Julio Sahad, Gisela Scaglia, Carmen Polledo, Adriana Ruarte, Alicia Fregonese, Claudia Najul, José Luis Patiño, Alicia Terada, Alberto Asseff y Lidia Ascárate, entre otros, la legisladora nacional sostuvo que “existen sobradas razones para desconfiar de este tipo de programas creados por el kirchnerismo, partido que ha atacado en incontables oportunidades a los medios de comunicación, avasallando la libertad de expresión y la libertad de prensa. La creación de este programa no es más que una nueva demostración de cuáles son sus objetivos a la hora de gobernar”.

En ese sentido, Ocaña aseveró que “resulta preocupante la poca información brindada acerca de cuáles serán las funciones y objetivos de NODIO, ya que la descripción referida no deja para nada claro el alcance y las limitaciones que debe tener, en cuanto a qué parámetros objetivos serán los que se utilicen para analizar y evaluar la información”.

Asimismo, los escritos presentados indican que “de la lectura de los objetivos de NODIO no puede identificarse verdaderamente el fin último para el que fue implementad, ya que la descripción de sus objetivos carece de sustancialidad, además de ser incompatibles con los estándares internacionales de prohibición de censura previa, contradiciendo el fin principal de la libertad de expresión, que es generar cada vez más voces que enriquezcan el debate democrático de la sociedad”.

Al respecto, Ocaña expresó que la conducción de NODIO “será con una persona designada a propuesta del oficialismo que responde a una visión política determinada” y se preguntó “¿Cómo podrá garantizarse la objetividad en dicha decisión?”

Finalmente, subrayó que “no es necesario realizar un análisis mucho más profundo para darse cuenta de que la decisión resultará completamente sesgada y responderá a los intereses del partido político de turno, algo que resulta completamente inadmisible en una democracia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password