La Ciudad avanzó con más regulaciones para el reconocimiento facial

Los diputados porteños aprobaron una ley que busca garantizar la privacidad, confidencialidad e intimidad de las personas en el marco del uso de cámaras de video vigilancia.

FOTO: Pura Ciudad

Con la intención de regular aún más la implementación del reconocimiento facial en la Ciudad, la Legislatura porteña sancionó una serie de modificaciones a la Ley 5.668 de Sistema Integral de Seguridad Pública, con el objeto de reforzar las disposiciones que garantizan el derecho a la privacidad, intimidad y confidencialidad de las personas frente al uso de las imágenes de video vigilancia.

La normativa sobre seguridad en la Ciudad ya tiene un título destinado a reglamentar el uso de esa metodología de seguimiento y control preventivo y también están estipuladas las garantías de confidencialidad, brindándole a todos los ciudadanos la seguridad jurídica sobre las circunstancias en las que se utilizarán informaciones que tienen que ver con su identidad personal, como lo son los datos biométricos. Pero ahora se consignó la prohibición de incorporar datos biométricos, imágenes y/o registros de aquellas personas que no cuenten con una orden de restricción de libertad en el Registro de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas.

También queda vedado modificar o editar las imágenes y se estipula que ningún material audiovisual -que pudiera afectar la intimidad de los ciudadanos- sea difundido por televisión u otros medios.

Además para garantizar un adecuado control institucional del uso de sistemas de video, se crea una Comisión de Seguimiento del Sistema de Video Vigilancia de la Seguridad Pública y se da participación e intervención como contralor a la Defensoría del Pueblo.

La iniciativa original fue de Claudia Neira (FdT) y otros miembros de su bancada y el tema fue tratado en la Comisión de Seguridad, que preside Claudio Cingolani (VJ), quien hizo de miembro informante en el debate parlamentario. No obstante, Neira informó en el debate que su bancada iba a votar negativamente alegando que eran necesarios nuevos consensos on más sectores de la comunidad.

Por su parte, Marta Martínez (AyL) explicó que rechaza “este sistema ahora que lo incluyen en la ley del mismo modo que rechazamos cuando se implementó por decreto el año pasado. Es una reforma que no fue discutida abiertamente ni se le dio la posibilidad de expresarse a los organismos de derechos humanos y hasta Naciones Unidas que la cuestionan fuertemente” y remarcó que “con la excusa de identificar a prófugos, desde que se implementó este sistema en abril pasado varias personas inocentes fueron detenidas de manera arbitraría mediante este sistema”.

“Por otro lado, este sistema le permite al Gobierno reconocer a las personas que circulan por la calle o a los trabajadores que participan en una protesta en la vía pública y que luego no se sabe qué hace el Gobierno con toda esa información, sin mencionar las denuncias de los organismos de derechos humanos acerca de la dificultad del sistema para identificar personas de tez oscura de manera absolutamente discriminatoria”, aseguró y concluyó rechazando que “el Gobierno de la Ciudad siga destinando millones de pesos a fortalecer el aparato represivo y policial mientras trabajadores de la salud, educación y del sector estatal cobran salarios de miseria y encima se lo congelaron durante todo este año con la excusa de la pandemia”.

En tanto Myriam Bregman (PTS) indicó que “hay algo que ha caracterizado al macrismo en la Ciudad, desde el ex jefe de la policía local Fino Palacios a esta parte, es el espionaje ilegal y la persecución arbitraria” y destacó que “los antecedentes de este sistema de cámaras y reconocimiento facial son, entre otros, que se usó como parte del sistema de espionaje del grupo de la AFI ´Super Mario Bros´. Han sido utilizadas, para perseguir a los trabajadores y trabajadoras del Astillero Río Santiago y referentes de la Garganta Poderosa mientras se manifestaban frente al Congreso contra la Ley de Presupuesto en octubre de 2018; poco tiempo atrás, nos enteramos que la AFI aún tenía las fichas de estos manifestantes perseguidos: ¿demasiada casualidad?”.

Al mismo tiempo que cerró alertando que “vamos a presentar un proyecto para la prohibición del sistema de reconocimiento facial, dado que está comprobado en muchas partes del mundo que permite una vigilancia masiva y automatizada inédita. Lo grave es que revierte la carga de la prueba, violando la presunción de inocencia: todas las personas que pasen frente a la cámara son culpables hasta que el sistema ´descarte´ que no son a quienes se busca”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password