Las críticas de la Coalición Cívica al proyecto de Presupuesto

Para Paula Oliveto, en este debate el Gobierno perdió la oportunidad de “convocar a todos a un gran acuerdo”. Javier Campos sostuvo que la decadencia argentina arrancó con el concepto de que “se conquista al pueblo combatiendo al capital”.

Paula Oliveto sostuvo que "agrediendo al que piensa distinto evitamos construir puentes para construir el futuro".

La Coalición Cívica fundamentó su postura frente al Presupuesto con severas críticas al Gobierno, como las que lanzó la diputada Paula Oliveto, que afirmó que “este presupuesto que hoy está a nuestra consideración está plagado de delegaciones de facultades que nos deja a los legisladores ante un panorama minoritario y excluyente”.

“Es inadmisible acompañar un presupuesto que delega el Congreso sus facultades a un funcionario que no eligió el pueblo sino el presidente de la República”, sostuvo Oliveto, para quien “las variables propuestas en el presupuesto no son razonables, son inconsistentes. Nadie va a creer que al final del 2021, el dólar va a estar 102 pesos”.

La diputada sostuvo que “cada día más, la situación es acuciante y angustiante, los precios suben, en este presente hay una desocupación que hiere a los hogares argentinos, donde la inflación le quita el poder adquisitivo a todos, del que se van las empresas, de este presente de violencia y de angustia”.

Sobre el final, Oliveto advirtió que “agrediendo al que piensa distinto evitamos construir puentes para construir el futuro. Este país necesita que las fuerzas políticas democráticas nos sentemos todos a ver cómo construimos el futuro. Por eso, nosotros no podemos votar el Presupuesto si se basa en mentiras y concentración de poder. Perdió el gobierno la oportunidad de convocar a todos a un gran acuerdo en este momento histórico”. 

A su turno, el diputado Javier Campos se refirió a la carta suscripta esta semana por la vicepresidenta de la Nación, que atribuyó los problemas de la economía al bimonetarismo. Para el diputado de la CC, “la Argentina tiene un problema que viene arrastrando desde hace muchas décadas. El bimonetarismo es un síntoma. Esa enfermedad de fondo está relacionada con nuestra actitud frente al crecimiento y al progreso. Desde 1955 fue continua la decadencia y el problema surgió cuando se instauró un concepto peligrosísimo que es que se conquista al pueblo combatiendo al capital. Significa un gran problema para el desarrollo del país”.

Aclaró no obstante que ese “no es un problema de un partido político, sino de toda la dirigencia”. Y agregó que “esta concepción política nos ha traído una encerrona. La pobreza es por definición la falta de capital. Cuando se combate el capital se afecta al empresario, al comerciante y también al más postergado de los ciudadanos. Terminamos sin trabajo ni empleo, y nuestro país llegó a una instancia  definitiva: ya no queda capital en la Argentina. Debemos dejar de actuar contra el progreso”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password