El Senado rindió homenaje a los 37 años de la vuelta de la democracia

En el arranque de la sesión de este viernes, senadores radicales recordaron el 30 de octubre de 1983, día en que Raúl Alfonsín ganó las elecciones.

martin lousteau sesion 30 octubre 2020
Martín Lousteau consideró que Alfonsín fue "un gran hombre" pero "también un prócer". (Foto: Comunicación Senado).

A 37 años del 30 de octubre de 1983, día en que Raúl Alfonsín se consagró en las elecciones presidenciales poniendo fin con ese triunfo a la dictadura militar, senadores rindieron homenaje a la figura del expresidente radical en el arranque de la sesión de este viernes.

El primero en tomar la palabra fue Martín Lousteau, quien destacó que “hoy se cumplen 37 años de la recuperación de la democracia en Argentina” con la victoria de la fórmula Raúl Alfonsín-Víctor Martínez, abriéndose así el período democrático “más largo de nuestra historia desde que se sancionó la Ley Sáenz Peña”.

El porteño recordó que en ese momento él tenía 12 años, y relató su anécdota personal del festejo junto a su hermana y su madre. “Parecía que la oscuridad se terminaba y que venía la luz”, sostuvo y mencionó que el contexto “no era fácil por la fragilidad institucional y la economía”, sin embargo “era tal el entusiasmo colectivo que nos embargaba, a pesar de los enormes desafíos”.

Lousteau resaltó que Alfonsín “le devolvió a la UCR la vocación de representación mayoritaria”, sacándole “el 25 por ciento que arrastraba hacía tiempo” y alcanzando casi un 52 por ciento. Pero “para Alfonsín ganarle al otro no era lo importante”, sino que él “prefería que la fecha de la democracia sea el 10 de diciembre”.

El senador de la UCR destacó los hechos que marcaron la presidencia de Alfonsín como la condena a los represores, la conformación de la CONADEP y la derogación de la ley de autoamnistía.

“Alfonsín fue un gran hombre y también un prócer, porque la tarea que él emprendió es una tarea que es de todos los argentinos”, completó.

A continuación, el fueguino Pablo Blanco aseguró sentir “mucho orgullo de que haya sido él quien enarboló la bandera de la recuperación de la democracia”. “El mejor reconocimiento que podemos hacerle es tratar de imitarlo en el camino del diálogo, como bien dijo usted días pasados señora presidenta, y ojalá sea cierto; ese es camino, el camino del consenso y la discusión más allá de todas las diferencias que pueda haber”, expresó el radical.

En tanto, la juejeña Silvia Giacoppo subrayó que Alfonsín fue “un gran hombre, un gran estadista a quienes muchos hombres de la política del mundo lo recuerdan como aquel hombre valiente que tuvo el coraje de hacer lo que jamás se había hecho, que un gobierno democrático juzgue a un gobierno militar que se había autoamnistiado”.

La radical consideró que la vuelta de la democracia fue “fruto de una epopeya colectiva” en la que “toda la sociedad argentina fue parte de ese cambio estructural”. Hoy por hoy, la democracia “está fortalecida, está en el colectivo nacional el concepto de que la única forma de vivir y desarrollarnos en sociedad es con instituciones sólidas”, señaló.

Y advirtió: “No tenemos que caer en la tentación de considerarnos que somos los dueños de la verdad, que por haber ganado o haber perdido una elección está todo dicho, debemos continuar entre todos”.

Por su parte, el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, recordó el “valor del abrazo simbólico” al relatar cómo vivió ese día, encontrándose su casa en El Colorado, Formosa, cerca de una sede de la UCR y otra del PJ.

“Creo que Alfonsín fue el hombre para esa gesta del ’83, para intentar consolidar una democracia en Argentina”, manifestó el radical, que rescató “tres legados muy fuertes” como son “el sistema democrático, el diálogo y la reivindicación del acuerdo”.

En el marco de esta fecha, Naidenoff aseveró que “en la historia que se escribe de acá para adelante” hay que “dar otro salto de calidad” con “la materia pendiente, la sustancia, el contenido las deudas que tiene la democracia con una generación que está mirando a los costados y espera de nosotros otro tipo de respuestas”.

Por Juntos Somos Río Negro, el senador Alberto Weretilneck pidió “reconocer también el sacrificio” de las organizaciones de derechos humanos, de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. Asimismo, valoró al movimiento obrero, a los combatientes de Malvinas y “a todos aquellos que de manera pública o anónima lucharon contra la dictadura y que permitieron que el 30 de octubre los argentinos vayan a votar”.

Finalmente, el jefe de la bancada oficialista, José Mayans, afirmó que el 30 de octubre se trata de “una fecha significativa para el pueblo argentino”, y recordó que junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fueron compañeros de Alfonsín en el Senado.

“Indudablemente él fue un gran presidente por su trabajo para fortalecer la democracia argentina”, dijo y ponderó su trabajo “por los derechos humanos” y “por el Estado de Derecho”, además de haberse “enfrentado a los poderes fácticos”.

El peronista agregó: “En la parte económica tuvo dificultades, y sobre todo a lo último de su mandato, pero lo recordamos por el juicio a las Juntas, por su lucha por los derechos humanos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password