“El país necesita el presupuesto porque es muy simbólico para la economía real”

El senador nacional Carlos Caserio consideró que se trata de un “presupuesto expansivo con un rol activo del Estado”. Además, brindó detalles del proyecto que comenzará a ser debatido este martes en la Cámara alta.

El senador nacional cordobés Carlos Caserio.

El senador nacional por Córdoba Carlos Caserio consideró que el Presupuesto 2021 “es expansivo con un rol activo del Estado”, y brindó detalles sobre el proyecto que comenzará a tratarse este martes en la Cámara alta. 

La ley de leyes, que ya tiene media sanción de la Cámara de Diputados, prevé un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación anual del 29% y un dólar en torno a los 102,4 pesos, para fin del año. El martes a las 16.30 lo debatirán en comisión en el Senado con autoridades del Ministerio de Economía para responder preguntas de los senadores, y también invitaron a personal de la oficina de presupuesto del Congreso. 

En diálogo con Edición Calificada, Caserio, quien preside la Comisión de Presupuesto y Hacienda, indicó que “el país necesita el presupuesto porque es muy simbólico para la economía real tener el presupuesto aprobado. Los objetivos centrales de este presupuesto es consolidar la protección social de los sectores vulnerables, porque esta crisis de la pandemia ha pegado fuerte”. 

En este sentido, el senador del FdT manifestó que piensan en una caída económica significativa: “La baja del PBI en Argentina y en el mundo ha sido tremenda, en nuestro país se estima que la caída va a estar en 12 punto del PBI, algo histórico, que no es sólo patrimonio nuestro, lo ha dicho el Banco Mundial la caída es impresionante desde 1870 que el ingreso per cápita no cae en todo el mundo como pasó en este y que es la peor recesión después de la Segunda Guerra Mundial”. 

Para el legislador el presupuesto 2021 “marca el verdadero sendero” de la economía para el futuro, “porque es un presupuesto plurianual, si bien las variables fundamentales son las de 2021 también tiene una proyección para todo el mandato del presidente Alberto Fernández. La idea es cumplir un camino de desarrollo sustentable sobre la base de un desarrollo previsible, para nosotros lo fundamental es la generación de empleo”. 

La única solución que tiene la Argentina es crecer”, resaltó el senador y explicó que la negociación del canje dio muchas expectativas para el futuro y, que, además, “tenemos que recuperar la situación fiscal, los impuestos están con inconvenientes y pensamos que el año que viene va a mejorar”. 

El presupuesto es expansivo con un rol activo del Estado, gastos de capital que es la puerta de la inversión pública, con obras públicas y demás cuestiones de servicios, del 2% del PBI que duplica el del 2019, creemos que ese va a ser el motor de la economía, y de a poco se van a ir sumando los sectores privados, la capacidad instalada está en un 40% de lo que puede dar el país, asique hay mucho por crecer el año que viene. El crecimiento que se estima del 5,5%o del Producto Bruto Interno (PBI) es la base; es probable que lo podamos superar”, estimó Caserio. 

Por otro lado, el legislador cordobés recordó la situación macroeconómica con la que se encontró el Frente de Todos al asumir el gobierno: “Nosotros en 2019 recibimos el país con 3,5 punto de PBI de endeudamiento. Lo que bajamos con ese déficit primario de ajuste lo subimos porque nos tuvimos que endeudar para sostenerlo, una deuda de 44 mil millones de dólares que no dejó nada en Argentina, porque no se hizo caminos, no se mejoró el empleo no se lo utilizó para la actividad productiva, sino que se utilizó para la actividad cambiaria financiera. Esos 44 mil millones de dólares no están, entraron y se fueron del país y la economía la hemos recibido mucho peor de antes del acuerdo con el Fondo. Esos 3,5 punto de PBI que teníamos por la deuda bajó a 1,5 por la renegociación de la deuda. Asique esos dos puntos que recuperamos al poder hacer un canje exitoso nos permite ahora aplicarlo a la obra pública”. 

Finalmente, se refirió al “bimonetarismo” que advirtió en su carta la vicepresidenta, y dijo: “Ya llegaremos con los años a una economía que el peso argentino sea significativo, no es una cuestión de un gobierno, sino que es una cuestión de mentalidad. El Estado es el responsable de crear las condiciones para que los habitantes crean en la moneda, esa debe ser una política de Estado de este gobierno y de los sucesivos. En Brasil a veces la diferencia del dólar es muy significativa con el real sin embargo los precios no aumentan un peso. Eso es lo que hay que ir cambiando en la mentalidad”. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password