El Senado aprobó beneficios laborales y previsionales para trabajadores y contratistas de viñas

Un proyecto avalado este jueves les otorga un régimen previsional igual al de los peones rurales, con la posibilidad de jubilarse a los 57 años. También se amplía el pago que reciben los contratistas, de diez a doce meses.

anabel fernandez sagasti sesion 5 noviembre 2020
Ambas iniciativas tuvieron media sanción por unanimidad. (Foto: Prensa Anabel Fernández Sagasti).

Dos proyectos de ley de la senadora Anabel Fernández Sagasti (FdT) que otorgan beneficios laborales y previsionales a trabajadores y contratistas de viñas fueron aprobados este jueves en el Senado por unanimidad (65 votos positivos). El debate pasa ahora a la Cámara de Diputados.

La mendocina resaltó que se trata de “muchos años de lucha y de reclamo de los contratistas de viñas”, una “figura laboral atípica” que se trata de “una especie de empleado y de socio del dueño de la finca”, presente sobre todo en las provincias con industria vitivinícola.

La vicejefa del bloque oficialista señaló que los contratistas reciben “10 mensualidades al año, no 12 como cualquier trabajador”, con lo cual “en esos dos meses no se le hacen aportes jubilatorios y carece de obra social”.

En ese sentido, explicó que “un contratista de viña entrega la uva en el mes de marzo, de abril, el elaborador se lo recibe sin precio, y recién a partir de junio y julio le empiezan a pagar a él y al dueño de la finca lo que le corresponde”.

Por eso, Fernández Sagasti consideró que “es justo y entendible desde el sentido común que esto en el siglo XXI” se apruebe. “Con estas iniciativas estaremos llevando muy buenas noticias a más de 44 mil trabajadores y más de 3.500 contratistas de viñas”, agregó.

En qué consisten los proyectos

Uno de los proyectos establece un régimen previsional especial para trabajadores y contratistas de viñas, que podrán jubilarse a los 57 años, sin distinción de sexo, siempre que acrediten 25 años de servicio con aportes.
De esta manera, la iniciativa equipara a estos empleados con los peones rurales, que también tienen un régimen diferenciado debido al tipo de trabajo que realizan.

Respecto del cómputo de los años de servicios, el proyecto aprobado establece que cuando el viñatero haya alternado con tareas de otro tipo “se efectuará un prorrateo en función de los límites de edad y de servicios requeridos para cada clase de tareas o actividades”.

Asimismo, se indica que la contribución patronal será la que rija en el régimen común (Sistema Integrado Previsional Argentino) incrementada en un 2% a partir de la vigencia de la ley.

Cabe aclarar que la media sanción también abarca viñas que posean olivares y frutales, siempre y cuando la actividad vitícola sea la principal.

El segundo proyecto avalado en la Cámara alta modifica el Estatuto de Contratistas de Viñas y Frutales, señalando que la remuneración mínima se debe abonar distribuida en doce mensualidades iguales y consecutivas -y no en diez, como en la actualidad-, debiendo ser reajustadas si la situación económica, general o zonal, así lo aconseja.

Sucede que en las viñas existe un contrato laboral atípico por el cual la mensualidad se paga por diez meses aunque los contratistas trabajen los doce meses del año, por lo que ahora el proyecto busca subsanar esa situación.

Además de la mensualidad, al contratista le corresponde actualmente un porcentaje de la producción, de entre el 15% y el 19%, que se mantiene en el proyecto de Fernández Sagasti.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password