La UBA desmintió haber desaconsejado la construcción del nuevo estadio de San Lorenzo

La Universidad informó que no realizó ningún estudio de impacto ambiental que sugiriera que no se avance con la edificación de una cancha en Boedo. La información había sido difundida por la organización “Vecinos Unidos por Boedo” algunos días atrás.

FOTO: Twitter del club San Lorenzo

Después de que la organización “Vecinos Unidos por Boedo” diera a conocer la semana pasada un supuesto estudio de la UBA en la que se desaconsejaba la construcción del nuevo estadio del club San Lorenzo en la zona, la Facultad de Ingeniería de esa Casa de Altos Estudios desmintió haber realizado un informe de impacto ambiental de esas características.

En un comunicado que publicó en su página web oficial, la Universidad expresó que “ante una noticia relevada por distintos medios respecto de un supuesto estudio de impacto ambiental por la relocalización del estadio ‘Pedro Bidegain’,  la Facultad de Ingeniería de la UBA expresa públicamente el desconocimiento institucional de dicho informe” y remarcó que “esta Casa de Altos Estudios se caracteriza por tener los más altos estándares de rigurosidad respecto de las publicaciones e informes emitidos por sus institutos y departamentos, los cuales están debidamente certificados por investigadores y docentes”.

Asimismo aclaró que “estos documentos cuentan con un proceso interno, según el cual es posible rastrear a los responsables de dichas investigaciones, las que a su vez cuentan con la firma de quienes los han realizado, además del sello de sus institutos o departamentos correspondientes” y concluyó lamentando “el uso indebido de su nombre e insignias, así como los inconvenientes que haya podido ocasionar dicho mal uso, para lo cual se está trabajando para que esta situación no se repita”.

Cabe recordar que algunos días atrás la organización vecinal “Vecinos Unidos por Boedo”, que se manifestó en reiteradas ocasiones en contra del traslado del estadio al predio ubicado en Av. La Plata 1700, había difundido un comunicado en el que aseguraba que la UBA había realizado un informe ambiental y que en sus supuestas conclusiones establecía que “los principales impactos potencialmente negativos y de alta intensidad están relacionados con la construcción y funcionamiento de un Estadio de capacidad para 42 mil personas. La puesta en valor del barrio por la existencia de nuevas instalaciones para actividades deportivas, recreativas, comerciales y de esparcimiento puede ser un impacto positivo en la medida que se elimine la construcción del estadio y que el terreno sea utilizado para la enseñanza y práctica deportiva y actividades sociales en lugares abiertos y en contacto con la naturaleza de espacios verdes a crear”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password