Piden incluir en la curricular escolar de la Ciudad la “educación emocional”

Es una propuesta de Eugenio Casielles (CF) para que los estudiantes desarrollen competencias emocionales, inteligencia interpersonal e intrapersonal.

Con la intención de educar a los estudiantes en el descubrimiento de sí mismo y de su entorno, el diputado de Consenso Federal (CF), Eugenio Casielles, impulsó en la Legislatura porteña un proyecto de ley para que la Ciudad incluya en su curricula educativa los contenidos de “educación emocional” como obligatorios en los establecimientos educacionales de todos los niveles y modalidades.

Se trata de un proceso de enseñanza de las habilidades emocionales, mediante el acompañamiento y apuntalamiento de la persona, en el ejercicio y perfeccionamiento de las mismas”.

De esta manera, la iniciativa tiene por objeto que los alumnos puedan desarrollar sus competencias emocionales, la inteligencia interpersonal e intrapersonal, con el fin de educar al ser humano en el descubrimiento de sí mismo y de su entorno; así como también aprender a gestionar sus emociones y reconocer las dimensiones del desarrollo de la persona en su aspecto biológico, psicológico, social, afectivo y espiritual con el objeto de promover el bienestar personal y social; entre otras cuestiones.

El texto también establece que se deberá constituir una “Comisión Técnica Multidisciplinaria de Educación Emocional”, la cual deberá conformarse por profesionales de diferentes disciplinas que tengan conocimientos, experiencia y/o autoría sobre dicha temática: psicólogos, psicopedagogos, operadores en psicología social, educadores, entre otros.

La misma tendrá por objeto realizar la capacitación y actualización especializada de los educadores, trabajadores sociales, docentes, psicólogos, operadores en psicología social y demás; así como también desarrollar la investigación sobre la temática y la evaluación y monitoreo de los resultados y progresos realizados a partir de la aplicación de la presente ley.

En los fundamentos de la propuesta, Casielles aseguró que se trata de “una estrategia educativa de promoción de la salud, que tiene el doble objetivo de disminuir conductas sintomáticas y mejorar la calidad de vida de las personas, a partir del desarrollo de habilidades emocionales y de la construcción de un propósito de vida” y consideró que “las presiones del contexto, la manera vertiginosa de vivir, las constantes crisis, las incertitudes y problemáticas socio económicas y demás cuestiones que representan inestabilidades de todo tipo, se ven reflejadas en nuestra sociedad, lamentablemente, en muchos casos, mediante signos de violencia, depresión, consumo de drogas, consumismo, culto de la imagen, delincuencia, etc”.

“Es de fundamental importancia abordar una educación que favorezca el desarrollo de la resiliencia, salud emocional y satisfacción personal, dinamización de recursos y el entrar en acción, tolerancia a la frustración y automotivación, considerando que del 70 al 80 % del éxito que obtenemos en la vida depende de las habilidades emocionales”, señaló y concluyó asegurando que se trata de un “avance en materia educativa significativo, donde la Ciudad de Buenos Aires tiene la posibilidad de contribuir sustancialmente en mejorar la calidad de vida de los porteños y disminuir conductas sintomáticas a futuro, cuya base causante radica en la mala gestión de las emociones”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password