Críticas de uno de los diputados que deberán pagar el aporte: “Es pan para hoy y hambre para mañana”

El entrerriano Atilio Benedetti, de la UCR, es uno de los tres que quedarían alcanzados por el impuesto a la riqueza. Advirtió que podría no ser por única vez y que afectará al capital de trabajo.

Atilio Benedetti y Mario Negri en el recinto (Foto: @atiliobenedetti)

El diputado nacional Atilio Benedetti (UCR-Entre Ríos) es uno de los tres que deberían pagar, por única vez, el aporte solidario para morigerar las consecuencias de la pandemia, debido a tener un patrimonio superior a los 200 millones de pesos.

Los otros dos que quedarían alcanzados son el jefe del bloque oficialista y autor del proyecto, Máximo Kirchner, y José Ignacio De Mendiguren, quien se encuentra de licencia y se expresó en contra de la iniciativa.

En esta condición, Benedetti criticó en la sesión de este martes el denominado impuesto a la riqueza y aseguró que será “pan para hoy y hambre para mañana”.

El legislador sostuvo que “a pesar del nombre épico y romántico de esta iniciativa, no hay ninguna duda de que estamos en presencia de un nuevo impuesto, y cada vez que ha venido un nuevo impuesto en Argentina ha venido para quedarse”.

Puso como ejemplo que en 1932 se instauró el impuesto a las Ganancias “por única vez” y persiste hasta hoy, así como en 1995 se aumentó el IVA en tres puntos solo por un año, y en 2001 se creó el impuesto al Cheque.

Además, Benedetti señaló que “es un muy mal impuesto porque no va a alcanzar solo a las grandes fortunas, sino también al capital de trabajo de muchísimos propietarios de pymes que dan trabajo a lo largo y ancho del país”.

“Este diseño no distingue entre lo que es una inversión financiera de lo que son inversiones en empresas que generan trabajo y actividad económica”, planteó el radical.

Agregó que “tampoco es cierto que se va a afectar solamente a 9.000 contribuyentes. Nosotros recibimos esta información de boca de la titular de AFIP y fue en base a datos del cierre de 2018 -porque todavía no estaban las declaraciones juradas de 2019- y tenían que ver con las presentaciones de Bienes Personales, que sabiamente separan los montos de los inmuebles rurales y las participaciones en acciones y en pymes”.

“Esto va a generar muchísimos más contribuyentes que estos 9.000 sobre los que se está especulando”, dijo.

En tanto, sostuvo que se trata de “un impuesto confiscatorio porque en muchos casos de muchas empresas que hoy sufren dificultades, van a tener que vender parte de sus activos para hacer frente a esto”.

“Esta es una muy mala señal hacia el futuro, que desalienta y trae enormes preocupaciones a todos aquellos que pueden invertir en el país, generar actividad económica y puestos de trabajo”, advirtió finalmente Benedetti.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password