Otra diputada cambia su postura sobre el aborto legal y votará en contra

Se trata de la correntina Sofía Brambilla, del Pro. “Es una bola de humo para evitar hablar de los problemas más relevantes”, argumentó. También la chaqueña Aída Ayala modificó su postura.

sofia brambilla

A medida que avanzan los días se ajusta el sondeo en la Cámara de Diputados en torno al proyecto de despenalización y legalización del aborto. Pero las novedades no provienen solo de la definición de indecisos: también se comienzan a vislumbrar cambios de postura de diputados que votaron el proyecto en 2018.

El primero fue el de la chaqueña Aída Ayala (UCR), que tras votar a favor hace dos años ahora confirmó que lo hará en contra, y lo mismo sucederá con otra diputada, la correntina Sofía Brambilla (Pro), quien este jueves anunció que rechazará la iniciativa, la cual calificó como un “mecanismo de distracción”.

“Me parece una barbaridad que mande este proyecto al Congreso. Es una bola de humo para evitar hablar de problemas más relevantes, más graves, para los argentinos. Me parece totalmente desafortunado el momento”, sentenció Brambilla en una entrevista a Radio Dos de Corrientes.

La legisladora argumentó: “Este tema generó mucho debate y mucho conflicto. Creo que no es momento. Tenemos problemas mucho más severos con la pandemia y la cuestión económica, para ponernos a discutir un tema tan sensible que prácticamente quebró al Congreso”.

Brambilla sostuvo que el Gobierno “busca distracción, que nos empecemos a pelear unos con otros, tanto la sociedad como dentro del Congreso”, para que, entre otras cosas, “pase desapercibida la ley de movilidad jubilatoria, que perjudica notablemente los haberes de los jubilados”, o “que quieran meter la reforma tributaria en extraordinarias”.

“Yo nunca milité el proyecto, de hecho me estaba por abstener y lo resolví una semana antes”, dijo Brambilla sobre su apoyo en 2018

“Es un mecanismo de distracción. No voy a acompañar, por supuesto. Voy a votar en contra del proyecto, porque quedó claro después de 2018 que los correntinos y las correntinas en su mayoría no acuerdan con ningún tipo de proyecto de legalización del aborto, con lo cual le debo a quienes me pusieron en la banca”, explicó.

La diputada reconoció que “lo bueno del proyecto fue que puso sobre la mesa un tema muy sensible, pero hizo discutir a la sociedad entera”. “Se tiene que hacer política pública en esta materia, pero podemos ir por el lado de la prevención, que por otra parte siempre fue mi postura”, aclaró.

En ese sentido, llamó a trabajar para “hablar de educación sexual integral en los colegios”, “prevenir los embarazos no deseados” y trabajar sobre la falta de acceso a mecanismos de anticoncepción”, al considerar que “el Estado tiene que proveer mejores sistemas”.

La correntina insistió: “Me parece totalmente desafortunado el momento y creo que es un mecanismo de distracción”.

Consultada sobre su voto a favor en 2018, respondió: “Uno va leyendo lo que el electorado, a quien uno representa, le va pidiendo. Yo nunca milité el proyecto, de hecho me estaba por abstener, y lo resolví una semana antes, porque pensé que blanqueando el asunto, el Estado podía activar los mecanismos. Ocultando el tema no salvamos las dos vidas, porque los abortos clandestinos suceden”.

“Me parecía que el Estado tenía que hacerse cargo de este problema, por eso acompañé el proyecto, pero es más que obvio que la sociedad argentina lo rechaza. Y a mi me sostienen en la banca los correntinos, con lo cual soy leal a mis principios de no traición a quienes me han puesto y han confiado en mi”, finalizó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password