Consideran que “la necesidad de la unión nacional” está “más vigente que nunca”

Fue al cumplir un nuevo aniversario del abrazo histórico encuentro entre los dos líderes populares más importantes de la Argentina en ese momento, Ricardo Balbín y Juan Domingo Perón.

A 48 años de aquel hecho, fue resignificado como “un intento por cerrar una grieta, que hoy se percibe como una tarea primordial para salir definitivamente de la crisis”.

Este 19 de noviembre se conmemora un nuevo aniversario del histórico abrazo entre Ricardo Balbín, líder radical, y Juan Domingo Perón, líder justicialista. Ese gesto que cerró décadas de antagonismos en la Argentina, se dio en la casa de este último dio inicio así a La Hora del Pueblo.

Este abrazo fue recordado a través de un encuentro virtual de reflexión organizado por Adelante Buenos Aires, con los periodistas Silvia Mercado y Jorge Rosales, los dirigentes Miguel Ángel Pichetto y Mario Negri, y la coordinación del diputado provincial Emiliano Balbín, nieto del líder radical.

En la apertura, el diputado Balbín señaló: “se cumple un aniversario más de un abrazo histórico que marcó el fin de los antagonismos en la Argentina. Fue uno de esos gestos tan importantes en la política, cuando los grandes hombres, ante las grandes dificultades, comprenden que es necesario buscar denominadores comunes, puntos de coincidencia para avanzar en la búsqueda de la paz social”.

“Es bueno recordarlo, porque son las cosas que le hacen bien a la política y a la gente, pero es fundamental analizarlo con perspectiva de actualidad y de futuro”, dijo el diputado provincial.

Por su parte, Miguel Pichetto expresó que “significó el reencuentro de dos estadistas, que tenían la mirada puesta en el interés del país, dos hombres que pensaron diferente y que estuvieron enfrentados, pero que en la madurez comprendieron lo que la Argentina necesitaba en ese momento”.

“Se dieron ese abrazo, pero además construyeron la recuperación de la democracia; el Perón de ese momento buscaba la unión nacional, y la muerte del General, al poco tiempo, frustró en gran medida esa esperanza que había generado el abrazo”, completó el ex senador nacional.

“Balbín y Perón dejaron de lado viejos rencores, y se enfocaron en lo importante”, dijo por su parte Jorge Rosales, y agregó: “si la dirigencia política en general, hoy retomara ese ejemplo, y apelara solo a su honestidad intelectual dejando de lado sus cuestiones personales, otra seria la realidad de nuestro país. Para trazar denominadores comunes que nos permitan construir un país estable y previsible, que no caiga en las recurrentes crisis como la actual. Tenemos que alentar al diálogo, a la construcción de un destino común”.

En el mismo sentido, Silvia Mercado reflexionó: “para mí, el abrazo Balbín Perón, era un tema del que hablaban los viejos, nunca le presté atención. Para mí era más importante el día de la militancia. Y nunca antes investigué el tema, quizás porque la figura de Balbín quedo opacada primero por Perón, y luego por Raúl Alfonsín. Es más sexy hacer libros del peronismo. Pero la verdad es que habría que hacer muchos homenajes a este abrazo. Fue un intento de pacto de la Moncloa argentino, el pacto que fue posible en un momento dramático de la Argentina, pero que finalmente no se pudo realizar por la muerte de Perón”.

“Habría que analizar -agregó la periodista- quienes quedaron afuera de ese abrazo, y las circunstancias que se sucedieron, y quienes quedarían afuera hoy de un nuevo intento de pacto de la Moncloa en el país, que ojalá se concrete”.

Finalmente, Mario Negri dijo que “este encuentro se dio en un contexto de país que se balanceaba entre el retorno de Perón, los deseos de unidad, y la violencia que parecía instalarse definitivamente. La política estaba precedida por valores que se han perdido, como la ejemplaridad, o el pecado de la gula por lo material. En la política, aún en la adversidad y en las peleas más profundas, la austeridad era una cosa cotidiana, no era un esfuerzo, era una condición de la política y de los dirigentes políticos”.

“El 19 de Noviembre -agregó-, debería ser declarado el Día de la Unidad Nacional, y en ese sentido presenté un proyecto. En aquel momento había una inmensa grieta de ideas que mantuvo postergado al país durante años, y sin embargo fue posible el abrazo. Los acuerdos son un salto sin red pero que mantienen un horizonte en el tiempo. En los acuerdos no hay ganadores y perdedores. Pero hoy en día, en la Argentina, los acuerdos buscan garantizar la victoria de unos sobre otros, y eso es muy frustrante, porque así es imposible, seguiremos tropezando con la misma piedra”.

“En esa época estábamos atrapados por los miedos. La muerte estaba en las calles, paradójicamente era la muerte la que vivía. Teníamos profundos desencuentros. Y aquel abrazo, para muchos, fue como sacarse una mochila de encima, sacarse las peleas de tantos años de encima. Fue la magia de la fuerza de dos liderazgos, que convirtieron el abrazo que se dieron arriba en abrazos abajo, entre vecinos que hacía años no se hablaban”, manifestó Negri, para finalizar diciendo: “la historia no se construye de pequeñas pasiones, sino de los gestos que nadie imagina que se pueden dar, que perduran en el tiempo, que producen un punto de inflexión”.

Del encuentro virtual participaron, además, los legisladores Miguel Bazze, Karina Banfi, Valentín Miranda, y Melisa Grecco; el intendente de Coronel Dorrego Raúl Reyes; ex legisladores como Juan Pablo Bylac y Juan Pedro Tunessi; el ex intendente de Bahía Blanca, Juan Carlos Cabirón; autoridades partidarias como Horacio Barreiro; Juan Carlos Simoncelli, de la Comisión Permanente de Homenaje a Ricardo Balbín; concejales, presidentes de comités, jóvenes y militantes en general.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password