Mura: “el Gobierno Nacional busca perjudicar las finanzas de la Ciudad”

El ministro de Economía y Finanzas se reunió con la Comisión de Presupuesto para explicar el Presupuesto 2021, el cual es de contingencia por 587 mil millones de pesos, con una fuerte reducción del gasto público y suspensión de obras, debido a la reducción de la coparticipación que percibe la Ciudad.

Con fuertes cuestionamientos a la decisión del presidente Alberto Fernández de reducir por decreto los recursos coparticipables que recibe la Ciudad, el ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura, se reunió este miércoles con la Comisión de Presupuesto –a cargo del oficialista Claudio Romero (VJ)- para explicar el proyecto que establece un presupuesto de contingencia de 587 mil millones de pesos que establece una fuerte reducción del gasto público, suspensión de obras, revisión de grandes contratos y medidas transitorias.

En ese sentido, el funcionario aseguró que “somos un Gobierno que funciona planificando, las grandes transformaciones que hemos visto son en gran parte por esa planificación minuciosa, la cual se ve reflejada en el Presupuesto. Así lo hacemos hace años, desarrollando un Presupuesto riguroso”.

Al mismo tiempo que explicó los motivos por los cuales la presentación de la norma se demoró casi dos meses, al señalar que “este Presupuesto 2021 surgió condicionado por la pandemia que azota a nuestro país y el mundo, pero el pasado 9 de septiembre de manera intempestiva e inconstitucional el Gobierno Nacional avasalló los derechos de la Ciudad y le quitó más de un punto de la coparticipación”.

“Es un gran error (la decisión del Ejecutivo Nacional), la transferencia de recursos por el traspaso de la Policía fue el establecido por la propia policía y solo cubría los gastos generados por el mismo”, manifestó en función de los dichos del presidente, quien había asegurado que se habían entregado más recursos de los que correspondían. Asimismo Mura indicó que “para hacerse cargo del servicio, la Ciudad debió contratar más personal y hacer una inversión en otras cuestiones, algo que tampoco fue contemplado”.

Sobre esa misma línea, el ministro consideró que “el Gobierno Nacional busca perjudicar las finanzas de la Ciudad, es por ello que presentamos una medida cautelar para defender nuestros derechos. Desde aquel día hasta hoy la Ciudad dejó de recibir 9 mil millones de pesos” e insistió en que “la reducción en la coparticipación no se trata de una medida aislada, sino que forma parte de una decisión de afectar la autonomía financiera de la Ciudad”.

“Estamos revisando todos los contratos para poder hacer este recorte de gastos sin poner en riesgo el funcionamiento del Estado”, dijo el ministro.

Es por ello que remarcó que “además de analizar un escenario post pandemia, la Ciudad tuvo que volver a revisar su presupuesto para evaluar el impacto de esta decisión del Gobierno Nacional”.

Por otra parte en función del presupuesto de contingencia presentado, el funcionario señaló que “estamos planteando debido a la reducción de gastos se refleja en tres grandes ítems: el primero, la postergación y ralentización de obras (esto afectará a más de 20 obras que se estaban desarrollando en la red de subterráneos, la cárcel de Devoto, no se construirán 52 kilómetros de plan hidráulico) y en cuanto a equipamiento podemos decir que no se comprarán más de ocho mil cámaras de seguridad, 500 patrulleros y 200 motos”.

“En segundo lugar se revisarán los contratos, estamos revisándolos todos para poder hacer este recorte de gastos sin poner en riesgo el funcionamiento del Estado. El tercer punto tiene que ver con una reducción en la administración del Gobierno, se buscará promover el teletrabajo y reducir los alquileres; esto también afectará a la discusión paritaria del próximo año”, añadió y concluyó recordando que “es el segundo año consecutivo que este Presupuesto cuenta con una perspectiva de género”.

En la reunión estuvieron presentes de manera presencial y virtual los diputados Agustín Forchieri, Diego García Vilas, Daniel Del Sol, Facundo Del Gaiso, Matías López, Paola Michielotto, Cristina García, María Sol Méndez, María Luisa González Estevarena, Natalia Fidel, Victoria Roldán Méndez, Carolina Estebarena, Esteban Garrido (VJ), María Rosa Muiños, Claudio Ferreño, Santiago Roberto, Cecilia Segura (FdT), Inés Gorbea, Diego Weck, Marcelo Guouman (UCR-Ev), Sergio Abrevaya (GEN), Alejadrina Barry (FIT) y Gabriel Solano (PO).

El debate en Comisión

Tras la exposición del ministro, el trotskista Gabriel Solano (PO) manifestó que “hay cosas que nos preocupan mucho, hay algo que es central: la situación de los trabajadores que tienen al Gobierno de la Ciudad como jefe, ellos ya vienen sufriendo un ajuste y tuvieron una perdida en su salario que ronda el 20%” y remarcó que “ahora con este proyecto se plantea una paritaria del 27%, pero los estadistas calculan una inflación del 51%; es decir, los trabajadores perderán 52 mil millones de pesos, lo cual coincide –justamente- con lo que va a perder la Ciudad con la quita de la coparticipación”.

En tanto la diputada del Frente de Todos (FdT) Cecilia Segura recordó que “el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, nos dijo que la mejor manera de salir de esta situación de crisis, profundizada por la pandemia, es con el trabajo” y precisó que como bloque “analizamos que en el Presupuesto, la función trabajo es de las que más cayó de cara al 2021. ¿Por qué si el eje para recuperarnos es el trabajo, es lo que más cae en el presupuesto? Son las PyMEs las mayores generadoras de trabajo en blanco y deberían recibir más asistencia”.

Por su parte Sergio Abrevaya (GEN) manifestó que “es una situación extraña, estamos ante un Presupuesto que está atado a un fallo judicial debido a la quita de recursos coparticipables por la presión que han ejercido el propio presidente y algunos gobernadores” y consideró que “se nos transfiere un servicio como la Policía y el mensaje que nos envía la Nación es ‘páguenlo ustedes’”.

“Estoy de acuerdo con que se piense un plan de contingencia, me preocupa el tema del sello a las tarjetas de crédito”, advirtió.

Mientras que la vicepresidenta segunda de la Legislatura porteña, María Rosa Muiños (FdT), argumentó que le “llama mucho la atención que haya tanto perjuicio, con algo que solo es el 9% y que correspondía al traspaso de la Policía… ahora dicen que no se harán las obras. Ahora se está revisando en el Congreso y en la Corte Suprema, son dos instituciones democráticas” y afirmó que quiere “saber que es un presupuesto de contingencia a futuro, si la Corte Suprema no falla en función de lo que el jefe de Gobierno tiene previsto. ¿Volverá a la Legislatura para que lo revisemos nuevamente o si el Gobierno tomará la decisión unilateralmente?”.

A lo que el ministro precisó que “si la Corte falla a favor de la Ciudad o si el Gobierno Nacional decide dar marcha atrás, este paquete de leyes quedaría desactivado”.

El proyecto en cuestión

La iniciativa remitida al Parlamento sostiene las partidas presupuestarias destinadas a las áreas esenciales como educación, salud y desarrollo social, así como también lo destinado a seguridad. También obliga al Gobierno porteño a “suspender, ralentizar o postergar obras, planes y proyectos”, pasa a un mantenimiento mínimo y esencial del espacio público, se eliminan exenciones impositivas a operaciones financieras, entre otras medidas.

Además en la normativa se aclara que se “se trata de un presupuesto de contingencia y con medidas transitorias ya que, si no hay un fallo favorable en la Corte y/o si se avanza con el proyecto de Ley en el Congreso, se deberán realizar nuevos ajustes de impacto”.

El texto explica que debido a la quita por decreto del 1,18% de coparticipación, la Ciudad dejará de percibir este año más de 13 mil millones de pesos, cifra que ascendería a 52 mil millones para el 2021. “A un ritmo de 150 millones de pesos menos por día, desde el 10 de septiembre a la fecha, la Ciudad dejó de percibir 8.400 millones de pesos”, señaló Larreta.

“Al mismo tiempo, el Gobierno nacional avanzó con un proyecto de ley que ya tiene media sanción del Senado y se encuentra en la Cámara de Diputados. De ser aprobado, el impacto para las finanzas de la Ciudad sería aún peor: significarían otros 13 mil millones menos, es decir 65 mil millones en total para el año próximo”, sostiene el proyecto.

Más allá de esto, el proyecto de la Ciudad se formuló con las mismas variables macroeconómicas que figuran en el proyecto de Ley de Presupuesto Nacional: variación de la actividad económica del 5,5%, tipo de cambio de $ 102,4 hacia fin de año y variación en el nivel de precios del 29%.

Con el escenario de los efectos de la pandemia aún vigentes, la Ciudad decidió continuar priorizando la inversión en áreas sociales, ya que lo destinado para Salud, Educación y Desarrollo Social, entre otros servicios, alcanzará al 51,4% del total del presupuesto. Además, se mantendrá la inversión en el gasto en Seguridad (una de las mayores preocupaciones de los vecinos), con el 16% del total del presupuesto.

Las estimaciones para el próximo año presentan un total de gastos estimado en 612.643,5 millones y un total de recursos por 587.568,9 millones, lo que proyecta un Resultado Financiero deficitario en 25.074,6 millones. Esto representa un 64% menos que al cierre del 2020, esperando alcanzar para el ejercicio 2022 nuevamente el equilibrio presupuestario.

No obstante, el presupuesto para el ejercicio 2021 muestra un Resultado Económico Primario de 111.892,7 millones y un Resultado Primario superavitario de 22.925,4 millones, revirtiendo el déficit del 2020.

En cuanto a los recursos totales estimados para el próximo año se incrementan en un 40% con respecto al 2020, con una previsión de 587.568,9 millones, correspondiendo 585.649,8 millones (99,7%) a recursos corrientes y 1.919 millones (0,3%) a recursos de capital. Los ingresos tributarios se calculan en 549.148,2 millones (+39,2% con respecto a este año), con una estimación de ingresos tributarios propios de 447.317 millones (81% del total), en tanto que los recursos provenientes de la Coparticipación Federal se estiman en 101.831,2 millones (19% restante).

Mientras que sobre los impuestos que reflejan la actividad económica en la Ciudad, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos es el tributo que mayor participación registra en la composición total de los recursos tributarios con el 61,3%, alcanzando los 336.626,5 millones para el próximo año. Por su parte, el Impuesto a los Sellos refleja el 6,9% del total, con una participación de 37.772,2 millones para el 2021.

El total de gastos estimado para el 2021 equivale a 612.643,5 millones, siendo el gasto primario de 564.643,5 millones, con un crecimiento del 25% con respecto al corriente año.  Los gastos corrientes ascienden a 521.757,1 millones, significando un 85,2% del gasto total, en tanto que los créditos previstos para el gasto en capital se estiman en 90.886,4 millones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password