El Senado aprobó el proyecto para que el Congreso autorice los acuerdos con el FMI

La iniciativa establece que tanto el endeudamiento por fuera de los límites presupuestarios como los futuros programas con el organismo internacional deberán pasar por el Parlamento. La votación resultó con 65 votos a favor, ninguno en contra y una abstención.

tablero senado proyecto sostenibilidad deuda publica
La discusión del proyecto pasa a la Cámara de Diputados. (Foto: Comunicación Senado).

Con votos 65 votos a favor, ninguno en contra y una abstención -del rionegrino Alberto Weretilneck-, el Senado aprobó y giró a la Cámara de Diputados este lunes el proyecto del Poder Ejecutivo para que el Congreso deba aprobar los futuros acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como cualquier endeudamiento externo que supere el límite fijado en el Presupuesto Nacional.

Al abrir el debate, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, cargó contra la deuda tomada por la gestión anterior y dijo que “el endeudamiento de los últimos cuatro años no solamente lo vemos irresponsable, inadecuado, insostenible, sino que además tuvo un volumen inédito”.

“Estamos tratando de encontrar un camino lógico, para que los próximos Ejecutivos, incluido el nuestro, tenga responsabilidad para endeudar a los argentinos, lo haga con una visión racional, con créditos que se puedan pagar, y que eso signifique bienestar para la gente y no solamente atraso para el país”, subrayó.

PAE

El miembro informante del Frente de Todos recordó que “este Senado y nuestro bloque le ha pedido al FMI que esta negociación tiene que ser racional”, porque “todos sabemos que este crédito se tomó en circunstancias muy irregulares, que fue el más grande de la historia” y se otorgó aún “sabiendo de antemano que no se podía pagar”. Por eso, apuntó a la “co-responsabilidad de dar un crédito en esos términos”.

“No queremos el FMI nos quiera traer soluciones que siempre fueron pérdida para los argentinos”, afirmó el oficialista; y mencionó que con el dinero de ese préstamo “es muy difícil encontrar que se hayan hecho cien metros de camino o cinco escuelas”, sino que fue “una plata que entró por un lado y salió por el otro y que ni siquiera el FMI se encargó de cumplir sus estatutos”.

Desde la oposición, el senador Martín Lousteau instó a debatir los “problemas estructurales” de la economía argentina, y señaló que “lo que viene a hacer la ley” es a “colocar una suerte de rector institucional” para “evitar la discrecionalidad”.

Sin embargo, el radical reclamó que “en tiempos recientes esa institucionalidad fue víctima de excepciones”, con la sanción de ciertos artículos tanto en la ampliación presupuestaria como en el Presupuesto, dando “de baja” en éste último “elementos significativos de las leyes de responsabilidad fiscal”.

El exministro de Economía indicó que el proyecto “es nada más que la eliminación de un agregado del artículo 60 de la Ley de Administración Financiera”. Sobre esa línea, el legislador agregó que “si quisiéramos trabajar en serio” hay que “trabajar en aquellas cosas que han quedado desactualizada de la Ley de Administración Financiera”.

En su discurso, el porteño aseguró que “el origen del problema está en el déficit”. “Cuando vienen las crisis de balanza de pago vienen porque hay endeudamiento; pero vienen también porque hay pocas reservas y muchos pesos, y si no abarcamos el problema en conjunto no lo vamos a resolver”, explicó.

Por su parte, la santafesina María de los Ángeles Sacnun destacó que el proyecto “es una ley que retoma la manda constitucional y las atribuciones del Congreso”. La oficialista repasó, al igual que sus pares, la deuda tomada por el gobierno macrista y reprochó la decisión del pago los fondos buitre que “no le hizo ningún favor a la Argentina”.

“Cuando hablamos de recuperar la sostenibilidad no sólo es desde el punto de vista económico-financiero, sino también del punto de vista social”, resaltó y expresó que el país “estaba en default desde 2018” por más que se haya utilizado el término “reperfilamiento porque era una palabra más fina”. “Los acreedores fueron tan irresponsables como el gobierno de Mauricio Macri”, criticó y consideró que cuando la gente votó al Frente de Todos, “votó el nunca más a la deuda”.

A su turno, el macrista Esteban Bullrich lanzó que cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, asistió a la comisión a explicar el proyecto “vino a hacer sarasa”, en referencia a los números aportados sobre el rendimiento de bonos. “Este mecanismo de usar el dólar oficial para beneficiar a algunos fue usado en Venezuela para que muchos se enriquecieran”, alertó.

El bonaerense manifestó que existe un “problema adicional” que es el de “no reconocer la realidad”, algo por lo cual “los inversores no confían en la Argentina”. “Había deuda antes de Macri”, remarcó y detalló: “Casi dos de cada tres dólares que recibió el gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner eran preexistentes al gobierno de Mauricio Macri. 240 mil millones de dólares fue lo que dejó Cristina Fernández de Kirchner de deuda. Y este Gobierno recibió 330 mil millones de dólares”.

El opositor afirmó que “la estabilidad permanente se logra cuando se construyen consensos que trascienden un gobierno”, y sobre el proyecto lo tildó de “parcial, chiquito” porque “habla de la sustentabilidad de la deuda pero no habla de la sustentabilidad de Argentina”.

El oficialista Adolfo Rodríguez Saá advirtió que el proyecto “no tiene nada que ver” con el “nunca más” del endeudamiento. (Foto: Comunicación Senado).

Desde el Frente de Todos, el puntano Adolfo Rodríguez Saá aclaró que “el nunca más de la deuda no tiene nada que ver” con este proyecto, sino que es “todo lo contrario”, porque “estamos legislando para que los próximos endeudamientos sean autorizados en los próximos presupuestos y tengan un determinado uso”.

Si bien adelantó su acompañamiento al texto del Ejecutivo, el senador rechazó que se establezcan “pautas flexibles y blandas para seguirse endeudando”, y confesó tener un “sabor amargo” porque la iniciativa no es la que él impulsa como “un compromiso definitivo” para que “no haya vericuetos y siempre caigamos en el endeudamiento”, donde “las pérdidas son del pueblo y las ganancias se las lleva la usura internacional”.

Más adelante, la mendocina Anabel Fernández Sagasti destacó que ésta es “la cuarta ley que votamos en esta visión integral respecto de la complejidad que tiene la deuda pública en Argentina”. Al igual que sus pares, muy crítica del endeudamiento del gobierno anterior, la vicejefa de la bancada oficialista puntualizó que en los últimos cuatro años “la deuda bajo legislación extranjera pasó del 24% al 44%” y “ni qué hablar en moneda dura, pasamos a tener el 77% de nuestra deuda en dólares”.

“Cada uno de los indicadores de calidad de vida de los argentinos fue destrozado por el macrismo”, exclamó y señaló que “fue tal el desastre que no solamente no sabemos dónde están los 44 mil millones de dólares que le prestaron a la Argentina”, sino que “casi quiebran al FMI también”, en alusión al monto del crédito.

Al momento de los cierres, el monobloquista Alberto Weretilneck anticipó su abstención porque al proyecto “lo entendería viniendo del Congreso de la Nación”, pero “no lo entiendo proviniendo del ministro de Economía”, dijo. El rionegrino ahondó que “esta ley se adelanta un año” al dejar en claro que “piensan endeudarse en moneda extranjera y bajo legislación extranjera” en 2022. “Creo que es una ley que carece de sentido común”, opinó.

En tanto, el jefe del interbloque Parlamentario Federal, Juan Carlos Romero valoró que la iniciativa “fortalece el rol del Congreso en el endeudamiento a moneda extranjera y no hay que escandalizarse, porque con los pesos no vamos a ningún lado”. “El problema de Argentina no es coyuntural, es estructural”, aseveró y habló de “más de 35 años de incumplimiento”, algo que vinculó a “una conducta errática y equivocada de la dirigencia”.

El salteño recordó que el gobierno de Cristina Kirchner, en 2015, “dejó un déficit de 5,1%, y primario de 3,8%”. “Preguntar dónde está la plata (del crédito con el FMI) es no entender dónde estamos viviendo”, enfatizó y añadió que “la plata está gastada, porque los argentinos hace 35 años venimos gastando más de lo que tenemos”. “El pacto que Argentina necesita es el pacto fiscal”, observó.

El jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, confirmó el acompañamiento de la bancada y advirtió sobre un aspecto del proyecto referido a “cuándo brindará el Parlamento el acuerdo”, ya que no se establece si “la aprobación debe ser previa o posterior” a una negociación y pidió que esa cuestión sea aclarada en la reglamentación.

“Se busca con una ley respaldo político, que el Congreso brinde aval político para la negociación”, apuntó y abogó por comenzar a “ordenar el desorden macroeconómico que arrastra la Argentina”. En ese sentido, rechazó “el pase de facturas” porque “el endeudamiento y la fuga de capitales es transversal a todos los gobiernos”. El radical subrayó que “cuando un Estado es deficitario” se financia “con préstamos externos”.

En un llamado al oficialismo, el formoseño expresó que “administrar a Argentina en este escenario requiere mucha prudencia” por parte del Gobierno. Pegándole a la carta al FMI que envió el bloque del Frente de Todos, Naidenoff consideró que “el juego de las cartas” no logra “conmoverlo al Fondo”, sino que “el respaldo político es el que debe ser contundente”. “Estamos dispuestos a aportar, también aporten ustedes, porque la Argentina necesita calma y responsabilidad”, cerró.

Por último, el jefe del bloque Frente de Todos, José Mayans, ponderó que la iniciativa está en línea con los artículos 75 y 77 de la Constitución Nacional, algo que “fue violado sistemáticamente en el gobierno anterior” que hizo “caso omiso a la Constitución Nacional y a leyes que tenemos”.

“Este es un proyecto que invita a la reflexión”, sostuvo y defendió que en los gobiernos kirchneristas la deuda se pagó con “la economía creciendo” y “no haciendo ajuste”, como durante la gestión de Cambiemos, a la que cuestionó por un “fracaso contundente” en el que “el ratio de deuda fue casi el 100% del PBI”.

El formoseño le enrostró a la oposición que “fracasó el plan económico y ustedes no hacen una autocrítica al respecto”. Y se preguntó “a dónde fue la plata” del endeudamiento: “¿Al sector productivo, al sector comercial? No, fue a la usura”.

“Quédense tranquilos que por ahora no nos vamos a endeudar. Nadie nos quiere prestar un peso gracias a las gestiones que hicieron. El desafío que tenemos ahora es poner en marcha la economía”, completó.

El jefe del bloque Frente de Todos cerró el debate, que duró alrededor de cuatro horas. (Foto: Comunicación Senado).

Qué prevé el proyecto

El proyecto establece que la ley de Presupuesto de cada ejercicio “deberá prever un porcentaje máximo para la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras respecto del monto total de las emisiones de títulos públicos autorizadas para ese ejercicio”.

“Toda emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras que supere dicho porcentaje requerirá de una ley especial del Congreso de la Nación que la autorice expresamente”, indica el texto.

También dispone que “todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI, así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones, requerirá de una ley del Congreso de la Nación que lo apruebe expresamente”.

Durante el debate en comisión, el oficialismo hizo un agregado para que los recursos obtenidos por la emisión de deuda y los programas con el FMI no puedan ser utilizados para gastos corrientes.

Según quedó redactado, “la emisión de títulos públicos en moneda extranjera y bajo legislación y jurisdicción extranjeras, así como los programas de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI, y las eventuales ampliaciones de los montos de esos programas u operaciones, no podrán tener como destino el financiamiento de gastos primarios corrientes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password