Caserio: “El 99,98% de los argentinos no tiene que hacer este aporte”

El miembro informante del oficialismo valoró el papel del Estado en esta pandemia y afirmó que del universo de aportantes 380 representan el 55%. Se espera recaudar 420 mil millones de pesos.

carlos caserio sesion 30 noviembre 2020

Miembro informante del proyecto del impuesto a las grandes fortunas, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, Carlos Caserio, remarcó en el inicio de su discurso que se trataba de un aporte  “único, por única vez, en una situación trágica que tiene el mundo, y evidentemente en una situación excepcional comparada con los grandes momentos que tuvo el mundo. Estamos saliendo de esta pandemia como salimos de algunas de las guerras mundiales: con miles y miles de muertos en el mundo y también con las economías y las posibilidades de un mundo que estaba para crecer, suficientemente desgastadas”.

Antes de ponerse a detallar las características del proyecto, el diputado oficialista se preocupó por realzar el valor del Estado. Habló de la necesidad de tener “un Estado justo, solidario, que esté al servicio de la gente, porque los pensamientos neoliberales atacan siempre al Estado. El Estado tiene una obligación para el ciudadano, y para eso recauda recursos y tiene la responsabilidad de optimizar todo eso que recauda para el bien de la gente”.

Se preguntó entonces qué haríamos sin Estado, qué haríamos si el Estado no invirtiera en salud. “Porque la salud en la Argentina es pública, no es privada, como en otras partes del mundo”, recordó, precisando que a su juicio “el Estado es una herramienta fundamental y demostró su presencia en este año ante la trágica situación de la pandemia que por suerte pareciera que estamos saliendo”.

“Pregunto: si el Estado no hubiera tenido la inversión que tuvo en la estructura sanitaria del país, si el presidente no hubiese tomado la decisión inteligente y valiente de tratar de aplanar la curva, ¿cómo estaríamos hoy?”, expresó el senador cordobés, afirmando a continuación que esa determinación de este Gobierno “permitió no ver esa trágica foto de nuestros ancestros en Europa, que se morían por la calle, porque a pesar de ser tan adelantados, no tenían para atender a la gente tan afectada”. Y advirtió que con el rebrote “parece que están peor que antes. Es increíble que no se hayan preparado, porque nadie estaba preparado para eso”.

“Si no hubiésemos tenido el IFE, ¿qué hubiese sido de esos 9 millones de argentinos que recibieron esa cifra mínima de 10.000  pesos, que les permitió sobrevivir a esta pandemia?”, se preguntó Caserio. También insistió en que el Estado argentino se ocupó del aparato productivo, con las ATP, y por eso consideró que “las críticas al estado no son justas”.

Tras dejar claro cuál es a su juicio el rol del Estado se adentró en el proyecto en discusión, señalando que “esta ley es un aporte que solicitamos a los altos y grandes patrimonios del país”, y aclaró que el mismo está direccionado a las personas humanas, no a las empresas. “Esto es aplicable a las personas humanas con patrimonios superiores a los 200 millones de pesos”, agregó.

Caserio recordó que el Gobierno anterior “hizo un gran esfuerzo para que entremos dentro del mundo de los países de la OCDE”. Señaló al respecto que “la renta personal gravada que tienen los patrimonios en estos países es del 24%. Hay todavía ejemplos superiores, en Sudáfrica es del 34%. Argentina tiene gravado el 7%. Es la decisión del Estado. Pero tampoco esto significa una erogación extraordinaria”.

El aporte solicitado abarca el patrimonio de las personas, reconoció, “es lo que generalmente en el país tributariamente hacen los que pagan bienes personales”. Y a continuación precisó que “si tomáramos a las personas alcanzadas, tendríamos que el 0,02% son los que tienen que hacer este aporte. Para que sepa la gente que no se deje engañar, porque pareciera que estamos persiguiendo a los ricos, que no tiene nada de malo ser rico. El 99,98% de los argentinos no tiene que hacer este aporte. No estamos persiguiendo a nadie”.

El senador oficialista señaló a continuación que la recaudación aproximada, según la Oficina del Congreso de la Nación será de 420  mil millones de pesos, si todos contribuyeran. Eso significaría el 1,5 del PBI. “De este universo de aportantes, 380 son los mayores y representan el 55%”, comentó.

El 40% de estos posibles aportantes tienen bienes declarados y sus activos están dolarizados. El 92,4% de este 40% que tiene sus activos en dólares los tienen declarados en el exterior, agregó.

Caserio concluyó señalando que “tenemos que tener país con menos pobres, ¿y saben qué sería malo? Que los pobres sean solidarios y los ricos no”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password