Naidenoff: “Este proyecto termina en la nada”

Atribuyó la implementación del aporte solidario a la necesidad del “relato”, pero advirtió que “no alcanza con la mística” y será “un engaño” que terminará complicando.

El presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, cuestionó el manejo de la pandemia por parte del Gobierno. Puntualmente la herramienta utilizada: la cuarentena, “inédita también en el mundo por su prolongación”, criticó. En efecto, sostuvo que “el mayor daño fue la prolongación de la cuarentena, porque el Gobierno se equivocó mal, tampoco escucharon otras voces, pensaron que con el encierro se les solucionaba todo”.

“Y en materia económica los números son alarmantes, golpean desde arriba, en el medio y hacia abajo”, afirmó el senador radical, quien enumeró las consecuencias económicas hablando de “parálisis, cierres de más de 60 mil PyMEs y negocios en la Argentina, caída en el Producto Bruto Interno, por lo tanto la conclusión es que no hay sector productivo o social que no se afectó por las medidas que tomó el Poder Ejecutivo, que se tiene que hacer cargo de la extensión dela cuarentena”.

Para Naidenoff, la respuesta del Gobierno fue siempre advertir que quienes rompieran la cuarentena serían responsables de contagios masivos, y “en vez de eso generaron concursos preventivos masivos”.

La pandemia golpeó con todo, pero de la cuarentena y su prolongación se tiene que hacer cargo el Gobierno”, aseguró el senador de Juntos por el Cambio.

Se preguntó luego si el aporte solidario es la mejor respuesta. “No, no es la mejor respuesta. Y el propio Gobierno lo sabe”, sostuvo, afirmando que ese proyecto había quedado “en un rincón, se la pasó durmiendo todo el año, porque no le cerraba al equipo económico, no le cerraba al Poder Ejecutivo, no le cerraba cuando hablaban con los sectores productivos, en general generaba mayor incertidumbre y todas las recetas que no son recomendables en este contexto”.

¿Por qué lo presentaron? “El Gobierno tiene un problema y no es menor, porque en este debate hay una enorme carga ideológica. Para un Gobierno que dice representar sectores que se identifican con lo nacional y lo  popular, ¿cómo se le explica a esa masa crítica que la única respuesta que tienen para la sociedad es un ajuste? ¿Cómo se les explica a los jubilados que la receta es ajuste? ¿Cómo se le explica a los movimientos sociales que 9 millones de personas no van a tener más IFE? ¿Cómo se les explica a los empresarios que están ‘hasta acá’, a los que el Estado les tendió una mano, que hoy es mayor la presión tributaria y el ajuste?”, se preguntó Naidenoff.

Tras mencionar los tarifazos que vienen, el presidente del interbloque JxC agregó que este tema no se discutió en el Presupuesto, “y ahí uno de los autores (del proyecto de aporte solidario) no lo defendió, porque hay que defender un ajuste cuando se creen otras cosas… Entonces hay que compensar a los propios con un relato. ¿Y cómo se compensa? La herramienta de la compensación es ‘vamos por los sectores privilegiados de la sociedad’, que son 12 mil. Pero es tan grotesco el proyecto que no compensan a nadie”.

Naidenoff alertó que “esto termina muy mal, este proyecto termina en la nada. Yo entiendo la historia de los relatos, que puede servir para la tribuna, para cierta mística, pero no alcanza con la mística, es un engaño que termina complicando al colectivo”.

El senador de Juntos por el Cambio aseguró que los alcanzados por el aporte no son 12 mil, sino “muchos más”, tal cual anticipó Mercedes Marcó del Pont. Y agregó que para el Gobierno “hay un sector al que la pandemia no les afectó, el productivo. Parece que no, que trabajaron a full, sin ATP, que no tuvieron las persianas cerradas… Mentira. Golpeó a todos”.

El senador radical aclaró que coincidía con Carlos Casrio en cuanto al rol que debe tener el Estado, pero dijo que deben dejarse de lado los prejuicios, y que “la discusión es qué espalda tiene el Estado, y la espalda se llama recursos. ¿Cómo se generan recursos para sostener a este Estado? Se lo sostiene, a diferencia de lo que se cree, con 11 millones de empleados formales. El 65% trabajan en PyMEs; 3,5 millones en el Estado. El motor, el que enciende y genera expectativas es el privado, nos guste o nos guste.

El Estado sirve con recursos, de lo contrario seguiremos en un círculo vicioso”.

Ambientalistas gioja y beder, nosotos estábamos en famatina defendiendo contra la megaminería, y recibiendo palos y qué hzo el gobierno no ambientalista de cambiemos propuso que famatina sea un parque naiconal para que nos e toque

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password