Aborto legal: hay una mínima ventaja en contra en el Senado, pero los “indefinidos” son clave

Tras el anuncio del radical Juan Carlos Marino, el rechazo a la ley estaría dos puntos arriba. Hay además tres senadores que no revelaron su postura y una oficialista, en principio “celeste”, que podría dar vuelta su voto.

senado sesion 10 diciembre 2020
Foto: Comunicación Senado

Con toda la expectativa del Frente de Todos para que el Gobierno se alce con la victoria del proyecto de aborto legal, y cumpla así antes de fin de año una promesa de campaña electoral, el sector “verde” del Senado trabaja intensamente para revertir los números y evitar una segunda caída en esa cámara, sobre todo porque ahora representaría una derrota para la Casa Rosada.

Hasta este jueves, previo a la firma del dictamen en comisiones, la ley estaría dos votos abajo a partir del anuncio del radical Juan Carlos Marino, quien ratificó su voto en contra, como lo hizo en el debate de 2018, y que en los últimos días había estado dentro del grupo de los “indefinidos”.

De acuerdo al conteo realizado por parlamentario.com, la legalización del aborto reuniría 35 votos en contra y 33 a favor. Hay, además, tres senadores que no han revelado su voto y un senador de licencia, el tucumano José Alperovich, que en agosto de 2018 votó en contra, anunciándolo minutos antes del comienzo de aquella sesión y estirando la diferencia por un total de siete votos -fueron 38 en contra, 31 a favor y dos abstenciones-.

Se mantiene en la categoría de “indefinidos” la neuquina Lucila Crexell, que en reiteradas ocasiones ha manifestado estar a favor de la despenalización, pero hace dos años se abstuvo.

También continúan en esa posición, reservando su decisión bajo siete llaves, los entrerrianos Stella Maris Olalla y Edgardo Kueider. A diferencia de la radical, Kueider cuenta con la “presión” singular por ser parte del oficialismo y estar el tema puesto en agenda desde el propio Poder Ejecutivo.

Sin embargo, uno de los nombres donde están puestas las miradas es el Silvina García Larraburu -en principio, “celeste”-, rionegrina del Frente de Todos que hace dos años fue la única del bloque K en oponerse.

Días atrás, en declaraciones a medios de su provincia, la legisladora expresó que “sin dudas, hoy tenemos un proyecto totalmente distinto y una situación también muy distinta a la que se planteó hace dos años de mano del macrismo. Así que estamos analizando la letra chica de este proyecto, y definiremos en las próximas semanas”.

Consultada entonces si había cambiado su voto, García Larraburu sostuvo: “No especulo, sino que es un contexto muy distinto al que se dio en su momento en manos del ‘duranbarbismo’, distrayendo la atención, sin priorizar la salud. El debate que instaló en su momento el macrismo fue un debate muy confuso y sin instalar lo que era importante”.

Con el “poroteo” más que ajustado, el escenario en el Senado para el proyecto continúa abierto. A ello se suma que en la sesión prevista para el 29 de diciembre serán clave posibles ausencias o votos que puedan llegar a revertirse de un lado o el otro.

Esta semana, el riojano Carlos Menem, uno de los que se especulaba que podía faltar a la sesión, fue internado. Sin embargo, el expresidente dejó transcender su intención firme de votar y hacerlo, al igual que en 2018, en contra.

En caso de asistencia perfecta quedará descartada la posibilidad de que Cristina Kirchner desempate, por el número impar de 71 que se da con la licencia de Alperovich. Sea como sea, todos los pronósticos prevén que ninguna de las dos posturas ganará por amplia diferencia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password