Fuerte mensaje de la Iglesia Católica contra “la febril obsesión por instaurar el aborto en la Argentina”

En un mensaje en vísperas de la Navidad, la Conferencia Episcopal Argentina cuestionó que “hay miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver”, mientras que “esta agenda legislativa no trae esperanza”.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) criticó este lunes la “febril obsesión por instaurar el aborto en la Argentina”, mientras hay “miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver”, en un mensaje en vísperas de la Navidad y a días que se trate en el Senado el proyecto impulsado por el Gobierno.

La comisión permanente de la CEA, encabezada por el obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, señaló que “en estas últimas semanas” la “opción política pasó a ser una incomprensible urgencia, una febril obsesión por instaurar el aborto en Argentina, como si tuviera algo que ver con los padecimientos, los temores y las preocupaciones de la mayor parte de los argentinos“.

“Otra cosa sería defender los derechos humanos de los débiles de tal manera que no se los neguemos aunque no hayan nacido”, se enfatizó en el comunicado que se difundió en su cuenta de Twitter.

En el texto, los obispos expresaron que esta Navidad “nos encuentra en un momento histórico donde necesitamos una ardua reconstrucción: de las fuentes de trabajo, de la educación, de las instituciones, de los lazos fraternos”.

En ese marco, consideraron que “muchas cosas se han roto y necesitan ser sanadas”, y agregan: “Es momento de agradecer al pueblo argentino su paciencia, su cooperación, su resistencia”.

En referencia al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que se debatirá el próximo 29 de diciembre en la Cámara alta, la CEA advirtió que “para quienes esperan empezar un año mejor, esta agenda legislativa no les trae esperanzas”.

“Hay miles de cuestiones sanitarias y sociales a resolver, que requieren toda nuestra atención: desde los problemas de la vacunación hasta la cantidad de personas muy enfermas que este año no han recibido adecuada atención médica, pasando por las mujeres que sufren violencia o no tienen un trabajo digno. Pero lo que se les ofrece en este momento duro e incierto es el aborto, y eso es un golpe a la esperanza“, aseveraron los obispos.

Y añadieron: “No obstante, confiamos en el bien que habita en el pueblo, en esa tierra fértil que son los corazones de los argentinos, capaces de elegir la vida y la fraternidad más allá de todo”.

En otro tramo del mensaje navideño, manifestaron que la fiesta de la Navidad “nos hace pensar en la dignidad de cada vida, nos recuerda cuánto vale un ser humano”, y recordaron que el papa Francisco en su última encíclica insiste en que “la pandemia no nos deje iguales sino que nos vuelva más apasionados para defender toda vida: la vida de un anciano, de un discapacitado, de un enfermo, de un niño por nacer”.

“Así, este tiempo se convierte en un fuerte llamado a la solidaridad, al cuidado mutuo, a ser capaces de ponernos al hombro las penas de los demás”, dijeron y concluyeron: “Que la pandemia no nos impida imaginar y soñar un país más humano y fraterno”.

Con motivo del inminente debate de la legalización del aborto, el próximo sábado 26, la comisión ejecutiva de la CEA celebrará una misa en el santuario de la Virgen de Luján, que será transmitida a través de las redes sociales.

En tanto, para el domingo 27 -fiesta litúrgica de la Sagrada Familia- invitaron a que las catedrales y parroquias de todo el país celebren las misas con una “especial intención por la vida naciente”.

Para el lunes 28, fiesta de los mártires Santos Inocentes, los obispos “convocan al pueblo de Dios a una jornada de ayuno, oración y celebración de la misa”, según se informó en un comunicado.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password