Ni yankis, ni marxistas… chinos

Por Carlos Lionel Traboulsi. El secretario general del Partido Demócrata Cristiano CABA advierte la importancia de llevar adelante una política internacional “de multilateralidad y comercio abierto en resguardo de nuestros intereses”.

Es una realidad que ya no se puede ocultar a pesar que muchas administraciones en nuestro país quisieron hacer la vista gorda permitiendo el negocio de varios funcionarios y privados dejando nuestros recursos pesqueros para el disfrute de algunos en detrimento de nuestro pueblo.  

La Argentina necesita tener una logística adecuada para enfrentar la depredación de nuestros mares y la imposición autoritaria del Reino Unido que fue avanzando en zona de disputa hasta más de 2 millones de kilómetros cuadrados de mar que son nacionales alrededor de nuestras Islas Malvinas. En este extenso territorio azul no solo emite permisos de pesca ilegales usufructuando esos recursos, sino que se asocia con España para ingresar nuestros productos sin aranceles a la Unión Europea y permite asimismo la explotación ilegal de varias flotas de diversos lugares del mundo.  

Necesitamos tener una política internacional de alianzas estratégicas que se sustenten con un acuerdo americano de protección de nuestros mares, llevando a una unidad de paz y explotación de los países del sur como únicos facultados para la explotación del atlántico sur. América y los países de África occidental deben trabajar juntos, al igual que el Mercosur, Chile, Uruguay y los Estados Unidos en protección de los recursos del atlántico sur, el pacífico y la Antártida. Argentina debe ser eje en la construcción de estas alianzas de cooperación y seguridad marítima.  

Hoy Estados Unidos nos está ofreciendo la ayuda con patrulleros marítimos, en particular con el buque USCGC que está participando de la operación Cruz del Sur a fin de trabajar coordinadamente con la Armada y la Prefectura Naval en resguardo de nuestros intereses. Es necesario para evitar la depredación del mar argentino construir asociaciones regionales de seguridad marítima y contrarrestar la pesca ilegal como así operaciones de inteligencia que otras naciones hacen, pero sorpresivamente nuestra Cancillería lo rechaza.  

Los acuerdos de cooperación son formas de fortalecer nuestra soberanía ante el avance desmedido del Reino Unido sobre lo cual nada se dice y hace. Otro de los temas que se mantiene adormecido para que nuestra gente no se involucre. Políticas activas de Estado son necesarias para recuperar nuestra soberanía plena en las Islas Malvinas, pero también para ejercer  

nuestra soberanía en el Atlántico Sudoccidental. La creación de organismos o comisiones como estamos acostumbrados no son el camino, si estos, solo sirven para tomar el té inglés una vez cada 15 días.  

Hay que terminar definitivamente con los posicionamientos ideológicos y entender la imperiosa necesidad de pensar, planificar, coordinar y gestionar con coraje la construcción de un destino de bienestar para todo nuestro pueblo desde una nueva visión estratégica donde el Mar tenga un papel protagónico en la matriz industrial y productiva.  

La construcción de un bloque con China, Rusia, Cuba y Venezuela son ideológicamente dentro de la coalición de gobierno más fuertes que las relaciones con nuestros hermanos latinoamericanos y en particular con los Estados Unidos. Las flotas chinas y asiáticas fundamentalmente depredan nuestras riquezas marítimas, van por el control de la hidrovía Paraná Paraguay por donde pasan más del 75% de nuestras exportaciones, ya están instalados en nuestra Patagonia y nos están colonizando con el control de la salud pública frente a la pandemia con la no probada vacuna Sputnik V. Seguramente otras injerencias chinas en nuestro país se me están olvidando como los fondos permanentes en Yen en nuestras reservas. No debemos entregar nuestras riquezas y futuro a nadie menos a un único bloque político. Debemos llevar adelante una política internacional de multilateralidad y comercio abierto en resguardo de nuestros intereses.  

Hay que terminar “los negocios y los condicionamientos ideológicos”. Debemos pensar y actuar en forma patriótica. Argentina para los argentinos, tanto el continente como los más de 6.500.000 kilómetros cuadrados de territorio azul. Ahí está la salida de la crisis económica, laboral, productiva, de inversión y de falta de esperanza de nuestro pueblo. Solo con políticos y funcionarios comprometidos con nuestra nación y honestos será posible. No se vive de relatos ideológicos y doctrinarios. Hay que ir a las cuestiones conducentes.  

Las urnas están cerca, terminemos de votar profundizando la grieta y demos nuestro apoyo a propuestas concretas y a testimonios de vida comprobables. No hay margen para seguir rifando nuestras vidas y el futuro de nuestra patria.  

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password