Cruces entre el oficialismo y la oposición porteña por el plan para la vuelta a clases

Los diputados de Vamos Juntos y UCR-Ev consideraron que el plan “Primero la escuela” ayudará a evitar la “pandemia educativa” e insistieron en que la “presencialidad es irremplazable”. En tanto el peronismo consideró que las aulas serán “un foco infeccioso”.

FOTO: InfoFunes

Después de que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunciara la creación del plan “Primero la escuela”, los legisladores de Vamos Juntos (VJ) y UCR-Evolución (UCR-Ev) celebraron esa medida que permitirá que se retome en el distrito capitalino las clases presenciales a partir del 17 de febrero, para lo cual se realizarán testeos cada 15 días y se readecuarán las aulas para cumplir con los protocolos. En tanto el Frente de Todos (FdT) advirtió que la aglomeración de chicos en las escuelas será un “foco infeccioso”.

En ese sentido el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, manifestó que “no  queremos una pandemia educativa. El 40% de los alumnos de secundaria debe 3 o más materias, y hoy no estaría en condiciones de pasar de año” e insistió en que “la educación es una prioridad y una actividad esencial, y tenemos un plan para que las clases empiecen el 17 de febrero”.

Además remarcó que “no ir a la escuela afecta directamente al aprendizaje; es importantísimo que los chicos y chicas puedan compartir este espacio con sus compañeros y sus docentes, porque es uno de los pilares claves para la inclusión y el bienestar emocional” y explicó que el 2020 “fue un año difícil, y que desde su lugar cada persona ayudó a que los alumnos puedan seguir estudiando. Por eso, quiero agradecerles y pedirles que nos ayuden con este plan, para que podamos empezar las clases”.

“Las escuelas son lo más importante, y con medidas y protocolos para seguir cuidándonos, debemos hacer nuestro máximo esfuerzo para mantenerlas siempre abiertas”, aseveró.

Sobre esa misma línea, la oficialista Natalia Fidel (VJ) consideró que “esta es la decisión más importante, la educación es esencial, de ella depende el futuro de una generación” y advirtió que “la presencialidad es irremplazable y los datos lo demuestran. Con los cuidados necesarios hay que volver a las aulas porque un día de clase perdido es un día que no se recupera”.

En tanto el jefe del bloque Vamos Juntos, Diego García Vilas, remarcó que “la educación es una prioridad y la presencialidad es fundamental” y le agradeció al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de Educación, Soledad Acuña, “por el enorme trabajo realizado para poder volver a las aulas”. Mientras que Gastón Blanchetiere (VJ) indicó que “vuelven las clases presenciales en la Ciudad con protocolos sanitarios, testeos a docentes y adaptación del sistema de transporte. Una gran noticia que hace al futuro de miles de chicos y de nuestra comunidad. La educación ES una actividad esencial”.

A la vez que Esteban Garrido (VJ) precisó que el plan cuenta con cuatro pilares fundamentales: “educación como actividad esencial; protocolos y medidas para la presencialidad; la Ciudad al servicio de la educación; y, participación ciudadana”.

Mientras que el radical Juan Francisco Nosiglia (UCR-Ev) aseguró que “es una gran decisión política del Gobierno porteño: retomar la presencialidad como esquema central es el primer paso para recuperar la cantidad y calidad de aprendizajes que no pudieron brindarse en 2020” y destacó que “la presencialidad es fundamental para garantizar el aprendizaje en los sectores más vulnerables y agrega el factor de la socialización que también es relevante en el proceso de crecimiento de niñas, niños y adolescentes”.

“La decisión es un punto de partida, habrá que gestionar con rigurosidad el día a día acompañando a las escuelas y familias; cuidar a maestras, docentes, profesores esperando que la vacuna llegue lo antes posible”, subrayó.

Asimismo Inés Gorbea (UCR-Ev) manifestó que “hay que poner a la escuela en el lugar que ocupa, y entender el rol fundamental que cumple en la vida de niñas, niños y adolescentes. Derecho esencial, y por encima de cualquier otra obligación, cumpliendo protocolos y cuidados del caso”. Mientras que Manuela Thourte (UCR-Ev) afirmó que es una “excelente decisión del Gobierno para todos los chicos y chicas de la Ciudad, que en el 2021 no pueden seguir sin clases presenciales. Esperamos que en todas las provincias se tome la misma iniciativa”.

Finalmente la presidenta de la Comisión de Salud, Patricia Vischi (UCR-Ev) consideró que el “regreso a la escuela es fundamental para el crecimiento y vínculo social de niños, niñas y adolescentes en CABA y cualquier lugar del país” y concluyó señalando que “es buena y necesaria la decisión del Gobierno porteño, retomar las clases presenciales para no perder más educación”.

En contraposición la vicepresidenta de la Comisión de Educación, Lorena Pokoik (FdT), expresó: “¿Una burbuja de 30 chicos? Eso no es una burbuja, es un punto infeccioso, de chicos que se trasladan de la provincia de Bs As, o de barrios lejanos de CABA hacia su escuela” y advirtió que “encima dejan la responsabilidad en los docentes para que armen los protocolos en cada escuela”.

“Larreta y Acuña se lavan las manos. No importa si la jornada es completa o simple, la comunidad educativa moviliza a diario más de un millón de personas, entre estudiantes, familias y docentes. Dejar subir primero a los docentes a los colectivos, a los alumnos ¿En qué ayuda?”, afirmó y sentenció que “dónde hay una necesidad, para Larreta y Acuña, siempre hay un negocio. Los créditos para trasladarse en bici a la escuela que da el Banco Ciudad… Sin palabras. Como si andar en bici fuera una solución sanitaria en este contexto de rebrote epidemiológico”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password