Si buscamos la renovación radical,¿por qué insistir con señores feudales para que lideren?

Por Carlos Mansur. El presidente del comité Hipólito Yrigoyen UCR cuestiona duramente la gestión de Gustavo Posse al frente de la intendencia de San Isidro.

Las internas siempre fueron una herramienta válida para nuestro partido, pero no como un fin para atacar nuestra unidad. No olvidemos que mientras el radicalismo se hundía, muchos que aparecen ahora reclamando protagonismo estaban ligados con un gobierno K y jugando el FR. 

Posse tiene tantas idas y venidas que marea, hagamos memoria: estuvo en la Concertación plural kirchnerista, en el Acuerdo Cívico de Carrió, con Macri, aliado al frente renovador, nuevamente con Macri y hoy siendo una versión independiente de Juntos por el Cambio. 

Cuando JxC pierde, Posse y Monzó rompieron el bloque, pero hicieron mal las cuentas, se quedaron sin nada y volvieron. Los mueve el interés personal, no partidario. Por eso considero, y a las pruebas me remito: Posse ya traicionó a la UCR y lo volverá a hacer si su interés propio así lo reclama. 

Este sujeto no debería pertenecer a la UCR por violar en reiteradas veces la carta orgánica provincial. Es una persona que hace 23 años que es intendente de San Isidro y viene perpetuando el poder con su apellido desde antes. No representa la renovación, ¿me están cargando? 

Aquí el problema es que se confunden cuando ven a alguien como Lousteau aliado con toda esta gente te hace confundir, y quizás pienses que Posse es renovación. Les “sirve” Posse, o eso creen, porque tiene amigos después de estar 23 años al poder, uno se hace amigos. Pero no son los amigos que la UCR necesita. Son amigos de él, no nuestros. Para sus intereses, no para los nuestros. 

No nos confundamos. Hay dos partes aca: los que trabajan por el partido, desde hace años, poniéndole todo y más, trabajando en la sombra y en la cúspide, haciendo el trabajo de hormiga que nadie quiere hacer. Y los que quieren llevarse todo eso por delante, llevarse el mérito de la estructura de la UCR, a pesar de no haber estado presente o haberla traicionado, y querer venir a decir que es lo mejor para nuestro partido. No lo saben, no lo son ellos. 

Vuelvo a repetir, 23 años en el poder, sin intención de querer soltarlo. Cuando hablamos de feudos como el de Formosa, deberíamos ampliar la mirada y mirar otros feudos que nos rodean también, ¿queremos involucrarnos con ellos? 

Escuché que dicen que quieren un radicalismo que gestione y Posse representa eso. Vuelvo a repetir, no se confundan, esa gestión no precisamente va a ser a favor de nuestra estructura partidaria. Ya sus antecedentes hablar por sí solos, ya ha traicionado a la UCR sin titubear, ¿qué les hace pensar que no lo volvería a hacer? 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password