La izquierda exigió precisiones acerca la vuelta a clases en la Ciudad

Las diputadas Alejandrina Barry (FIT) y Myriam Bregman (PTS) presentaron en la Legislatura porteña un pedido de informes en el que buscarán conocer los estudios que se han realizado para “verificar la viabilidad de aplicación del protocolo sanitario” en las aulas.

En el día en el que la Ciudad de Buenos Aires retomó la presencialidad de las clases, las legisladoras Alejandrina Barry (FIT) y Myriam Bregman (PTS) presentaron en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de resolución a través del cual buscarán obtener información acerca del contexto en el que se autorizó el retorno a las aulas.

En ese sentido, las opositoras exigirán que el Gobierno porteño informe “si se ha realizado un relevamiento, en cuyo caso acompañe una copia del mismo, de todas las escuelas del sistema educativo de la Ciudad, a fin de verificar la viabilidad de la aplicación del protocolo sanitario previsto para el inicio de clases, en particular en lo referido a la ventilación de las aulas y al distanciamiento social” y la cantidad de establecimientos educativos que no cuentan con las condiciones de infraestructura necesarias para garantizar la aplicación de los protocolos sanitarios vigentes.

Además buscarán conocer el importe de presupuesto ejecutado para obras de infraestructura que permitan readecuar y/o refaccionar los establecimientos educativos que no pudieren garantizar la aplicación de los protocolos; la cantidad de personal docente y no-docente que cumple tareas laborales en más de un “grupo burbuja” y/o establecimiento educativo; y si se prevé la contratación de mayor personal docente y no-docente a fin de evitar la acumulación de dos) o más “grupo burbuja”.

Sobre esa misma línea pidieron que se informe “como se garantizará el cumplimiento de todos los derechos laborales, en particular los referidos a la jornada laboral, de aquellos docentes que deben brindar clases presenciales y virtuales”; el presupuesto destinado a adquirir insumos sanitarios (termómetros, alcohol en gel, barbijos, máscaras faciales, guantes descartables y jabón líquido) y que cantidad se entregará por escuela; si los estudiantes que mantengan clases virtuales mantendrán su vacante; entre otras cuestiones.

En los fundamentos de la medida, las diputadas indicaron que el sindicato docente UTE realizó un informe, para el cual sondeó 611 colegios, para lograr un “mapa de riesgo” para conocer si estaban dadas las condiciones sanitarias para el regreso. “Las cifras son alarmantes: un 66 % de las aulas no cuentan con ventilación adecuada; un 25 % de las aulas solo cuentan con una ventana; un 70,9 % de los baños no cuentan con la cantidad de instalaciones sanitarias que determinan los protocolos del propio Gobierno de la Ciudad; solo 32,4 % de las aulas tienen bancos individuales que permiten el distanciamiento social preventivo y que se regula en los protocolos, mientras que un 62,1 % de las aulas tiene bancos dobles”.

“Este informe también detalla que el 68 % de los docentes de nivel medio trabaja en más de un establecimiento. Aun cuando la ministra Soledad Acuña minimizó la cantidad de docentes que se trasladan, no tomando hasta la fecha ninguna medida para solucionar este tema, muchos se movilizan cada día entre distintos establecimientos, llegando en algunos casos a 5 o hasta 6 establecimientos por docente”, aseveraron y concluyeron afirmando que “las consecuencias de estas políticas se ven con claridad y el primer día de vuelta a clases presenciales expuso todo lo que hace falta para un retorno seguro”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password