Elecciones 2021: las bancas que arriesga cada fuerza

Al igual que ocurre en cada una de las elecciones, la Legislatura porteña renovará la mitad de su cuerpo, por lo que tanto el oficialismo como la oposición podrían perder a sus principales figuras. En este informe Parlamentario detalla todos los nombres, bloque por bloque.

A pesar de la emergencia por la pandemia del Covid 19, la actividad política sigue su curso y este año estará fuertemente signado por las elecciones de medio término, en la que la ciudadanía elegirá a sus diputados, senadores y legisladores. Es por ello que la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ya comienza a pensar en el recambio de 30 de sus bancas y los diversos espacios comenzaron a perfilar la que será su estrategia electoral.

Sin lugar a dudas, la fuerza que más bancas pone en juego en estos comicios es Vamos Juntos (VJ): 14 legisladores tendrán la posibilidad de renovar su puesto y otros tres cumplimentarán dos mandatos consecutivos, entre las cuales se encuentran varias figuras importantes para el oficialismo porteño.

Es que el vicepresidente primero de la Legislatura porteña y soldado de Diego Santilli, Agustín Forchieri (VJ); la presidenta de la Comisión de Tránsito y Transporte, Cristina García (VJ); y la presidenta de la Comisión de Planeamiento Urbano, Victoria Roldán Méndez (VJ), cumplieron con los dos mandatos y no podrán ser reelegidos. De este modo, el oficialismo porteño se despedirá de tres de sus caballitos de batalla, aunque ya comenzaron a forjarse otros nuevos que –en caso de renovar- prometen dar pelea.

En tanto quienes sí tienen la posibilidad de participar en estos nuevos comicios son el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y hombre de confianza de Elisa Carrió, Hernán Reyes (VJ); el presidente de la Comisión de Presupuesto y vicepresidente primero del Pro Capital, Claudio Romero (VJ); el presidente de la Comisión de Educación, Gonzalo Staface (VJ); y los diputados Claudio Cingolani, Paola Michielotto, María Sol Méndez, Guillermo Suarez, Gastón Blanchetiere, María Luisa González Estevarena, Guillermo González Heredia, Héctor Apreda y Cecilia Ferrero (VJ).

De esta manera, la inminente salida de Forchieri despierta las incógnitas acerca de quién podría tomar su lugar el próximo año: si el oficialismo sigue la tradición que viene aplicando en los últimos años (tal y como ocurrió con Carmen Polledo y Francisco Quintana, o este último y Forchieri), quien debería ser nombrado es el jefe de bloque, Diego García Vilas (VJ); aunque Romero, si fuese reelecto, también cuenta con posibilidades de convertirse en el vicepresidente primero de la Casa.

El bloque Unión Cívica Radical – Evolución (UCR-Ev), principal aliado de Vamos Juntos, también pone cuatro de sus bancas en juego, dos con posibilidad de renovación y las otras dos restantes corresponden a legisladores que cumplirán ocho años en el puesto.

En primera instancia, quienes podrían participar de las elecciones son Leandro Halperín –quien asumió su banca en reemplazo de Débora Pérez Volpin, que falleció unos días después de haber prestado juramento- y Ariel Álvarez Palma (UCR-Ev). Asimismo la bancada perderá a dos de sus figuras más importantes: la presidenta de bloque, María Inés Gorbea (UCR-Ev), y Juan Francisco Nosiglia (UCR-Ev).

El Partido Socialista, uno de los nuevos aliados de Vamos Juntos, también pondrá en riesgo una de sus dos bancas: en este caso es la que corresponde a Hernán Arce (PS), que no podrá renovar dado a que tuvo dos mandatos consecutivos.

Por otra parte el Frente de Todos (FdT) planea lograr una performance electoral a la de 2019 que le permitió obtuvo once bancas, siete más de las que esperaba retener. Aunque en esta ocasión arriesga muchas sillas menos, un total de cinco: tres de diputados que tienen la posibilidad de ser reelegidos y de otras dos que ya no cuentan con esa posibilidad.

Entre los primeros se encuentra la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y nieta recuperada, Victoria Montenegro (FdT), y los legisladores Leandro Santoro y Santiago Roberto (FdT). Mientras que la vicepresidenta segunda de la Legislatura de la Ciudad, María Rosa Muiños (FdT), y la vicepresidenta de la Comisión de Educación, Lorena Pokoik (FdT), culminarán su segundo mandato, por lo que el FdT perderá a dos de sus figuras más combativas en el recinto de sesiones.

Y si bien aún faltan varios meses para que se lleven a cabo las elecciones, el peronismo y el resto de los espacios que conforman el FdT comenzaron a analizar su estrategia para “ganar en la Ciudad”. Es por ello que hace unas pocas semanas el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, se reunió con varias figuras para tal fin, entre ellas, el secretario general de la CGT, Héctor Daer; el subsecretario de Articulación Federal de la Seguridad de la Nación, Gabriel Fuks; el presidente de la SIGEN, Carlos Montero; y el ministro de Trabajo de la Nación, Claudio Moroni.

Asimismo varios monobloques de la Legislatura porteña también pondrán en juego su representación en la Casa. En este caso Sergio Abrevaya (GEN), Marta Martínez (AyL), Myriam Bregman (PTS) y Pablo Almeida (FIT) tendrán la posibilidad de aplicar por un nuevo mandato.  No obstante es probable que estos dos últimos no sean quienes continúen en el cargo –en el caso de ser electos-, dado a que la izquierda tiene un acuerdo partidario de recambio cada dos años.

Por otro lado, quienes tienen aún dos años más de continuidad en sus bancas son los diputados Daniel Del Sol, Carolina Estebarena, Diego García Vilas, Natalia Fidel, Mercedes de las Casas, Ana María Bou Pérez, Facundo Del Gaiso, Esteban Garrido, Matías López, Lucía Romano, Gimena Villafruela (VJ), Diego Weck, Manuela Thourte, Marcelo Guouman, Patricia Vischi, Martín Ocampo (UCR-Ev), Roy Cortina (PS), Claudio Ferreño, Claudia Neira, Javier Andrade, Matías Barroetaveña, María Bielli, Lucía Cámpora, Ofelia Fernández, Laura Velasco, Claudio Morresi, Cecilia Segura Rattagan, Manuel Socías (FdT), Alejandrina Barry (FIT) y Eugenio Casielles (CF).

El oficialismo busca ampliarse

Con la mirada puesta en los próximos comicios, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y presidente de la Legislatura porteña, Diego Santilli, coincidió con el senador radical Martín Lousteau (UCR) en que es necesario que Juntos por el Cambio se amplié e incorpore nuevas voces. “Comparto con Loauteau que Cambiemos debe construir una fuerza más grande para ganar las elecciones, tenemos una identidad muy clara para oponernos al kirchnerismo”, manifestó en sus redes sociales y coincidió “en que el desafío es ampliarse desde esa misma identidad y sumar para construir una verdadera alternativa”.

Esta ampliación y suma de voces ya comenzó a gestarse y visibilizarse en el distrito capitalino desde los últimos comicios, cuando Vamos Juntos sumó en su lista de candidatos a legisladores porteños al socialista Roy Cortina, quien renovó su mandato gracias a este movimiento. A su vez el vicepresidente tercero del Parlamento de la CABA comenzó a mostrarse cercano al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, con quien participó de algunos viajes oficiales y se mostraron trabajando a la par en la implementación del mapa del delito –una iniciativa de autoría de Roy-.

Más allá de esto, estas elecciones de medio término puedan ser la ocasión ideal para que el oficialismo porteño sume a su larga lista de aliados –que incluyen a la Coalición Cívica, Confianza Pública, UCR-Evolución y Partido Socialista- al GEN, monobloque representado por Abrevaya en la Casa. Es que el diputado a fin a Margarita Stolbizer debe renovar su mandato y ha mostrado una amplia predisposición a la hora de analizar propuestas y llegar a consensos con Vamos Juntos; no obstante, también ha trabajado de manera constante con el Frente de Todos (FdT) e inclusive tiene algunos proyectos presentados en conjunto con Muiños.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password