Lousteau comparó la “vacunación VIP” con “los corruptos que se quedaban con lo que iba a los soldados de Malvinas”

El senador dijo que “no hay mucha diferencia” entre ambos sucesos. También le reclamó al presidente que pida “perdón” el próximo lunes durante la Asamblea Legislativa.

Lousteau intervino en la última sesión del Senado

El senador nacional Martín Lousteau (UCR-Evolución) comparó este viernes lo sucedido con las vacunaciones de privilegio a “cuando algunos corruptos durante la dictadura militar se quedaban con lo que iba a nuestros soldados en la guerra de Malvinas”.

“No hay mucha diferencia entre lo que acaba de pasar con las vacunas y cuando algunos corruptos durante la dictadura militar se quedaban con lo que iba a nuestros soldados en la guerra de Malvinas”, lanzó el legislador en declaraciones a Radio Mitre.

Tras insistir en que “el que se vacunó cuando no le correspondía es un canalla”, expresó: “Esperamos que en su discurso de apertura de sesiones, el presidente pida perdón por lo que hicieron con las vacunas”.

“Lo veo con una falta de conexión y sensibilidad con la gravedad y profundidad de lo que acaba de ocurrir en la Argentina”, respondió Lousteau, consultado sobre el discurso de Alberto Fernández en Yapeyú, Corrientes.

El radical advirtió que “no hay vacunas y alguien se las apropia en un contexto de angustia acumulada de la sociedad, y frente a eso hay una sola palabra ausente: ‘perdón’”.

“Eso es lo primero que debería decir el presidente  cuando inaugure las sesiones el lunes: perdón”, dijo, y agregó que “lo segundo” que hay que hacer es “abrir los registros de todas las provincias”.

Para el senador, “la apropiación del Estado no es un accidente puntual: es una manera de actuar permanente. Con la vacuna no hay para todos y la gente viene de un año de angustia gigante donde no pudo despedir a los amigos que murieron, se tuvo que quedar en la casa, no pudo trabajar, no pudo abrir su negocio, le dijeron que si salía a la casa estaba siendo poco solidaria con los médicos y los enfermeros o con aquellos que necesitaban una cama o un respirador, y de golpe, cuando todavía hay pocas vacunas, se las quedan unos pocos que saltan la fila”.

“Es todo parte de una matriz donde la cultura argentina es ‘me llevo una parte del estado a mi casa’, y entonces el Estado no le llega a nadie, ni en salud, ni en educación, ni en seguridad, ni en justicia, ni en infraestructura”, lamentó finalmente.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password