Marino pidió que las “familias de abrigo” puedan adoptar al menor a su cargo

El senador nacional presentó un proyecto para que las familias que cuidan niños de manera provisional puedan adoptarlos legalmente. Lo hizo en el contexto del caso Mimi.

El senador nacional por Juan Carlos Marino (UCR-La Pampa) presentó un proyecto para modificar el Código Civil y Comercial y así habilitar la posibilidad de que las “familias de abrigo” puedan tramitar la adopción del menor a su cargo, siempre y cuando se constate el vínculo afectivo entre el menor y la familia y se respete el deseo del niño.

El legislador pampeano explicó que “si bien en los últimos días el caso de Mimi tomó trascendencia y bregamos por que la Justicia resuelva favorablemente para ella y su familia según dicta el sentido común, sabemos que hay miles de casos similares que, más allá de no ser públicos, de igual manera revisten una gran injusticia y vulneración de derechos. Con el proyecto que presentamos buscamos que la legislación se adapte a la realidad, de nada sirve una ley si la misma es letra muerta, que no protege a niños en situaciones de gran fragilidad”.

Mimi es una niña de tres años que cuando tenía un mes de vida fue otorgada en guarda a Mariana y Marcelo. Debía estar con ellos por seis meses hasta que lograra la adopción definitiva de una familia. El sistema nunca asumió sus obligaciones y Mimi pasó tres años en guarda con esta familia. Durante esos años no fue visitada por los funcionarios judiciales, ni por los auxiliares que intervienen en un proceso de adopción.

Luego de ese lapso, Mariana y Marcelo quisieron adoptarla legalmente porque ya habían formado un vínculo afectivo-familiar que no querían romper. La justicia, amparada en el art. 611 del Código Civil de la Nación, les negó esta posibilidad y sacó a Mimi de lo que ya es, luego de tres años, su hogar y su familia. 

“Basta leer los expedientes de adopción para ver la inoperancia de un sistema obsoleto, y que la última modificación al Código Civil no ha logrado subsanar. Los niños no son oídos, no se tiene en cuenta la situación de vulnerabilidad, ni sus deseos, ni su beneficio. La ley debería dar un marco a los hechos de la vida cotidiana, protegiendo siempre al menor y adecuando y modificando toda medida que se aleje de ese objetivo”, sostuvo el senador radical.

“Es por eso que presentamos esta iniciativa y estamos trabajando para que se convierta en ley. En temas como estos no hay grieta, solo hay sentido común y voluntad de resolver una situación legal que no se ajusta a lo que viven los niños junto a sus familias de guarda”, finalizó Marino.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password