No reunió quórum la sesión pedida por la oposición para tratar el tema biocombustibles

Los interbloques Juntos por el Cambio y Federal reunieron 108 legisladores, 21 menos de los 129 necesarios para habilitar la sesión.

Por Melisa Jofré

Fracasó este jueves la sesión especial solicitada por Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal en la Cámara de Diputados para debatir la prórroga de la Ley de Régimen de Promoción de Biocombustibles.

En la reunión, convocada para las 11.30, figuraron 108 diputados, de manera presencial y remota. Un número ampliamente menor a los 126 que, con asistencia perfecta, hubieran reunido ambos espacios.

PAE

De todas maneras, si la sesión hubiera tenido quórum, la oposición no contaba con los dos tercios necesarios para aprobar el proyecto que no tiene dictamen de comisión.

La bancada que conduce el radical Mario Negri y el sector liderado por Eduardo “Bali” Bucca solo contaron con el respaldo de la tucumana Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social).

En tanto, no tuvieron acompañamiento del Frente de Todos; del interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, comandado por el mendocino José Luis Ramón; ni del bloque Acción Federal, que integran el riojano Felipe Álvarez y el santacruceño Antonio Carambia.

Tampoco se sumaron la neuquina Alma Sapag y los diputados del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y Juan Carlos Giordano.

A las 12, cuando se cumplieron 30 minutos más de la hora citada, a pedido de Negri, Massa otorgó diez minutos de prórroga. A continuación, tomó la palabra el salteño Andrés Zottos, del bloque Justicialista, quien reclamó la ausencia de diputados y decidió retirarse del recinto antes de esperar el comienzo de la reunión convocada por su propio interbloque.

El legislador dijo que este era un tema “importante” y para él “una política de Estado”. “Hay legisladores que le gusta más el protagonismo a través de los medios, sin interesarles la producción y los productores. Les interesa más lo político que solucionar este problema”, lamentó.

Zottos se quejó entonces que “de Cambiemos están faltando alrededor de 23, 24 (diputados)…de nosotros también un par”. “Habiendo cumplido más de media hora en que estoy sentado acá, voy a proceder a retirarme”, cerró.

sesion minoria biocombustibles 25 marzo 2021

La semana pasada, Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal resolvieron unificar sus pedidos de sesión para tratar el tema, luego que Negri acordara con Carlos Gutiérrez, jefe del bloque Córdoba Federal -que responde al gobernador Juan Schiaretti-, aunar fuerzas en el recinto.

La decisión se dio en la previa de una reunión de la Comisión de Energía y Combustibles, convocada por el oficialismo el pasado lunes, donde comenzó a debatirse la cuestión con la presencia del secretario de Energía, Darío Martínez.

La alerta de la oposición se encendió a partir de la intención de Máximo Kirchner, jefe del bloque Frente de Todos, de debatir un nuevo proyecto sobre el cual no se conocen mayores detalles, salvo que apunta a que los beneficios del régimen favorezcan prioritariamente a las PyMEs.

Si bien desde todos los bloques coinciden en discutir una nueva norma, especialmente los diputados que representan a las provincias beneficiadas por esta industria -entre ellas Tucumán, Córdoba, Santa Fe y Jujuy- reclaman que se trate en lo inmediato la extensión de la Ley 26.093, que vence en mayo próximo.

La prórroga del régimen recibió media sanción por unanimidad en el Senado en octubre pasado, pero pese al acuerdo en la Cámara de Diputados para aprobarla en el verano, el Gobierno no incluyó el proyecto en el temario de sesiones extraordinarias.

Expresiones en minoría

En el arranque de las expresiones en minoría, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, recordó que la Ley 26.093 había sido aprobada en 2006 en tiempos de Néstor Kirchner, y que la Argentina fue entonces uno de los primeros países que se ocupó de esa industria que “aceleradamente fue creciendo”. Destacó, en ese sentido, que en nuestro país existen 54 plantas instaladas en diez provincias y que representan un motor para el desarrollo y el empleo, aportando valor agregado.

Tras 15 años de vigencia de la norma y próximo su vencimiento -el 15 de mayo-, el cordobés señaló que el Senado aprobó en octubre pasado la prórroga “por unanimidad, como pocas veces ha ocurrido”. Y en esa oportunidad, resaltó también, muchos senadores advirtieron en sus discursos de la necesidad de actualizar la ley.

Se preguntó Negri entonces “qué pasó durante estos cinco meses” para que todavía no se haya avanzado en ese tema. Habló así de un “silencio que aturde” y lamentó que nadie se hubiera puesto a trabajar para buscar un acuerdo.

En su discurso, el radical alertó que eso puede volver a ocurrir con otros temas, como la Ley Ovina, próxima a vencer en abril, y remarcó que la Argentina debe “dar certezas”. “¿Por qué tenemos que terminar en una sesión en minoría, reclamando a viva voz que esto tenga una respuesta inmediata?”, se preguntó.

“Sabíamos que era difícil alcanzar el quórum; no tenemos el número de por sí. Pero hay un enorme interrogante sobre cuál es la razón de la tardanza en poner una solución a esta inestabilidad para el sector”, concluyó.

Después fue el turno de Carlos Gutiérrez, jefe del bloque Córdoba Federal, quien subrayó que “no venimos a sumar a los biocombustibles a la pelea de la grieta”. “Hemos cumplido cabalmente desde el Interbloque Federal con el compromiso de venir a defender la Ley de Biocombustibles”, dijo.

El diputado explicó que “menos corte significa que cada 100 litros de combustible que tiene hoy en el marco de la Ley 26.093 la obligación de ser cortados por dos litros de bioetanol, cualquiera sea su origen, o por 10 litros de biodiesel, el recorte hasta de un 50 o más por ciento del que se habla es lisa y llanamente un atentado contra las provincias productoras y contra mi Córdoba”.

El presidente de la bancada que responde al gobernador Juan Schiaretti apuntó que “más de 6.000 puestos de trabajo están hoy en ascuas producto de esta seguidilla de indefiniciones y de improvisaciones”.

“No tenemos nada contra las provincias petroleras. Le reconocemos el derecho constitucional de sus regalías”, aclaró, pero enfatizó que “Córdoba este año vuelve a poner en las arcas nacionales 3 mil millones de dólares en conceptos de retenciones agropecuarias”.

Por eso, Gutiérrez rechazó que “se nos venga a decir desde el lobby petrolero” que “la industria petrolera subsidia los biocombustibles, ¿no será exactamente al revés?”. Y agregó también que al no dar impulso a este sector “se están vulnerando los principios más elementales del ambientalismo”.

El cordobés afirmó que no existe una negativa a sacar una nueva ley, pero sí “nos negamos a este atropello” y que “se pretenda lograr los consensos en 30 o 40 días”. “El éxito está garantizado porque es exitoso el sistema productivo que abarca los biocombustibles como una de las alternativas más fuertes que tiene Argentina para apostar al desarrollo”, finalizó.

A su turno, el macrista Omar De Marchi resaltó que “el 95% de nuestro interbloque está presente”, pero hay “100% ausencia del Frente de Todos”. El mendocino expresó que la Ley 26.093 fue “muy buena” y recordó que el 13 de febrero el presidente Alberto Fernández, de visita en Tucumán, “garantizó a los industriales del sector la prórroga” de la norma.

Sin embargo, “de repente nos encontramos que empiezan a aparecer dudas” y “proyectos fantasmas”, señaló el diputado, que cuestionó el borrador de la iniciativa impulsada por Máximo Kirchner porque “deja en el aire la certidumbre y la seguridad jurídica”.

El vicepresidente primero de la Cámara baja mencionó particularmente dos artículos de ese texto, referidos a las plantas que podrían seguir con su producción y a la manera en que se definirán a las PyMEs. Sobre ello, consideró que se apunta a “la tendencia al monopolio”, además de “discrecionalidad y oscuridad”.

“Creo en el fondo que lo que esta improvisación esconde es la falta de rumbo claro en materia de biocombustibles en Argentina, la falta clara de plan energético”, aseguró, al tiempo que opinó que se debe a que “no hay plan económico, porque no hay plan de país”. “El Frente de Todos es cada vez más el gobierno de pocos”, lanzó.

Por su parte, el jefe del bloque Consenso Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez, criticó duramente al oficialismo al recordar que, una vez aprobada la prórroga en el Senado, “la nueva autoridad de la Comisión Energía y Combustibles predijo lo que iba a suceder. Dijo que ‘esa ley que aprobaron por unanimidad del Senado’ era ‘una mala ley’”.

“La justificación de por qué era una mala ley es que supuestamente perjudicaba a la industria petrolera. Y la industria y las empresas petroleras estaban subsidiando al resto del país”, continuó el bonaerense.

Para el legislador, “no hay un rumbo en esta materia”. “La amenaza a nosotros es que van a votar en contra de la ley que sus propios senadores y Néstor Kirchner pusieron en funcionamiento en la Argentina”, prosiguió y anticipó que “antes del 12 de mayo vamos a tener prórroga sí o sí”.

“Creo finalmente que en un mundo que empieza a presenciar la recuperación” y “con la posibilidad de que nuestro biocombustible ingrese al mercado norteamericano, es una muy mala señal que Argentina no respete y que retroceda en material ambiental”, cerró.

Al igual que De Marchi, el diputado de la Coalición Cívica Juan Manuel López hizo hincapié en la ausencia del oficialismo: “120 diputados (ausentes) son del Frente de Todos, sépanlo. Porque es extraño que no quieran dar este debate. Y la política energética de este Gobierno, si soy generoso creo que es errática… si subo un poco el tono, creo que es escandalosa”.

“Y si alguien de acá quiere hablar de lobby’s, podemos hablar de lobby: ¿saben dónde está el lobby más escandaloso de este Gobierno? En la Secretaría de Energía de la Nación, en el Ente Regulador de los Servicios Públicos, intervenido. Y mientras los empresarios que apostaron a desplegar la actividad de los biocombustibles en la Argentina navegan a ciegas entre la discrecionalidad, la improvisación y la incertidumbre, hay algunos que en esa Secretaría de Energía tienen tráfico de influencias, tienen información privilegiada y pueden comprar una distribuidora de electricidad a precio vil como Edenor. Se llaman Maurici Filiberti, José Luis Manzano o Daniel Vila”, disparó.

Y completó: “¿Qué pasa entonces? ¿Hay dos estándares en la Argentina, algunos hacen lo que quieren y compran con información privilegiada, y a otros los tenemos desde octubre del año pasado, cuando se votó la ley por unanimidad en el Senado, sin saber qué hacer?”.

A su intervención le siguió el santafesino Luis Contigiani, quien arrancó: “La posición del diputado preopinante me obliga a remarcar con mucha fortaleza y convicción personal porque estoy acá desde el punto de vista político. La democracia necesita de una oposición con altura y sincera”. “No se puede hablar de lobby cuando tenían a (Juan José) Aranguren en la Secretaría de Energía y dolarizaban las tarifas”, le enrostró.

El legislador del Interbloque Federal aseveró que no quería “llevar este tema tan estratégico para el país a la grieta”, porque “lo que está en juego es algo extraordinario, es una oportunidad que no podemos perder en la Argentina; lo que está en juego son las PyMEs y un sistema asociativo no integrado”.

“No creo en el divorcio entre la industria petrolera y la de biocombustibles”, subrayó y reflexionó que “necesitamos que Argentina de manera equilibrada vaya a un esquema de integración para ser una potencia en producción de energías”.

Desde Tucumán, la diputada Beatriz Ávila denunció que “las petroleras incumplieron; mezclaron solamente el 7% de biodiesel en lugar de 10% y menos del 11% del bioetanol en lugar del 12%”. La legisladora insistió en la “incertidumbre” que “pone en vilo no solamente a la provincia de Tucumán, sino también a todo el noroeste y a todas las provincias que están involucradas”.

“En el caso de Tucumán, la producción de azúcar y alcohol es la principal actividad” y “cuando se carga combustible en un auto, el 88% es nafta y el 12% es biocombustible, de los cuales el 4% es de Tucumán”, precisó.

Otro de los oradores fue el santafesino Enrique Estévez, quien valoró que “esta es una ley que trajo muchos beneficios absolutamente palpables” a las economías regionales, además del valor agregado y el cuidado del ambiente.

El socialista explicó que los biocombustibles “vienen a frustrar algunos negocios” y por eso “borramos con el codo lo que fue casi una política de Estado en nuestro país”. “En Santa Fe la industria de los biocombustibles es muy importante y nuestra provincia trabajó para potenciar esa industria”, ponderó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password