Con cruces entre el oficialismo y la oposición, Diputados conmemoró el último golpe cívico-militar

En el inicio de la sesión de este sábado, legisladores de todos los bloques recordaron la dictadura iniciada el 24 de marzo de 1976. Chicanas entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

cecilia moreau sesion 27 marzo 2021

En el comienzo de la primera sesión del año en la Cámara baja, diputados de todos los bloques recordaron los 45 años del último golpe cívico militar, cuyo aniversario se cumplió el pasado 24 de marzo. El homenaje se vio marcado por cruces entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Habían hablado la mayoría de los oradores anotados, cuando fue el turno de la vicejefa del bloque oficialista, Cecilia Moreau (Frente de Todos), quien señaló que esa fecha “está clavada en el alma de los argentinos y las argentinas” por haberse iniciado ese día la dictadura “más nefasta de la historia argentina”.

Entonces, siguió diciendo que había “cosas que no se pueden dejar pasar” y que no tenía que ver “con la libertad de expresión”, sino que “hay situaciones que no tienen otra definición más que la de vergüenza”. “Estos temas no se deben tocar en términos relativos, porque cuando hablamos de terrorismo de Estado no hay subjetividad”, resaltó.

PAE

La oficialista apuntó que “hay sectores que desde hace un tiempito se animan a hacer público lo que en verdad siempre pensaron”, y manifestó que esos sectores son los que “se hicieron mega multimillonarios en esta dictadura cívico-militar, entre otras cosas porque les pesificaron las deudas que tenían en dólares”.

“Dejaron de ser grupos empresarios y se disfrazaron de partidos políticos, porque no les quedó otra que aceptar que la democracia había llegado para quedarse para siempre”, continuó. Para después advertir que “no pueden llevársela de arriba”, por eso próximamente van a pedir el tratamiento de “varios proyectos que hay en esta Cámara que tienen que ver con la negación de los delitos de genocidios y crímenes de lesa humanidad”.

Esas iniciativas prevén incluso la inhabilitación para ejercer cargos públicos para aquellos funcionarios que nieguen estos hechos, además de una capacitación obligatoria en materia de derechos humanos.

“La política de derechos humanos fue una de las pocas políticas en las que nos pusimos de acuerdo todos hasta hace poquito tiempo”, destacó, pero criticó que “una parte del gobierno anterior intentó permanentemente tergiversar la historia”, y dijo sentir “mucha vergüenza de las declaraciones del diputado macrista de Neuquén que hizo el mismo 24 de marzo”, en alusión al macrista Francisco Sánchez.

Agregó que “quienes niegan el Holocausto judío, el genocidio armenio, en sus países, como también en Francia, Bélgica, Suiza son penados”. “Nuestro país en el ’83 decidió no pactar la transición democrática, no pasar por alto los crímenes de la dictadura”, recordó, y elogió también al expresidente Néstor Kirchner que “se comprometió con la reapertura de los juicios y archivos de crímenes de lesa humanidad”.

“¿Se imaginan a alguno de nosotros tirando bolsas mortuorias en la Plaza de Mayo con el nombre de Estela de Carlotto o de alguno de los organismo de derechos humanos? Sepan que con eso no nos van a amendentrar, que la defensa de los derechos humanos, la lucha por la verdad, por mantener viva la memoria y lograr justicia por nuestros compañeros y compañeras es una lucha que no vamos a abandonar. 30 mil compañeros desaparecidos presentes, ahora y siempre”, finalizó.

facundo suarez lastra sesion 27 marzo 2021

Su intervención levantó las quejas desde la bancada opositora y el que tomó la palabra fue Facundo Suárez Lastra (UCR), quien aseguró que no iba a “discutir los homenajes ni el contenido de ninguna de las perspectivas”. Pese a condenar de manera “clara, radical y categórica las violaciones de los derechos humanos y el modelo socio-económico que se desarrolló en esas épocas”, el porteño argumentó que “el 24 de marzo no es el día que empieza algo”, sino “es el día del fracaso de la democracia argentina”.

“Es el fracaso de un sistema político que estaba absolutamente agotado, incapaz, en una violencia tremenda de enfrentamientos internos donde se contaban por cientos los muertos, donde no había diálogo político y capacidad de recuperar a la Argentina”, remarcó.

El radical aseveró que “la vigencia de los derechos humanos es antes, ahora y siempre, es con la dictadura de (Jorge Rafael) Videla y es con el gobierno de (Gildo) Insfrán en Formosa”. “El andar haciéndose los distraídos con las debilidades, con los momentos de fragilidad, cuando las situaciones son complejas como en la Argentina de hoy, y jugar con los enfrentamientos internos, decir que la diferencia nos enriquece, eso pasó en otro momento, y si no hay conducción, si no hay capacidad de plantear al conjunto un objetivo común, si no hay diálogo y convocatoria a los sectores, no se sale“, advirtió, para enfatizar: “¡Se viene la segunda ola y nosotros haciendo discursos chicaneros entre nosotros!”.

Interrumpió entonces la diputada Gabriela Cerruti (Frente de Todos), para pedir que se respeten los acuerdos parlamentarios, “porque si vamos a escuchar a alguien comparar la dictadura de Videla con un gobierno democrático de una provincia, y nos tenemos que callar la boca… la verdad es que estamos hablando de algo serio, profundo”. “Respetemos los acuerdos democráticos que se llevaron adelante en Labor Parlamentaria, todos tenemos ganas de hablar”, insistió.

Varios diputados recordaron la fecha

La primera oradora del homenaje había sido la diputada Camila Crescimbeni (Pro), quien resaltó que “en un año que va a estar nuevamente repleto de polarizaciones y grietas”, es importante recordar que “la memoria no es patrimonio de un partido político, la memoria es patrimonio de la Argentina”.

La macrista dijo que es parte de una generación en democracia, “pero que no por eso la damos por sentada, que no por eso dejamos de pelear día a día por nuestras instituciones, por nuestra libertad, por nuestra convivencia democrática, por nuestra capacidad de dialogar”.

“Todavía me cuesta entender qué nos pasó como sociedad para haber generado la atrocidad de desaparecidos, para haber cortado con la democracia, que en definitiva es la que nos hace crecer”, sostuvo y subrayó que hay que “comprometernos a recordar lo que nos pasó”, pero “no tenemos que recordarlo para generar más violencia entre nosotros”.

Sobre ello, Crescimbeni amplió: “El progreso de Argentina y nuestros ciudadanos está puesto en nosotros, para a partir de esa mirada colectiva, generar puentes de trabajo, generar consensos estructurales y salir adelante como pueblo”.

Luego fue el turno del bonaerense Fabio Quetglas (UCR), quien dijo sentirse conmovido con este homenaje, por ser “una fecha de altísimo contenido simbólico en nuestra historia violenta”. En ese sentido, consideró que “para resolver la violencia tenemos que saber cuál es el origen de la violencia” porque “no ha sido menor la vocación de imposición de un sector sobre otro, bajo cualquier argumento”.

El radical reivindicó que “la política debe servir” para “construir sociedades convivenciales”. “Cada vez que excluimos con el lenguaje, cada vez que hacemos señalamientos indebidos, que nos atribuimos el monopolio de alguna virtud, construimos un escenario de violencia”, reflexionó.

Por eso, el diputado valoró el “pluralismo” de la generación del ’83, que entendió que ese era “el único antídoto posible contra la violencia”. “El dolor persiste, porque las pérdidas son irrecuperables, porque el país ha quedado marcado por una historia trágica, porque en definitiva, es ese tipo de dolores que no se pueden superar ni con la política ni con la literatura y del cual solo nos queda aprender”, prosiguió.

Y agregó: “Yo espero, y lamentablemente los hechos demuestran lo contrario, que alguna vez los protagonistas de aquella orgía de sangre mostraran un gesto de arrepentimiento”. Y, finalmente, Quetglas pidió “memoria, verdad y justicia”.

A su turno, la chubutense Susana Landriscini (Frente de Todos) reclamó “justicia” y “el fin de la impunidad”, porque “es la única manera que un pueblo puede tener futuro, si no olvida el pasado y lo recupera en el presente”. “Por todas las vidas perdidas, por los bebés que buscamos, por la inédita tarea de las Madres y las Abuelas (de Plaza de Mayo)” debemos “refrescar cada día la memoria”, expresó.

La diputada también mencionó que junto a la dictadura se dio “la siniestra puesta en marcha de programas económicos de exclusión”, como el de José Alfredo Martínez de Hoz, “que pretendió seguir en curso en distintos momentos de la historia reciente”.

“El 66% de los desaparecidos fueron trabajadores que lucharon por mejores condiciones de trabajo y remuneración. Nunca más la persecución a la búsqueda de derechos, de vivienda, de salud, de trabajo, de remuneración digna y de educación”, enfatizó la oficialista.

En primera persona, el diputado Domingo Amaya (Pro) homenajeó a “un joven que tenía 23 años en 1976. Ese año oscuro, triste, impensado. El 15 de octubre de ese año secuestraron a este joven, estudiante de agronomía, pero lo secuestraron dentro del Ingenio Aguilares, la fábrica de azúcar donde trabajaba en el laboratorio. Ese joven que ayudaba a su madre viuda, con tres hijos, estudiaba y trabajaba. Su nombre es Ramón Américo Amaya, mi hermano”.

El tucumano destacó que ese joven era como los demás jóvenes “que pensaron en esa Argentina más justa, solidaria, equitativa, en esa Argentina que nos merecemos todos”. También relató que los militares ingresaron a su casa “llevándose todo lo que encontraban, destruyendo y golpeando a mi madre”.

“Este dolor no se va a ir nunca, pero le digo a los jóvenes, más que nada, que siempre al dolor hay que convertirlo en amor, porque con el amor se construye, no con el odio, el odio destruye día a día nuestra sociedad. Construyamos y rompamos esas grietas que no deben existir entre los argentinos, más allá de los lugares que militemos políticamente”, añadió.

También se manifestaron en este tramo los diputados Luis Contigiani (Frente Progresista Cívico y Social), Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista-FIT), José Luis Ramón (Unidad Federal para el Desarrollo), Nicolás Del Caño (PTS-FIT), Alcira Figueroa (Frente de Todos), María Rosa Martínez (Frente de Todos) y Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro).

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password