Máximo K: “A diferencia de Cristina, Alberto es una persona que dialoga”

“Ahora el diálogo es una debilidad”, observó el jefe del bloque FdT en referencia a cómo consideran a su juicio esa condición dialoguista los medios. Criticó además la demora de Macri en aplicar el cepo, que “le costó al país 20 mil millones de dólares, pero tuvo 8 diputados más”.

maximo kirchner sesion ganancias
Máximo Kirchner advirtió que "la segunda ola es inexorable". (Foto: HCDN)

Cerró el  debate sobre la reforma en Ganancias el jefe del bloque oficialista, Máximo Kirchner, quien arrancó con referencias al discurso que acababa de hacer el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, que le había reprochado al presidente Alberto Fernández falta de diálogo con la oposición, entre otros temas. También aludió al discurso de Luciano Laspina, que había dicho que no siempre se pueden cumplir las promesas de campaña y que “hubiese sido una locura eliminar el impuesto a las Ganancias”. “No sé si Mauricio Macri lo explica en el libro, todavía no lo pude leer. Lo voy a leer”, aclaró el jefe del bloque oficialista.

“Creo que a diferencia de lo que opinaba quien era el miembro informante (de Cambiemos cuando eran oficialismo), no fue locura, ni promesa de campaña: fue una decisión política que tenía que ver con mentir, y tener a los medios porteños como escudos y propaladores de mentiras”, apuntó Kirchner, que agregó que “cuando uno mira por qué esa mentira de campaña, ustedes recuerden el balotaje en el que triunfa Macri: se define por 678.774 votos; ¿cuántos trabajadores que se pueden haber ilusionado? Que creyeron en la palabra de Mauricio Macri, con todos los medios de comunicación aparte como patovicas infaltables siempre en estas cosas… ¿Qué número de trabajadores estaban alcanzados por esto? 1.119.149 trabajadores en ese momento, el doble de la diferencia que obtiene en el balotaje. Entonces, ese punto y medio de ventaja en el balotaje, después desata también una forma de gobierno”.

A continuación salió a contestarle al presidente del interbloque JxC respecto de la falta de diálogo de este Gobierno con ellos. “Creo que el trato que ha tenido el presidente con la oposición ha sido mejor que el que tuvo Macri, incluso con el partido radical… Ha sido más condescendiente el presidente, y al punto que (Macri) quiere afiliar a Perón a Juntos por el Cambio, pero no habla de Yrigoyen o Alem… E incluso, si le hablamos de quién es Karakachoff, piensa que es el 9 del Spartak de Moscú…”, ironizó.

PAE

Luego el jefe del bloque Frente de Todos hizo referencia a una promesa de campaña que el expresidente Macri “sí cumplió”: la de bajar retenciones. La baja de retenciones, dijo, implicaba 48  mil millones de pesos. “Es bueno reconocerlo, se sembró más trigo; el problema es que el pan costaba cada vez más caro. Porque exportaban todo”, señaló Máximo Kirchner, que agregó que además el Gobierno de Cambiemos extendió el plazo para liquidar las divisas a diez años, entonces “las grandes cerealeras podían liquidar en el exterior y se empieza a resentir el programa económico del Gobierno, porque no ingresan divisas y el Gobierno se ve obligado a buscar financiamiento afuera. Esto fue lo que pasó”.

“Es más, también la Argentina produjo más carne que nunca; por ejemplo el año pasado, y tuvo el consumo con más caída en décadas… Y el precio subió también”, reconoció el legislador del Frente de Todos, que admitió también que durante esta gestión “a la gente se le hace cada vez más difícil comer carne. Yo lo puedo decir para que seamos mejores”.

Máximo K tenía más que decir respecto del  papel del campo: señaló que en  2016 el trabajo en el sector agrario creció de 316 mil a 322 mil puestos solamente.

En otro pasaje precisó que desde el año 2015 a 2019, de 252 mil argentinos que necesitan la presencia del Estado por políticas sociales, se pasó a 506 mil, advirtiendo que quienes se quejan del crecimiento de los planes los duplicaron durante su gestión. “Entonces ya tenemos duplicación de planes sociales, más argentinos pagando Ganancias y aumento de la desocupación”, reprochó. Y agregó que también vino aparejado “el crecimiento de las personas que monotributan en la Argentina, en una suerte de precarización. Esto fue lo que pasó”.

Luego señaló que salvo con la excepción de un par de diputados o diputadas de la Ciudad de Buenos Aires, que “pueden hablar sin insultar, el resto (de la oposición) son una cadena de agravios para Twitter, para las redes sociales, solo para entusiasmarse con un par de likes”.

Más adelante advirtió que a todo esto, persiste la pandemia. Por eso apuntó que hace unos días le pidió al viceministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, saber cómo había fluctuado la inscripción de personas en la campaña de vacunación en la Provincia, desde su inicio hasta la publicación en la revista científica The Lancet, para ver cómo influyen los medios y las fuerzas políticas, adjudicándole él a la oposición una campaña en contra de la vacuna Sputnik V. “Hubo un montón de gente que tuvo miedo a anotarse, porque les creen”, señaló Máximo.

Precisó a continuación que entre el 25 de diciembre de 2020 y la publicación del artículo, el 2 de febrero de 2021, “cuando se cae la farsa del veneno, que hasta ese día muchos sostenían en forma constante, tratando de quebrar la esperanza de la gente”, se pasó de 36.800 anotados a 63 mil personas diarias. “¿Se entiende lo que son los medios de comunicación, y a veces los límites de dónde llevamos las peleas?”, enfatizó, para agregar que “lo que uno ve es que este tipo de cosas son las que debemos aunar y  tratar de esforzarnos, porque estamos ante lo que parece una inexorable segunda ola”.

“Si las palabras de quien me antecedió -dijo en referencia a Mario Negri- tienen buena carga, vibra, acá estoy, ahí está el Gobierno, ahí está el presidente. Alberto (Fernández) a diferencia de Cristina, es una persona que dialoga… Miren cómo paga el diálogo en los medios… Ahora el diálogo es una debilidad”. Y con ironía, agregó que su madre, la vicepresidenta, tiene “otros modos, una forma de expresarse diferente”, mientras que Alberto Fernández es “un presidente que busca dialogar, que los ha convocado siempre, a diferencia de lo que nos sucedió a nosotros”.

Señaló en ese sentido que cuando Mauricio Macri llamó al diálogo, no convocó “a quien sacó el 38% en la Provincia; al contrario, la persigue y busca suprimirla, porque querían construir una oposición en una sastrería… Y las opciones políticas las construye la gente”.

Volvió a hablar de Mauricio Macri al remontarse al 12 de agosto de 2019, tras la derrota de ese Gobierno en las PASO, que definió como “el día del berrinche”, señaló que entonces había 63 mil millones de dólares de reservas. “¿Qué hace este presidente tan criticado por Negri? En vez de hacer como suelen hacer los boxeadores cuando su rival está groggy, se queda parado para que no se caiga, para sostener la institucionalidad. Es el día que dice ‘el dólar debe valer 60 pesos’. Alberto dijo ese día ‘el presidente está en control’. ¿Qué hace Macri? Recién pone el tope el 28 de octubre y deja que puedan comprar hasta 10 mil pesos. ¿Y cómo termina el 28 de octubre? Argentina queda con 43 mil millones de dólares”.

“¿Qué pasa entre elección y elección? Sube muchísimo Cambiemos y perdemos 20 mil millones, porque no toman las medidas que tienen que tomar, pero tienen 8 diputados más, y ganó (Néstor) Grindetti en Lanús”, disparó Kirchner, y agregó: “Ahora nos vienen a explicar qué tenemos que hacer con el Fondo Monetario”.

Máximo Kirchner concluyó reiterando que la segunda ola “es inexorable y va a ser más complejo”, que el presidente en particular y el oficialismo en general “siempre están dispuestos al diálogo, a pesar de los agravios y cómo nos agitan”; aclaró que no le molestan las estrategias legislativas, que las cuestiones de privilegio son un juego, como dar quórum. Y afirmó que “tenemos la buena voluntad de entender que los desafíos que tiene el pueblo son bastante complejos, y Argentina necesita lo mejor”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password