La inflación podría superar el 50% anual y desde el Gobierno “no hay plan de ataque”

En el primer trimestre ya fue del 10%, por lo que el cumplimiento de una meta anual del 29% se ve lejano.

Ponen en duda la inflación presupuestada por Guzmán para este año.

La meta anual de una inflación del 29% para este 2021 es difícil de vislumbrar luego de que en el primer trimestre haya superado el 10%. Sin un plan antiinflacionario, el alza de precios podría volver a exceder el 50% anual, como ocurrió en 2019.

“Si el Gobierno lograra reducir el alza de precios mensual al 3% de aquí a fin de año, la inflación anual se ubicaría en el 45%”, aseguró Víctor Beker, el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano.  “De hecho, el relevamiento de expectativas que realiza el Banco Central entre los analistas del mercado proyecta que la inflación minorista para diciembre de 2021 se ubicará en 48,1%”, agregó. Ese porcentaje representa casi el doble de la meta anual del ministro de Economía Martín Guzmán. 

“Ése parece un pronóstico más realista que el anunciado en el presupuesto nacional para este año, habida cuenta de la necesidad de realinear los precios relativos, particularmente los de los combustibles y las tarifas de los servicios públicos”, señaló el economista. En lo que va del año, ya son seis los aumentos de nafta.

PAE

Quizás te interese leer Diputada del Pro: “El aumento de la nafta es la madre de todos los aumentos”

Beker argumentó que “dada la inexistencia de un plan de ataque a la inflación, los distintos factores que la alimentan seguirán operando a lo largo del año. A la realineación de precios relativos se agrega el aumento del precio internacional de las commodities, que la autoridad económica pretende neutralizar mediante el atraso cambiario, con el daño a la competitividad internacional que ello puede ocasionar”.

Otra cuestión es la relacionada con la vacunación. El Presupuesto 2021 se creó bajo la estimación de que una gran parte de la población estaría vacunada, “y, por ende, sin necesidad de una nueva cuarentena que obligue a reinstaurar el IFE y el ATP o medidas equivalentes”, aseguró el director del CENE. Si la vacunación continúa con su ritmo parsimonioso, se acerca el eventual incumplimiento de la meta de déficit fiscal que fue calculada. 

“Un mayor déficit obligaría a una mayor emisión monetaria que, por ahora, se ha logrado mantener, medida por la base monetaria, en un nivel interanual del 31%. Sin embargo, los pagos que debe llevar a cabo mensualmente el Banco Central en concepto de intereses por las Leliqs y pases pasivos ya de por sí presionan al alza dicho guarismo. En efecto, el total de Leliqs y pases pasivos ya supera largamente los 3 billones de pesos, es decir que son mayores que la propia base monetaria. Ello requiere unos 80.000 millones mensuales por pago de intereses”, aseguró el experto. 

“En resumen, ya no se trata de saber si la inflación anual alcanzará al 29% propuesto por la autoridad económica, sino si se podrá evitar que vuelva a un nivel cercano al 53,8% registrado en 2019”, concluyó Beker.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password