Advierten acerca de la muerte de un trabajador por asbesto en el subte

Los legisladores del Frente de Todos presentaron en la Legislatura porteña un proyecto de declaración a través del cual prevén expresar su preocupación por lo ocurrido y exigirle al Gobierno local que se garantice la salubridad de trabajadores y usuarios.

La diputada María Bielli (FdT) junto al resto del bloque FdT presentó en la Legislatura de la Ciudad un proyecto de declaración a través del cual buscarán manifestar su preocupación acerca del fallecimiento de Jorge Pacci, un trabajador de la red de subterráneos, a causa de un cáncer derivado de la presencia de asbesto en vagones.

A través del texto presentado, los opositores prevén expresar “su preocupación por la situación de riesgo a la que se encuentran expuestos los y las trabajadores del SUBTE de la Ciudad a causa de la presencia de asbesto en los vagones y otros espacios de trabajo del subterráneo, hecho que el pasado 21 de marzo se cobró la vida del trabajador Jorge Pacci como consecuencia de un cáncer derivado del contacto con dicha sustancia”.

Al mismo tiempo que le exigirán “al Poder Ejecutivo arbitrar las medidas necesarias para garantizar la salubridad de los trabajadores y trabajadoras y de los usuarios y usuarias de los subterráneos de la Ciudad de Buenos Aires”.

PAE

En los fundamentos de la iniciativa, los legisladores precisaron que la familia del trabajador fallecido denunció que “su muerte se debe a un cáncer producido por la exposición a asbesto, un material contaminante que se encontró en vagones, materiales y espacios del subte” y recordaron que “hace varios años que desde el sindicato de trabajadores del SUBTE  -Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP, conocida como Metrodelegados)- se viene denunciando la situación de varios trabajadores y trabajadoras afectadas por la exposición al asbesto”.

“El asbesto o amianto es un material invisible, silencioso y no tiene olor, pero cuando sus fibras se esparcen en el aire provoca enfermedades fatales, entre ellas cáncer. Su fabricación y uso fue prohibido por el Ministerio de Salud de Nación en 2003”, indicaron y advirtieron que “las convenciones internacionales marcan sobre el asbesto una relación muy clara entre exposición y desarrollo de enfermedad: mientras más exposición hay más posibilidades de desarrollar enfermedad. Especialistas de la salud afirman que si bien el período asintomático puede ser prolongado, el daño pulmonar comienza junto con la exposición”.

Sobre esa misma línea destacaron que “los vagones con asbesto fueron producto de una compra de trenes en 2011 por parte del Gobierno de la Ciudad -bajo la gestión de Mauricio Macri-, situación reconocida por la empresa concesionaria” y concluyeron señalando que “a mediados de 2018 desde Metrodelegados se inició una denuncia a la empresa para que investigue si en las formaciones que se habían comprado estaba presente el asbesto. Recién en diciembre de ese año Sbase reconoció la presencia de asbesto en los coches CAF 5000 que había retirado de circulación, y Metrovías confirmó que hay trabajadores de los talleres afectados por la exposición a esa sustancia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password