Diputados aprueban “ambiciosas” moratorias impositivas

La Cámara de Diputados, presidida por Federico Otermín, aprobó por unanimidad el proyecto de ley que establece dos moratorias impositivas.

El gobernador Axel Kicillof dio un paso firme en la Cámara baja bonaerense al ser aprobada la “ambiciosa” moratoria impositiva que reclamaba.

El proyecto de ley aprobado forma parte del denominado Programa de Recuperación Productiva impulsado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, que incluye a la par de los beneficios fiscales, líneas crediticias y otras medidas tendientes a fomentar la producción, reactivar la economía y generar nuevas fuentes de trabajo.

Específicamente los diputados abalaron un proyecto de ley que incluye “dos moratorias” que posibilitarán, tanto a contribuyentes afectados por la pandemia como a empresas que actúan como agentes de recaudación, regularizar deudas impositivas con quitas que pueden llegar al 100% de las multas e intereses”.

PAE

La iniciativa que reclama el Ejecutivo ahora deberá ser considerada por los senadores para proseguir con el trámite parlamentario.

En cuanto a las moratorias, la primera apunta a contribuyentes afectados por la pandemia y comprenderá deudas prejudiciales de impuestos patrimoniales vencidas durante 2020. Es decir que abarcará al Inmobiliario (incluyendo todas las plantas, tanto en su componente básico como complementario), Automotores y Embarcaciones Deportivas.

Con este programa, más de 3 millones de contribuyentes podrán ponerse al día con ARBA. La financiación incluirá como principal beneficio la condonación de multas, intereses y recargos, que estará segmentada en función de la capacidad de pago.

De esta forma, recibirán mayores beneficios quienes fueron más afectados; micro y pequeñas empresas, cooperativas, personas de bajo patrimonio y quienes realizan actividades en rubros particularmente perjudicados por la pandemia.

La segunda moratoria se enfocará en los agentes de recaudación. Abarcará deudas provenientes de retenciones y percepciones no efectuadas con relación a Ingresos Brutos y Sellos, así como también aquellas efectuadas y no ingresadas o ingresadas fuera de término, vencidas o devengadas al 31 de diciembre de 2020, tanto en instancia judicial como prejudicial.

Estos planes incluirán la condonación de multas, intereses y recargos, que estará segmentada según el tamaño del contribuyente, de manera que los mayores beneficios se destinarán a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Las dos moratorias se complementarán con la posibilidad de rehabilitar regímenes de regularización caducos. Esta situación comprenderá a contribuyentes con planes caídos provenientes de los Impuestos Inmobiliario –en sus componentes básico y complementario-, Automotores, Embarcaciones Deportivas, Ingresos Brutos y Sellos que dejaron de abonarse durante la pandemia, en el año 2020.

También se podrán regularizar los regímenes de deudas de los agentes de recaudación provenientes de retenciones y percepciones no efectuadas con relación a los impuestos sobre los Ingresos Brutos y de Sellos. Estas rehabilitaciones serán posibles cuando la caducidad de los planes hubiese operado durante el año 2020.

Cuando expuso ante los legisladores el titular de ARBA Cristian Girard señaló que “son medidas extraordinarias, en un contexto de crisis potenciado por la pandemia”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password