Ni Salud, ni Trabajo, ni Educación

Por Gabriela Besana. La diputada de JxC denuncia la “falta de criterio” y de “planificación”de la decisión de AF de suspender las clases presenciales.

El mismo día que el presidente Alberto Fernández anuncia la imposición de la suspensión de clases presenciales, sus ministros de educación y salud sostienen que “hay que priorizar la escuela” y que “el aula no es la principal fuente de contagio”.

No puedo decir que me sorprende el autoritarismo K porque nos tienen acostumbrados, sin embargo no debemos pasar por alto la falta de criterio, respeto y planificación de una decisión que no colabora con la disminución de contagios – porque está comprobado que las aulas no son el principal problema, por eso en todos los países serios del mundo las clases presenciales han sido lo último en suspenderse – sino que, por el contrario, suma un problema: perjudicar la salud mental de los chicos al tiempo que se les roba el derecho a recibir una educación de calidad.

La suspensión de las clases presenciales pasando por encima de la opinión de los expertos, de la experiencia internacional, de los gobernantes locales y de su propio gabinete de ministros da cuenta de la inconsistencia de la decisión y la total falta de planificación a la que el gobierno nos viene exponiendo a lo largo de esta lamentable pandemia que ya se llevó la vida de más de 58.500 argentinos.

Es destacable, también – como parte del desmanejo e incoherencia del gobierno – que Axel Kicillof salga automáticamente a apoyar una decisión inconsulta del presidente que pasa por encima de los derechos y libertades de los bonaerenses.

Queda claro, nuevamente, que la salud, educación y el trabajo no son la prioridad de este gobierno.

En un solo discurso el presidente mostró su autoritarismo, amenazó con el uso de las fuerzas de seguridad para reprimir, dejó a los niños sin clases, profundizó la crisis de los comerciantes (especialmente los gastronómicos que han sido de los más golpeados este último año) y atacó a los trabajadores de la salud hablando de “relajación” de quienes no sólo no se relajan sino que, en las condiciones más injustas posibles, le siguen poniendo el cuerpo a esta crisis exponiendo su propia salud y la de sus familias.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password