“Quienes empeoraron los índices educativos, hoy en pandemia parecen tener una receta”

Con esa frase irónica, el jefe del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, criticó la “sensibilidad oportunista” de Juntos por el Cambio por la suspensión de las clases presenciales. “Nunca Argentina fue tan mal administrada como la administró Macri”, cargó.

maximo kirchner sesion ganancias

El jefe del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, apuntó contra la oposición al sostener que “quienes empeoraron todos los índices de la Argentina, todos los índices económicos, sociales y educativos, sin que hubiera ningún tipo de pandemia, hoy en pandemia parecen tener una receta para mejorarlos que hasta aquí desconocemos”.

El oficialista criticó la “sensibilidad oportunista” de Juntos por el Cambio por la suspensión de las clases presenciales y señaló que “el neoliberalismo cuando habla de presencialidad se olvida de las condiciones en que se enseña y de cómo muchos chicos llegan a las escuelas”. Asimismo, pidió “un grado de madurez un poco más alto”.

“Nunca Argentina fue tan mal administrada como la administró Macri”, lanzó el hijo de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante una extensa entrevista que brindó en el programa de Norberto Navarro, por radio El Destape, mientras en la Olivos transcurría la reunión entre el presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Para el legislador, “vamos a salir adelante, vamos a seguir vacunando. Esto va a ceder y nuestros pibes y pibas no solo van a volver a las clases presenciales, sino que vamos a hacer todo lo posible para que cuando lo hagan sea bien alimentados, algo que no le importó al macrismo”.

En defensa de las nuevas medidas dispuestas por el presidente hasta el próximo 30 de abril, Máximo consideró que “es correcto”, porque “solo basta con mirar los números y cómo se ha incrementado la cantidad de contagios, y cómo empezamos a ver aparejado el incremento de los fallecimientos”.

“El Gobierno está haciendo un esfuerzo muy grande, ha avanzado en un proceso de vacunación inédito en los últimos 100 años, y lo está haciendo con un esfuerzo terrible, en un país cuyas cuentas quedaron muy deterioradas después del paso por la administración del expresidente Macri”, expresó.

El presidente de la bancada oficialista en la Cámara baja dijo que “más allá de si las medidas pueden ser simpáticas o no, son necesarias para tratar, por ejemplo, de que nuestros médicos y enfermeros puedan hacer su trabajo de la mejor manera”. “Es una situación muy compleja como para tomarla como lo hace la oposición, que hace conferencias de prensa armadas por alguna consultora”, cuestionó.

Desde su experiencia personal, reveló que a su hijo, Néstor Iván, participar de una clase virtual de segundo grado, y reconoció que “es muy complejo”. “Más allá del esfuerzo de los docentes y de las familias, es obvio que se ve resentido el proceso de aprendizaje en una etapa tan importante”, admitió.

Pero resaltó que estos días de suspensión de clases presenciales “deben servir prioritariamente para bajar los contagios, porque no se trata solo de la escuela sino de salir de la casa, de todo el proceso hasta que se llega al establecimiento educativo”.

“He visto a los demás padres y madres tener que lidiar con la tecnología. En muchos lugares del país no hay la calidad de Internet que se concentra en la Ciudad de Buenos Aires. Los chicos obviamente lo sienten y mucho”, reflexionó.

En respuesta a las protestas de la oposición, el diputado por la provincia de Buenos Aires observó que “la actitud que están teniendo tiene mucho que ver con la complejidad política de Juntos por el Cambio o Cambiemos; no sé bien la razón social que tienen ahora, y que hoy Macri termina conduciéndolos y eso complejiza mucho las cosas”.

El líder de La Cámpora acusó al expresidente de pensar “como no puedo, como no gané, esta situación tan extrema la voy a repudrir. Voy a llevar al límite a todos los argentinos y argentinas para ver si tengo alguna suerte electoral”.

En referencia a la Ciudad de Buenos Aires, que calificó como “el distrito más rico del país”, señaló que “viven una realidad que forma una dirigencia política que no comprende la realidad del país”.

“Alberto Fernández no ha discriminado a la Ciudad de Buenos Aires, ha ayudado a Jujuy. Los distritos que son gobernados por la oposición no han sido destratados en ningún momento, cuestión muy distinta a cuando gobernaba Macri”, continuó y agregó: “Yo creo que algún día se escribirá el libro del presidente que no debió ser, porque el daño que hizo a la economía argentina fue inmenso, la ineficiencia en la administración del Estado…nunca Argentina fue tan mal administrada como la administró Macri. Objetivamente los números son paupérrimos, pésimos y nunca vistos en la historia”.

En otro tramo, recordó la eliminación de Fútbol para Todos con la promesa de construir 3 mil jardines. “No hubo ni fútbol, ni jardines. Que importante hubiera sido que, aunque sea el 20% de esos jardines se hubieran construido en este contexto de pandemia. No los hicieron, ni siquiera con la plata del FMI”, manifestó.

En relación al FMI y las negociaciones por la deuda contraída en la gestión anterior, Máximo insistió en la necesidad de acuerdos responsables. “Estamos planteando que los argentinos y argentinas necesitan tiempo, no el Gobierno, porque un gobierno dura cuatro años, y esta negociación excede a este gobierno”.

“Hay que ser responsables, no solo con lo que se dice que se puede hacer y cumplir puertas afuera, sino y ante todo puertas adentro con los argentinos y argentinas para salir adelante”, completó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password