Fake news: “Existen porque hay un montón de intereses en juego”

Así lo expuso la presidenta de la Agencia Télam y de la plataforma CONFIAR, Bernarda Llorente, en una reunión de la Comisión de Medios del Senado sobre libertad de expresión y desinformación.

Foto: Comunicación Senado.

La Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado se reunió de forma virtual este miércoles bajo la consigna “Libertad de expresión y desinformación. Herramientas y acciones frente a las fake news que atentan contra la salud pública”, a partir de la cual expusieron expertos sobre el tema. Bernarda Llorente de la agencia Télam declaró que las fake news “existen porque hay un montón de intereses en juego”, ya sean políticos, económicos o de rating.

El presidente de la comisión, el senador Alfredo Luenzo (Frente de Todos-Chubut), inició el encuentro con la afirmación de que “estamos luchando contra  los trolls y los teóricos de la conspiración, que impulsan la desinformación y socavan la respuesta del brote” y “es una situación que hoy nos afecta a diario”.

El legislador del oficialismo citó a la UNESCO para definir el concepto de fake news como “toda aquella información fabricada y publicada deliberadamente para engañar e inducir a terceros a creer falsedades o poner en duda hechos verificables”.

La primera expositora fue la presidenta de la Agencia Télam y de la plataforma CONFIAR, Bernarda Llorente. Señaló que “uno no puede mentir si no conoce la verdad”, y explicó que entonces las fake news “existen porque hay un montón de intereses en juego, hay intereses políticos, hay intereses económicos y también por supuesto hay intereses hasta de rating”.

Bernarda Llorente, titular de la agencia Télam (Foto: Comunicación Senado)

Llorente instaló además el término de la OMS “infodemia”, que explicó como “una pandemia informativa” que acompaña a la pandemia del virus. Advirtió que “lo que se puso en juego a partir de noticias falsas fue la salud, la salud física y mental” y ejemplificó con el caso de las vacunas. “Parte de la circulación de información falsa con respecto a las vacunas tiene que ver con intereses concretos en términos económicos”, sentenció.

Natalia Aruguete, investigadora del Conicet y autora junto a Ernesto Calvo del libro “Fake news, trolls y otros encantos”, ejemplificó su teoría a partir de las noticias sobre la presencialidad o no presencialidad en la escuela como diálogo polarizado. Concluyó que “las fake news y las violencias en redes sociales son una de las formas específicas de las campañas negativas en donde se está jugando es la fuertísima polarización en el discurso político”. 

Laura Zommer, directora de chequeado.com, se enfocó en el fact checking, es decir “verificación de hechos” que se centra en identificar las noticias falsas en los medios de comunicación. Expuso que “el fact checking funciona. La gente no necesariamente cambia de opinión o de idea cuando ve la publicación de una verificación que desmiente un contenido que circula pero sí cambia, y esto aplica tanto para oficialismo como oposición, aún en el contexto de polarización del que sí hablamos, sí cambia su comportamiento. O sea, comparte menos aquello que fue señalado como falso”.

Laura Zommer, directora de chequeado.com. (Foto: Comunicación Senado)

“A los sospechosos de siempre, que incluyen a los medios de comunicación, políticos oficialistas y opositores y los desinformadores, se suman los que no siempre dan la cara y usan las redes para aumentar las operaciones de desinformación o generan nuevas campañas”, disparó la directora de chequeado.com.

En consonancia, Ramiro Álvarez Ugarte del Centro de Estudios en Libertad de Expresión también habló de las campañas de desinformación. “Es difícil de identificar”, admitió, y agregó que “más en contextos electorales”. “Lo mismo ocurrió en la pandemia. Está el ejemplo típico de tomar cloro para curarse del coronavirus. Ese es un tipo de ejemplo de desinformación con un riesgo para la salud, pero después hay otro tipo de desinformación por ejemplo sobre modalidades de contagio”, expuso.

El presidente de la comisión cerró las exposiciones: “Creo que aprendiendo de esta manera e intercambiando opiniones es la única forma que tenemos de defendernos de las informaciones maliciosas, en el marco de la salud pública y en el marco también de la propia democracia”.

El jefe del bloque oficialista en la Cámara alta, el senador José Mayans (Frente de Todos-Formosa) aprovechó la ocasión para mencionar el caso de Aníbal Fernández y su falsa difusión como culpable del triple crimen de General Rodríguez. “No sé de qué forma tendrían que pedirle disculpas a Aníbal por la falsa información y por la destrucción que le hicieron a su persona, porque en definitiva le hicieron un daño irreparable”. 

Por su lado, la senadora María Eugenia Duré (Frente de Todos-Tierra del Fuego) no dejó pasar el espacio para expresar su rechazo al comentario de la presidenta del Pro, Patricia Bullrich, sobre la entrega de las Islas Malvinas a cambio de la vacuna Pfizer. “Repudio plenamente los dichos de Patricia Bullrich pero también hago el llamado de atención a esos periodistas que estaban en esa mesa -por no haber respondido-”, declaró la legisladora fueguina.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password