Flanqueado por los jefes de ambas cámaras, Fernández cargó nuevamente contra la oposición

En el marco del lanzamiento del Programa Reconstruir para finalizar 55 mil viviendas, el presidente de la Nación dio un discurso cargado de golpes a la oposición.

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles el lanzamiento del Programa Reconstruir en el municipio bonaerense de Ensenada, destinado a finalizar la construcción de 55 mil viviendas que quedaron abandonadas en 2016 con una inversión de 110.000 millones de pesos. El mandatario aprovechó la ocasión para arremeter contra la oposición: “Queremos poner de pie a la Argentina, después de un tiempo en el que la derrumbaron”.

El jefe de Estado señaló que “es evidente que muchos quisieran acá construir un barrio privado, casas de otro tipo y seguir postergando a los que necesitan estas casas. Y está claro que los factores de poder existen y no nos quisieron acompañar nunca. Siempre nos han cuestionado por las mejores cosas”.

Fernández estuvo acompañado por la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, entre otras autoridades.

“Nos llenaron el país de miseria, nos llenaron el país de debilidad. Debilitaron cada una de las estructuras del Estado porque ellos estaban convencidos de que no era el Estado el que debía venir a socorrer a los que no tenían casa y creían que esto lo iba a hacer el mercado, ¡qué mercado ni mercado! El mercado va donde se gana plata, no donde la gente lo necesita y el Estado está donde hay una necesidad porque ya sabemos los peronistas que donde hay una necesidad hay un derecho y por lo tanto debemos cubrir ese derecho”, enfatizó el Presidente.

Para ellos esto es populismo, para nosotros es dignidad. Para ellos es un abuso de gastos del Estado, para nosotros es una inversión que da mejores condiciones de vida para los argentinos”, disparó, y agregó que “55 mil casas como estas quedaron construidas así y dejaron de construirse en el año 2016”.

En ese sentido remarcó que “el odio fue tan enorme que prefirieron dejar a los argentinos sin casa antes de que los argentinos recuerden que hubo una Presidenta que se ocupó de ellos, de los que el mercado jamás se ocupa”.

Por su parte, el gobernador Kicillof subrayó que “son 55 mil viviendas han quedado así, sin terminar, a medio hacer, con lo difícil que es conseguir la tierra, conseguir el financiamiento, así las han dejado”.

Agregó: “55 mil viviendas, número muy parecido al crédito que le pidieron al Fondo Monetario Internacional. Miren qué casualidad. Nos dejaron 55 mil viviendas sin terminar y pidieron 55 mil millones de dólares para endeudarnos para siempre. Y la deuda sí que nos la dejaron”.

La iniciativa lanzada este miércoles, que se desarrolla en el marco del programa Casa Propia, Construir Futuro, está orientada a concluir las obras paralizadas y que formaban parte de diferentes planes o programas de viviendas con aportes del Estado Nacional. Se financiará a través de la Ley 27.613 de Incentivo a la Construcción Federal Argentina y Acceso a la Vivienda, aprobada por ambas cámaras en el Congreso Nacional en febrero pasado.

La idea de la reactivación de estas obras es movilizar la economía a partir de los mercados locales de materiales e insumos para la construcción, promover la incorporación de mano de obra y la reinserción social y laboral y contribuir al desarrollo de soluciones habitacionales que mejoren las condiciones de hábitat, vivienda, infraestructura básica y equipamiento comunitario en todo el país.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password