Diputados aprobó el proyecto de Ley que autoriza a Kicillof a comprar vacunas

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley enviado por el gobernador Kicillof, que lo faculta para la compra de vacunas contra el coronavirus,

Juntos por el Cambio logró incluir modificaciones al texto para garantizar un proceso “transparente” para la adquisición de inoculantes.

Según la normativa, que trataría el próximo martes el Senado, donde se descarta su sanción, a través de los Ministerios de Salud y Jefatura de Gabinete de Ministros, durante la vigencia de la emergencia sanitaria, el gobierno podrá adoptar una serie de medidas de excepción entre la que se encuentra la de comprar vacunas contra el coronavirus.

Desde el oficialismo celebraron el tratamiento positivo de la iniciativa, el titular de la Cámara baja, el diputado Federico Otermin dijo que adquirir vacunas contra el coronavirus “nos permitirá seguir avanzando con el operativo de vacunación más importante de nuestra historia”.  

Desde el massismo, fue el diputado Rubén Eslaiman el que resalto el “rápido accionar del gobernador” y consideró que “los esfuerzos orientados a lograr la autogestión en materia de vacunación contra el covid darán sus frutos y, a corto plazo”.

La propuesta oficial específicamente autoriza a “iniciar negociaciones y celebrar los contratos -incluso en moneda extranjera- previo informe fundado de la autoridad sanitaria provincial, necesarios para la adquisición de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra el covid-19, pudiéndose omitir la exigencia de garantías, fianzas y/o cauciones”, conforme el procedimiento previsto por la legislación vigente.

También se posibilita al Poder Ejecutivo “disponer que, en el ejercicio de las funciones encomendadas, con el objeto de efectuar la adquisición de las vacunas, podrán incluirse en los contratos respectivos cláusulas o acuerdos de confidencialidad y prescripciones que establezcan condiciones de indemnidad patrimonial respecto de indemnizaciones y otras reclamaciones pecuniarias relacionadas con y en favor de quienes participen de la investigación, desarrollo, fabricación, provisión y suministro de las vacunas, con excepción de aquellas originadas en maniobras fraudulentas, conductas maliciosas o negligencia por parte de los sujetos aludidos”.

En la negociación con las distintas fuerzas opositoras, el oficialismo concedió en tres cuestiones que el presidente de la bancada de JxC Maximiliano Abad sintetizó en tres ejes: “transparencia, confidencialidad e información y seguimiento”.  

En materia de transparencia, Abad detalló que las modificaciones “permiten la Intervención de los organismos de control, en todas las etapas del proceso”.

Es decir, que los organismos de control no sólo van a tener capacidad de fiscalización en la previa de la firma, como preveía el proyecto original del oficialismo, sino durante toda la ejecución y el cumplimiento del contrato. Los organismos de control serán: Asesoría General de Gobierno, Contaduría General de la Gobernación y Fiscalía de Estado.

Por otro lado, la cláusula de confidencialidad, que en rigor es exigida por los laboratorios, se extiende del Poder Ejecutivo a la Comisión Bicameral de seguimiento de la Pandemia que funciona en la provincia.

Esta Comisión podrá votar y exigir al Ejecutivo que abra las cláusulas de confidencialidad en caso de necesitarlo, haciéndose la comisión, responsable de cualquier filtración posterior.

Por último, los diputados de JxC propusieron y el FdT incorporó al proyecto la exigencia de que, cada 60 días, el Ejecutivo deba informar ante la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Pandemia:  cuántas vacunas adquirió, cuántas vacunas recibió y cómo fueron distribuidas esas vacunas.

Este último punto, según deslizaron los legisladores tuvo el acompañamiento de los intendentes, de todos los espacios políticos, que están interesados en conocer cómo se distribuyen las vacunas entre los distintos distritos y cuáles son los criterios que se esgrimen.

Debate

“Queremos celeridad y transparencia, desconfiamos de esta gestión porque desconfiaron de los intendentes cuando ofrecieron vacunar y decidieron politizar la campaña de vacunación”, abrió la discusión en el recinto la diputada radical Alejandra Lordén.

En este sentido, la legisladora radical enfatizó que “pedimos responsabilidad y la celeridad a la hora de conocer como son estas negociaciones, los plazos, cómo va a ser la distribución, porque no es información para nosotros sino para todos los bonaerenses”.

En respuesta, la diputada de Partido Fe, Natalia Sánchez Jauregui, criticó que “en nombre de la pandemia y del coronavirus, se sigue militando la grieta y los únicos que pierden son los ciudadanos que van con miedo a vacunarse, porque se militó en contra de la vacuna”.

“En este proyecto se garantiza la transparencia a través del funcionamiento de varios organismos y estableciéndose la obligación cada 60 días de que la Comisión Bicameral todas las transacciones que se estén ejecutando. La comisión también puede pedir informes sobre las cláusulas de confiabilidad”, remarcó la diputada del Frente de Todos, María Laura Ramírez.

Por último, Ramírez ponderó que “este proyecto es un verdadero acto republicano”. “Quiero invitar a la oposición a dejar de mentir y engañar a la población, esta ley invita al Gobernador a salvar vidas, dejemos de lado las chicanas y la campaña política”, apuntó.

A su turno, el diputado del Frente de Izquierda, Claudio Dellecarbonara, analizó que “nuestro país cuenta con todos los recursos para avanzar en la producción nacional de vacunas para no depender de los laboratorios que están amasando fortunas y son los grandes ganadores de la pandemia”.

“Es una ley escandalosa por donde se lo mire, porque tiene una clausula cipaya de que los problemas se resuelvan de acuerdo a la legislación internacional, el proyecto habilita condiciones de indemnizaciones a los grandes laboratorios, los exime de los derechos de importación, es un negocio redondo para los que lucran con la vida de millones”, sentenció el legislador. 

Por último, el diputado del bloque 17 de Noviembre, Mario Giacobbe, reconoció que “quizás fue un error del Presidente que diga que todos íbamos a estar vacunados en enero, pero todos sabíamos que esto iba a pasar”.

“Los países grandes fabrican las vacunas y se las quedan y nosotros se las tenemos que ir a comprar. Se manejó la pandemia como se pudo con aciertos y errores, muchas veces conductas del propio Gobierno dan lugar a críticas, pero el saldo de la campaña de vacunación es positivo”, cerró.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password